Pirámide de Keops. Descripción de la construcción del cuerpo de la obra
Por Jacinto de la Riva Gómez
18 diciembre, 2020
Modificación: 18 diciembre, 2020
Visitas: 7.015

Acerca del transporte 

El procedimiento usado

Hay conocimientos acerca del transporte de las piedras que, aunque nos plantean dudas, son incontrovertibles. Por ejemplo, el transporte fluvial. Esta ampliamente representado en los bajorrelieves y pinturas que nos han dejado, pero nos deja dudas acerca de cómo pudieron cargarse y descargarse en los barcos esas grandes piedras.

Parece que el trasporte terrestre se hacía por arrastre de los bloques que irían cargados en elementos que denominamos trineos. El trineo egipcio, según los ejemplares que se conservan en la actualidad tenía la forma representada en la siguiente imagen.

Trineo encontrado en excavaciones

Constaba de dos largueros unidos por travesaños cuadrados y redondos. Entendemos que las piedras que transportaba podían sobrepasar el ancho del mismo y se afianzaban los bloques a los travesaños redondos. Estos también servirían para atar las sogas con las que se realizaba el transporte. El pico de flauta de la parte posterior podría ser utilizado para la aplicación de palancas y el frente redondeado facilitaría el deslizamiento y el tránsito a los planos inclinados.

Fuerza necesaria para el arrastre y del número de operarios

La fuerza de tracción necesaria para arrastrar un objeto depende fundamentalmente de la superficie sobre la que se apoya. Hay que considerar la diferencia de coeficiente de rozamiento estático o dinámico. El primero multiplicado por el peso del objeto nos da la fuerza necesaria para ponerlo en movimiento. El segundo multiplicado por el peso del objeto nos da la fuerza necesaria para mantener el movimiento que le hemos dado. Ambas son fuerzas que vencen el rozamiento que origina el peso del objeto sobre la superficie en que se apoya.

Otro factor a tener en cuenta para el arrastre de un peso es la presencia de una pendiente en el camino de arrastre. En este caso a la fuerza necesaria para vencer el rozamiento se añade la componente paralela al plano de la fuerza.

Con estas consideraciones, y si la pendiente no supera un 5 o 6 % podemos concluir, sin afinamientos innecesarios, que aproximadamente cada persona podría arrastrar unos 100 kp.

Si el transporte se realizó de esta manera, el único interés que presenta es la aproximación al número de operarios que realizaron el trabajo y fundamentalmente el tiempo de transporte.

Tiempo de transporte

La media de bloques colocados en la pirámide de Keops fue de 340 diarios. Teniendo en cuenta un factor punta de 2.5, en el momento de máxima demanda de bloques pudieron colocarse  840 al día.

Para una longitud media de pistas de 1.00 kilómetro, cuatro viajes por trineo suponen un total de 8.00 kilómetros entre ida y vuelta. El retorno de esos 4 viajes es de 4.00 kilómetros que, a paso normal, transportando un trineo vacío, puede hacerse en unas dos horas.

Las horas restantes, que vamos a estimar en 8, se emplearían en el transporte, que se haría a una velocidad de 4 kilómetros / 8 horas = 0.500 km/h. El número de cuadrillas simultáneas con máxima demanda alcanzaría N = 840 / 4 = 210 unidades

Con una media de 25 hombres por equipo estamos hablando de 5250 operarios para el acarreo de las piedras de la cantera a pie de la pirámide. Seguramente sería la mayor fuerza en mano de obra empleada en la construcción.

A esto habría que añadir todo el personal necesario para el transporte de los bloques del revestimiento y de los grandes bloques desde el puerto fluvial a la pirámide y la intendencia.

Si esto fue así, seguramente habría en torno a 10000 personas dedicadas a tareas de transporte que iría disminuyendo con el avance de la construcción.

Mejora del rendimiento

La alternativa más seria para mejorar el rozamiento y disminuirlo es colocar sobre el terreno maderos transversales a modo de traviesas de ferrocarril, empotrados en el terreno de manera que los largueros del trineo resbalen sobre ellos.

El desgaste del trineo arrastrado por el suelo seguramente disminuye mucho la vida útil del mismo, así que el uso de las traviesas de madera pudo ser necesario no solo para mejorar el rozamiento sino además para alargar la vida útil de los mismos.

Cualquier alternativa imaginable pudo disminuir el número de operarios necesarios, pero estimamos que su influencia en el número total  de estos no fue importante.

 

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7

Whatsapp
Telegram