Pirámide de Keops. Descripción de la construcción del cuerpo de la obra
Por Jacinto de la Riva Gómez
18 diciembre, 2020
Modificación: 18 diciembre, 2020
Visitas: 7.016

Acerca de las canteras 

Los bloques internos y de cosido

El corte de la piedra para su extracción seguramente ya se hacía mediante la utilización de cuñas que, aplicadas de forma adecuada, producen el quebrantamiento de la misma siguiendo las líneas que definen su posición.

Las evidencias arqueológicas que permanecen de las canteras que se utilizaron para la extracción de piedras para la construcción de las pirámides nos indican que junto al procedimiento descrito se utilizó el tallado de cuarteles de forma cuadrada como se ve en la siguiente fotografía.

Excavaciones de las canteras

Este procedimiento entendemos que era a mayores del anterior. En la foto de una de las canteras da la sensación de que estos cuarteles dan lugar a separar 9 piedras de un tamaño adecuado para su uso en la construcción.

Este procedimiento de tallado por zanjas se pudo emplear para la extracción de masas mayores, como puede verse en el obelisco inacabado de Asuán, por lo tanto, cabe pensar que los  grandes bloques que forman el techo de la Cámara del Rey, como los que forman los tejadillos o los dinteles de las galerías, también fueron extraídos por este procedimiento de recorte por zanjas.

La pregunta fundamental es: ¿por qué para la extracción de piedras para construir el cuerpo principal de la pirámide tallaron previamente cuarteles cuadrados que habría que reducir a piedras más pequeñas?

Una de las condiciones esenciales para que las cuñas funcionen correctamente es que la piedra tenga salida en tres direcciones ya que, si no, no podría desarrollarse la rotura. La división en cuarteles pequeños responde a la necesidad de aumentar la producción de piedra. Cada cuartel permitiría que un conjunto de canteros pudiera extraer del mismo las piedras con relativa facilidad y sin molestarse unos a otros, cosa que sería imposible en una explotación del frente en continuo.

Separación en cuarteles

El tallado de cuarteles

Para el tallado de la zanja se utilizarían piedras muy duras de dolerita o cuarcita que permitían el trabajo incluso del granito. Las piedras de dolerita halladas en las canteras son redondeadas por lo que se cree que se utilizaban sujetándolas entre las manos para el tallado, o quizás, como parece más lógico sujetas a mangos de madera.


Manejando los percutores de piedra

La ejecución de las cuñas y la separación en sillares

Una vez ejecutadas las zanjas se procedería a realizar las cuñas y cortar los bloques. Se moverían aquellos a la zona de labra donde procederían a la terminación. Las cuñas se harían, ya en esa época, con cinceles de bronce y mazas de una manera no muy diferente a como se hacían antiguamente

Preparación de cuñeras

La organización de la cantera

Como veremos más adelante, el rendimiento máximo al que se tuvo que llegar pudo estar en unos 840 bloques diarios. Si hacemos el supuesto de que en cada línea de cuarteles perpendiculares al frente pudo trabajar un equipo que extraía solamente 9 bloques al día, se necesitarían cerca de 90 equipos trabajando, lo que supondría un frente activo de unos 350 m.

Podemos ver en la siguiente imagen que cualquier de los frentes señalados de las canteras excavadas alcanza estos valores. El volumen total de piedra extraído, contando con un 20 % de pérdidas por las zanjas, sería del orden de 3.000.000 m3. El volumen ocupado para esta cantidad de piedra puede ser un paralelepípedo de 400 x 400 x 20 m, compatible con la zona de extracción.

Frentes de cantera

Los cuarteles se desarrollan, más o menos, en perpendicular al frente. Los equipos correspondientes avanzarían tallando las zanjas y detrás entrarían los canteros que procederían al cuarteado de los mismos. Los bloques se extraerían y a continuación se realizaría el labrado desde donde ya se cargaría en trineos y se transportaban a obra.

Seguramente era necesario la existencia de dos frentes, uno para el tallado de zanjas y otro para la extracción. La cantidad de material reducido a polvo en las zanjas suponía en torno a un 20% del total utilizado.

Si consideramos un equipo de canteros formado por 6 personas para la ejecución de cuñas y separación de sillares, otros 6 para la manipulación y transporte de los bloques a la zona de labra, 6 mas para el labrado y 8 para el tallado de zanjas  El numero de operarios involucrado en estas tareas, estaría en torno a 2340. Considerando las necesidades de intendencia, mandos intermedios y otros podríamos hablar de unos 2500 trabajadores.

El rendimiento medio correspondería a unos 0.35 bloques por operario y día. Es un rendimiento como de la mitad del que se obtiene en el experimento NOVA donde 12 canteros, con medios mas modernos, fueron capaces de extraer 8.5 bloques diarios durante 22 días para construir una pequeña pirámide de 6 m de alto. Lo que señala la conclusión anterior es que aún con el elevado rendimiento de 840 piedras diarias, el numero de trabajadores necesarios tuvo que estar en el entorno calculado.

Organización de la cantera

 

Los bloques del revestimiento

Como hemos citado anteriormente la piedra de la capa exterior era de caliza de mejor calidad, marmórea. Se trataba de piedra extraída en canteras situadas al otro lado del río Nilo y transportadas en barcos hasta el puerto fluvial.

El contorno máximo de la obra es de 920 m, por lo que el número máximo de bloques de revestimiento pudo ser de 800. El transporte de estos bloques podría durar lo que duraba la ejecución de la capa ya que se necesitaría que la mitad de ellas, es decir las correspondientes a las caras Norte y Sur se trajeran gradualmente y solamente al abordar las fachadas Este y Oeste se necesitaría la otra mitad, que podría haberse almacenado durante ese periodo.

La llegada diaria de un barco cargado con 15 o 20 bloques sería suficiente para conseguir el suministro adecuado. Cada barco transportaría poco peso en comparación con el transporte de un obelisco normal de 250 toneladas.

Puede que los barcos que hicieran este transporte, para evitar que la variación de la línea de flotación fuera muy grande y no se necesitara lastre en las operaciones de carga y descarga, tuvieran unas dimensiones importantes.

Tamaños de bloques

Según Petri, de las 200 capas medidas en la pirámide, 130 tienen espesor de menos de 70 centímetros, 27 son inferiores a 80 centímetros, 20 inferiores a 90 centímetros, 10 inferiores a 100 centímetros, 10 inferiores a 120 centímetros y las tres primeras están entre 120 y 150 centímetros.

Si calculamos el peso medio de las piedras suponiendo una sección transversal de 1.15 x 1.15 metros, tomando la densidad comprobada por Petri de 2.21 t/m3 y suponiendo un espesor constante de 50 cm a partir de la capa 201, se obtienen los siguientes valores:

Altura(cm)   Peso(t)
Mínimo 50.00 Mínimo 1.46
Máximo 148.61 Máximo 4.34
Media 80.25 Media 2.35

 

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7

Whatsapp
Telegram