Pirámide de Keops. Descripción de la construcción del Eje Norte-Sur
Por Jacinto de la Riva Gómez
20 julio, 2021
Modificación: 21 julio, 2021
Visitas: 2.089

La galería ascendente 

 

La Geometría

A unos 28.20 m de la entrada arranca, en el techo de la  Galería Descendente, un nuevo corredor que penetra en la pirámide subiendo con una pendiente próxima a 1/2. Su acceso esta cerrado con tres bloques de granito que están tan encajados que únicamente por demolición podrían quitarse.

La sección transversal de la galería es exactamente igual a la de la Galería Descendente, un rectángulo que tiene unas dimensiones aproximadas de 1.06 m de ancho por 1.23 m de alto.

Los elementos que conforman su estructura varían según la galería asciende. Se produce aquí una complejidad estructural aparentemente innecesaria. Podemos identificar hasta seis zonas de distinta naturaleza.

Img03. Detalle de la galería ascendente

 

 

Primera zona.

La primera zona permanece oculta por los bloques de sellado de la Galería. Dos de los bloques están completos y al tercero le falta una parte. En conjunto puede que tuvieran unos 5.15 m de tapon. Entre el primero y el segundo bloque hay una distancia de unos 10 cm. El segundo y el tercero estan pegados uno a otro.

Los bloques están tallados ligeramente acuñados en vertical con bordes redondeados para facilitar el deslizamiento. La galería se estrecha al final para su encajamiento. Por razones geométricas y de construcción, estimamos que su estructura debe ser similar a la observada en la siguiente zona.

Segunda zona.

Más allá de los bloques de sellado nos encontramos un corredor que está bien conservado, pero no perfecto. Las paredes sufren desconchones y el suelo está bastante deteriorado. De los dibujos realizados por los hermanos Edgar y descritos con precisión por Maragioglio y Rinaldi, las juntas que forman los bloques en los paramentos conducen a una aproximación al despiece de la construcción de esta parte tan importante.

Parece que hay una sucesión de seis piedras que atraviesan verticalmente la galería y que, en general, están divididas en dos de manera que el corredor esta tallado una parte en la superior y el resto en  la inferior. Por lo tanto, la estructura de la galería son estos bloques.

Parece que alguno de los bloques es completo, es decir no está dividido en dos mitades. Alguna otra no solo está dividida en dos mitades horizontales, sino que además está dividida en dos mitades verticales su parte inferior.

Las dimensiones de estos bloques no son conocidas, pero, estimando una geometría que recubra la galería para permitir la colocación de dinteles de 2.75 m de canto, podrían alcanzar 3.65 x 6.50 x 0.80 metros, lo que daría pesos de unas 40 toneladas para la suma de los dos trozos. Podemos suponer que el fragmento superior es algo mayor de tamaño que el inferior, lo que arrojaría pesos del orden de 25 t para el superior y 15 para el inferior.

Tercera, Cuarta y Quinta zona.

Si seguimos ascendiendo se repiten tres zonas prácticamente iguales Las tres acaban en una gran losa vertical cortada en dos partes de manera similar a las descritas para la zona dos. Son un bloque particular como para resistir algún tipo de esfuerzo en especial o para colocar algún elemento constructivo notable durante la construcción. Sus dimensiones habrían sido similares a las definidas en la zona 1.

La separación entre estos tres bloques es la misma, las zonas que delimitan son geométricamente iguales. La estructura que define la galería, en estas zonas, es similar a la de la galería descendente. Está formada por solera, muros cajeros y dinteles. Hay pequeñas diferencias en el despiece que, además, ha de acoplarse a los bloques verticales.

Sexta zona.

En la sexta zona, se repite la estructura tipo de galería inclinada. Podemos estimar que los pesos de los bloques que la forman es similar a los pesos de los bloques que forman la Galería Descendente. Acabará contra el muro Norte de la Gran Galería.

Los bloques de sellado.

Los tres bloques de granito que sellan el corredor seguramente fueron dejados caer desde la parte superior de la Gran Galería, es decir fueron hechos resbalar por la pendiente a lo largo de 85 metros, con un desnivel aproximado de 37 metros.

La energía potencial de un bloque de 5.50 toneladas a esa altura es enorme. Una buena parte de la misma  se desgastaría en el trabajo ejercido por el rozamiento en el canal, pero el resto se gastaría en detener el bloque por rozamiento de las paredes del mismo contra las paredes de la galería mediante el estrechamiento de las mismas. Esto induce unas tensiones en el cuerpo de la pirámide que habría originado desperfectos importantes si se tratara de simples capas horizontales.

