Pirámide de Keops. Descripción de la construcción del Eje Norte-Sur
Por Jacinto de la Riva Gómez
20 julio, 2021
Modificación: 21 julio, 2021
Visitas: 1.312

Para completar nuestro análisis describimos como se pudieron ejecutar los elementos internos de la construcción. Puede que las mayores dificultades en la construcción de la pirámide no estuvieran en la ejecución de la Cámara del Rey y sus techos, sino en la de los elementos contenidos en el plano paralelo al eje de la misma, que denominaremos aquí, Eje Norte-Sur.

Para el análisis de la construcción de estos elementos hay una dificultad añadida. Se trata del desconocimiento de la estructura real de alguno de ellos. No queda más remedio que extrapolar los datos que se observan al exterior o en la distribución de juntas que se pueden observar en el interior.

Así, podemos suponer que los dinteles que forman la Galería Descendente, son del mismo tamaño y tipo que el que se observa en la entrada a dicho corredor al pie de la portada. Para la compleja distribución de bloques del Corredor Ascendente, utilizamos la precisa definición que da Maragioglio y Rinaldi, con la extrapolación de considerar que, en el espacio ocupado por los bloques de sellado, también los bloques que conforman la galería son verticales.

Las piezas de los muros del  Pasaje Horizontal y de la Cámara de la Reina están claras, no así los dinteles del Pasaje que podemos suponer que podrán ser como los del techo de la Galería Descendente. Las vigas en tejadillo que forman la Cámara de la Reina fueron exploradas y se conocen sus dimensiones con bastante aproximación.

La Gran Galería está formada por bloques de tamaño más conocido y es necesario considerar que la solución al cierre de la Gran Galería está formada por bloques similares a los dinteles de la Galería Descendente.

Con nuestro trabajo hemos intentado explorar los motivos, que, desde el punto de vista constructivo,  llevaron a diseñar los elementos internos de la Pirámide de Keops y hemos desarrollado, teniendo en cuenta los probables conocimientos técnicos que tenían, un ensayo de un posible desarrollo de la construcción.

Si hemos conseguido atraer la atención del lector nos sentiríamos felices. Si, además, nuestra contribución pudiera llegar a ser útil en el estudio de su construcción, nos sentiríamos extraordinariamente recompensados.

En artículos anteriores que ya hemos visto: 

La pirámide de Keops. Una contribución al análisis de su construcción 

Pirámide de Keops. Descripción de la construcción de la cámara del rey 

Pirámide de Keops. Descripción de la construcción del cuerpo de la obra 

 

Quiero expresar mi máximo agradecimiento a Amigos de la Egiptología por  la publicación de estos cuatro artículos.

 

Índice

La construcción subterránea
La galería descendente
La portada
La galería ascendente
“El pozo central de contrapesos”
La cámara de la reina
El pasaje horizontal
La gran galería
Construcción del eje norte-sur
Construcción de la Gran Galería
Bibliografía

 

 

La construcción subterránea 

La cámara subterránea y la galería descendente pertenecen a la obra, pero no se hicieron para ayudar en la construcción del edificio de la Gran Pirámide, sino para otra función más o menos desconocida. En sí, se trata de una parte de la que podemos analizar sus aspectos constructivos propios pero que no tienen influencia en la ejecución del resto de la superestructura.

La cámara tiene unas dimensiones en planta aproximadas de 14.10 x 8.15 m. El valor de la altura media es difícil de estimar ya que se encuentra inacabada, pero podemos fijar en no menos de 3.00 m. a los efectos de calcular el volumen de piedra extraído, que alcanza unos 345.00 m3.

La galería descendente, que tiene una longitud en roca de aproximadamente 85.00 m., con una sección de 0.90 x 1.00, tiene un volumen de 76.50 m3 a los que podemos añadir unos 10.00 m3 de la galería de exploración sur que hacen un total de 86.50 m3 en galerías. Un pozo, que comunica la galería descendente con la Gran Galería, y que podemos llamar pozo de servicio, puede arrojar un volumen de unos 40.00 m3 de excavación en roca.

Dado que no se ha descubierto ningún acceso a la Cámara, que no sean el pozo de servicio y la Galería Descendente, tenemos que concluir que la excavación de la misma solo pudo realizarse cuando se hubiera terminado alguno de los dos, o los dos, pero el pozo tiene salida a la Galería por lo que es esta la que parece que condiciona la ejecución de las obras subterráneas.

¿Cuándo se empezó esta parte de la obra? Seguramente se tuvo que empezar antes del comienzo de la fábrica, pero después de haber fijado la situación en planta de la obra. La posición en planta de la boca de arranque  se determina con una paralela al eje de la pirámide, la posición en alzado depende de la entrada en la cara de la pirámide. De esta manera es fácil fijar su posición en momentos muy tempranos de inicio de la obra.

La determinación de este arranque conduce a pensar en que su diseño previo está implicado en el propio proyecto, siendo consecuencia de haber fijado la boca de arranque de la Galería Descendente (entrada a la construcción) en un determinado punto de la cara Norte de la Pirámide

Las dificultades de la excavación son enormes. Por citar algunos problemas tendremos, el escaso espacio, la elevada temperatura del exterior, la falta de aire, la extracción del detritus, la iluminación, etc. Indudablemente era obra de especialistas en trabajos subterráneos del tipo que se encuentran por doquier en el Egipto Antiguo.

No sabemos qué rendimiento pudieron tener, pero si consideramos 0.20 m3/hombre/día, se obtienen tiempos del orden de 430 días para una sola persona. Con dos personas trabajando en el túnel, uno en galería de avance y otro para completar la sección por detrás, puede que los tiempos pudieran bajar a un año para realizar dicha excavación y por lo tanto en comenzar la ejecución de la Cámara Subterránea. La excavación de la propia cámara con el rendimiento citado y una media de 5 operarios trabajando podría alcanzar fácilmente más de un año para su ejecución.

Posiblemente la excavación de la cámara se prolonga hasta que la elevación de las capas alcanza la capa 14 más o menos, momento en que puede empezar el trabajo en las construcciones del eje Norte-Sur. En ese momento hay que abandonar la excavación subterránea debido a la imposibilidad, ya veremos porque, de acceder a la galería descendente. El tiempo que pudo transcurrir desde el comienzo de las operaciones hasta llegar a la capa 14 es, seguramente, mayor de dos años. Un rendimiento algo menor de excavación al supuesto significa algo más de tiempo transcurrido, que podría ser más adecuado. Es una situación compatible con el encaje de las obras subterráneas.

Como ya hemos dicho la influencia de esta cámara y galerías en la construcción de la superestructura es nula. Solamente su protagonismo será importante cuando el uso de las mismas se necesite para el sellado de la pirámide.

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9

Whatsapp
Telegram