Pirámide de Keops. Descripción de la construcción del cuerpo de la obra
Por Jacinto de la Riva Gómez
18 diciembre, 2020
Modificación: 7 mayo, 2021
Visitas: 7.992

Vamos intentar recrear como pudo construirse el cuerpo piramidal de la obra según nuestra visión del proceso constructivo. La Gran Pirámide de Keops es la única de las Maravillas del Mundo Antiguo que se conserva.

El principio constructivo real, desconocido hasta ahora, pudo ser de alguna manera similar al que analizamos.

El tiempo de construcción, si hemos de atender a los datos de Heródoto, pudo estar en torno a los 20 años. El procedimiento que analizamos para la construcción, por lo tanto, ha de ser compatible con este periodo. Una organización racional de  la obra conduce a la necesidad de numerosos equipos de trabajo.

Las dificultades, desde el punto de vista actual, tanto de la extracción de la piedra, como su elevación fueron resueltas magistralmente por los constructores.

Para ello vamos a analizar el proceso desde la extracción de bloques en cantera, su transporte a obra, la elevación y por fin la puesta en obra.

Índice:

El cuerpo de la obra 
Geometría
Bloques interiores
Bloques del revestimiento
Bloques de cosido

Acerca de las canteras 
Los bloques internos y de cosido
El tallado de cuarteles
La ejecución de las cuñas y la separación en sillares
La organización de la cantera
Los bloques del revestimiento
Tamaños de bloques

Acerca del transporte 
El procedimiento usado
Fuerza necesaria para el arrastre y del número de operarios
Tiempo de transporte
Mejora del rendimiento

Los replanteamientos de la obra 
Medios disponibles
El Eje Norte-Sur
Alineaciones rectas
Medida de longitudes
Nivelaciones
Trazado de ángulos

La organización de la obra 
Algunas consideraciones
La determinación del número de puntos de elevación

Construcción de capas 
Construcción en general de una capa
Construcción de la primera capa
Construcción de capas 2 a 6
Implementación del sistema
Contrapesos Verticales
Construcción del resto de capas
Implementación del sistema
Contrapesos Horizontales
Análisis del recorrido del contrapeso
Las últimas hiladas y la última piedra

Bibliografía

El cuerpo de la obra 

Geometría

La base de la pirámide es un cuadrado. Los lados del mismo tienen algo más de 230 m. La altura de la pirámide pudo ser ligeramente superior a 146 metros.

El volumen de piedra necesario para su formación supera los 2.570.000 m3 y su peso será, seguramente, superior a 5.670.000 t.

El cuerpo de la obra estaba formado por tres tipos de bloques de piedra, de los cuales uno ha desaparecido casi por completo que desarrollaba funciones  distintas.

Bloques interiores

El volumen principal del cuerpo de la pirámide está formado por bloques de piedra caliza colocados en capas horizontales de diferentes espesores. Su función era la formación del volumen de la construcción y el alojamiento de las cámaras y galerías internas.

La naturaleza de la piedra caliza utilizada varía, pero siempre es de excelente calidad. Algunos de los datos que hemos podido recopilar se detallan a continuación.

La mampostería es irregular, por lo tanto, el cálculo del número de bloques utilizado es aproximado. En la brecha abierta en la cara sur por Vyse, se pueden observar bloques grandes, pequeños e incluso muy pequeños colocados cara con cara sin un orden concreto. Muchos bloques muestran las muescas en las que se insertaron palancas para moverlas.

El ancho de las juntas entre bloques es variable, pero están rellenas de mortero y fragmentos de caliza. El aparejo está bien realizado de manera que las juntas verticales están contrapeadas.

Se conservan 203 capas de posiblemente 210 que pudo tener la pirámide en su origen de las que, salvo las cuatro primeras capas, el resto raramente sobrepasan los 80 cm.

Solamente la 1ª, 2ª y 35ª capas superan 1.25 m. La 3ª, 4ª, 5ª, 6ª, 7ª, 36ª, 44ª y 98ª superan el 1.00 m. El resto tiene menos de 1.00 m, estando el valor medio en 80 cm.

Distribución de espesores de capa (cm)

Se observa una cierta disminución del espesor de las capas en altura, como si pasaran de 70 / 80 cm en el principio a 50 cm en el final, pero no parece que hay una regularidad en los sucesivos cambios de espesor, ni es fácil, salvo las dos o tres primeras capas aventurar la intención de dichos cambios.