Seguramente lo que se pretendió con esto es conseguir una masa más resistente que pudiera absorber el impacto sin causar daños en el interior, impacto que además se repite por tres veces. No se podía producir un cierre por error de la galería descendente ya que ello habría conducido a condenar a la muerte a las personas que procedieron al sellado de la pirámide. Posiblemente el aparejo interno de este conjunto este encaminado a conseguir evitarlo. Además  de la función mencionada, seguramente fueron diseñados para sujetar el empuje de los dinteles de la Galería Descendente.

 

 

“El pozo central de contrapesos” 

El sistema de construcción por contrapesos requiere disponer un pozo o espacio similar donde se podrá llevar a cabo el montaje de contrapesos elementales en paquetes que se colgarán de las cuerdas de las líneas de tiro.

El sistema empleado para la construcción del eje Norte-Sur, se desarrolla, en general, en su propio plano, por lo que deberíamos poder solucionar el movimiento de los bloques y su puesta en obra considerando solamente esta circunstancia.

Pero esto es así solo para la ejecución de las dos Galerías. Para poder construir el Pasaje Horizontal y la Cámara de la Reina el movimiento de los bloques que los conforman no se puede hacer en el plano de las galerías.

Tenemos que traer los bloques por un plano paralelo y luego desplazarlos lateralmente, pero eso requiere capacidad para elevarlos. No tenemos la posibilidad de traer esos bloques desde las fachadas Este y Oeste porque al  necesitar contrapesos importantes alterarían notablemente la organización del trabajo en el cuerpo de la obra.

Por otro lado, si la elevación de estas piedras se hiciera desde la fachada Norte, nos encontraríamos con el problema de tener que puentear la zona de Galería Ascendente que todavía no se ha ejecutado y si se elevaran por la fachada Sur, nos encontraríamos con tener que puentear la Cámara de la Reina.

Necesitamos por tanto un pozo de caída de contrapesos que tenga la suficiente altura para poder elevar estas piedras. Para ello se ha de comenzar el Pozo Central de caída de contrapesos definido para la elevación de las grandes vigas de la Cámara del Rey, a la altura de una cierta capa inferior a la 23.

El Capitán Caviglia realizó una excavación bajo el escalón que presenta la solera del Pasaje Horizontal que fue ampliada por el Coronel Vyse que no arrojó ningún resultado. Sin embargo, Vyse hace notar que las piedras bajo ella no estaban enlazadas con las laterales del núcleo, como si estuvieran relacionadas con la entrada a un pasaje.

Img04. Excavaciones bajo la solera

Si consideramos que el futuro Pozo Central fue empezado hacia la capa 14, la altura que tiene cuando se llega a la capa 29 es de 11.50 m, suficiente para desarrollar los contrapesos necesarios para elevar los bloques del tejadillo, que pueden pesar 25 t. Los bloques de los dinteles del Pasaje Horizontal han de colocarse desde la capa 25, cuando la altura del pozo es de 8.5 m, suficiente ya que su peso es del orden de 15 t.

Un pozo de estas características necesitaría una trinchera escalonada para el trasiego de los contrapesos elementales. La coincidencia de esta trinchera con el pasaje podría explicar la descripción de Vyse y al mismo tiempo resolver no solo la maniobra del sistema de contrapesos en esta fase, sino que además puede ser el motivo del afán de hacer una solera en el Pasaje Horizontal que, si durante la construcción no era más que un impedimento, podría ser un elemento de confusión para los futuros asaltantes de la pirámide ocultando la bajada al fondo del Pozo Central.

Img05. Posible ampliación del Pozo Central, con rampa para recuperación de contrapesos

La construcción de esta solera no puede hacerse hasta que se ha terminado la Cámara del Rey, pero el relleno hasta la capa 23, tanto del Pozo Central como de este escalonado se haría después de colocar el tejadillo de la Cámara de la Reina.

La recuperación de contrapesos elementales por la utilización de esta parte del Pozo Central podría explicar la existencia de los diferentes tipos de nichos de colocación de vigas de madera en los laterales del arranque de la Gran Galería en las que parece que, para dar continuidad a la solera del canal, son excesivos los huecos que aparecen y además son de diferentes tamaños y posiciones.

 Hemos justificado anteriormente en nuestra hipótesis de construcción la necesidad de la existencia de este Pozo y hemos determinado su posición y el hecho de que posiblemente está relleno. Para comprobar su existencia, además de las razones expresadas, podrían usarse geo–radares verticales aplicados en el muro este de la parte superior de Gran Galería, más o menos entre el Gran Escalón y la entrada excavada para el acceso a las vigas de la Cámara del Rey. El espesor que pudo separar la pared del pozo de la cara interior de la galería al principio es escaso y va creciendo con la elevación de la misma.

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9

Whatsapp
Telegram