Última capa conservada de la pirámide de Keops

Como podemos observar en la capa que actualmente corona la obra, no existe una regularidad ni en la forma ni en la colocación de los bloques de las capas. Algunos bloques ni si quiera tienen forma rectangular. Esto es importante ya que tendría que afectar no solamente a los problemas de transporte sino también a la cantidad de mortero utilizada en el relleno de juntas.

Los bloques que se extraían en la cantera posiblemente eran sometidos a un *desbaste para regularizar sus caras, pero no a un labrado que les diera forma de sillar. Seguramente prestarían especial atención a los lechos superior e inferior. Si la nueva cara superior de la capa en construcción no era bastante regular, la presencia de resaltes entre los bloques dificultaría el transporte de estos hasta su posición final

La cuestión de si el cuerpo de la pirámide fue construido por capas horizontales o capas más o menos verticales, como preconiza Borchardt, que formarían el núcleo por la ampliación hacia el exterior está claramente decantada por la primera solución.

En relación con  este extremo en nuestra opinión se trata de una cuestión a la que llegarían tomando en consideración múltiples razones.

Por un lado, la  experiencia de los fracasos y aciertos durante la evolución a lo largo de una centuria de la construcción de estos edificios seguramente les condujo a utilizar lugares donde la cimentación fuera roca para evitar deslizamientos de las caras.

La estabilidad de las fábricas de piedra lineales  implica la colocación de bloques contrapeados, por lo que la colocación por capas no es más que una extensión a dos dimensiones de este proceso. No hacerlo conduce al desorden propio de los rellenos.

La forma de elevar bloques en las primeras pirámides escalonadas seguramente les llevo a establecer procedimientos de elevación adecuados a la forma piramidal que buscaban. La elevación con contrapesos puede explicar la evolución desde la utilización de caras bastante verticales a caras inclinadas a voluntad.

Sería necesario, además, disponer de una cierta robustez de las capas en construcción para poder manejar los bloques que forman las cámaras y galerías internas.

Bloques del revestimiento

El revestimiento exterior, ahora casi totalmente desaparecido, fue hecho completamente de caliza blanca, salvo quizás, el vértice superior, ultima piedra.

La función de estos bloques, desde el punto de vista constructivo, fue delinear la geometría de la pirámide consiguiendo la perfección geométrica buscada.

Se conservan solamente varios bloques de la primera capa en su lugar. Algunos están intactos, otros dañados. Algún fragmento más se conserva cerca de la cumbre.

La piedra utilizada fue extraída en las colinas Mokkatam de la cadena Arábiga a la orilla derecha del río Nilo. En los bloques que todavía permanecen se encontraron marcas de cantera trazadas en rojo.

Revestimiento 

El volumen de piedra utilizado en el revestimiento no sería más de un 4% del volumen total de la obra.

Los bloques del revestimiento no eran todos iguales, tenían diferente ancho y longitud. Quizá fueran del mismo espesor de las capas del cuerpo interior, pero tampoco es seguro. Puede que alguna capa del revestimiento alcanzara la suma del espesor de dos del cuerpo interior o uno y parte de la siguiente capa, pero a nuestro juicio, como consecuencia del sistema constructivo, solamente sería admisible la suma de dos capas.

Las caras superiores de las capas del revestimiento seguramente estaban niveladas de forma precisa ya que es absolutamente imprescindible que los niveles y la geometría del cuadrado que forma la arista de cada capa fuera controlado.

Los bloques el revestimiento fueron perfectamente tallados de manera que las juntas horizontales y verticales son muy delgadas y además están rellenas de mortero. La dimensión más larga siempre era perpendicular a la cara. La primera capa se colocó sobre la banda de losas perimetrales que se utilizaron para el replanteo definitivo tanto en planta como en alzado.

Bloques de cosido

Parece que la calidad de los bloques que conectan el revestimiento con el cuerpo de la pirámide es diferente. La construcción por capas horizontales se pudo hacer colocando los bloques  desde el interior hacia el exterior por lo que al llegar al borde es preciso proceder a la colocación del revestimiento.

La conexión entre las piedras del revestimiento y las del núcleo interno fue el motivo de la colocación de estos bloques. Estas piedras, seguramente, hacen la función de cosido entre el cuerpo y el revestimiento.

La necesidad de contrapear juntas para dar estabilidad a la construcción es un problema difícil que hay que solucionar sobre la marcha. Una pregunta interesante es  si  el tallado de estos bloques se realizó en cantera o a pie de  obra.

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7

Whatsapp
Telegram