Tutankamón: ciencia y leyenda
Por Alejando Cremata y Vivian Sánchez
24 mayo, 2010
Modificación: 10 junio, 2020
Visitas: 100.276

El primer escaneo de Tutankamón

“La muerte tocará con sus veloces alas al que moleste al Faraón muerto”. Una frase supuestamente inscrita en la tumba de Tutankamón, que nunca se encontró y que echó a rodar la leyenda…
Sí, el misterioso fallecimiento de varias decenas de personas unidas o no al hallazgo de la catacumba del joven Tut, a su desenterramiento y a otras acciones vinculadas dio a la luz la tan citada Maldición de Tutankamón, uno de los grandes enigmas de la egiptología vinculado con el niño que ascendió al trono en 1333 a.C a la edad de 9 años y que reinó hasta poco antes de su muerte ocurrida entre 1325 y 1322 a.C.

Múltiples investigaciones han sido realizadas en torno al joven rey.

En el 2005, conocido por algunos como el “año de Tutankamón” se inició el proyecto que permitiría estudiar su momia por primera vez con la Tomografía Axial Computarizada. Esta moderna técnica biomédica permite obtener y disponer de cientos de imágenes multifocales, es decir de radiografías de corte transversal que al ser procesadas por computación ofrecen una imagen tridimensional del objeto en estudio. Es como si cortásemos un cuerpo en finísimas láminas con una enorme ventaja: la información que aporta.

En el contexto del “Proyecto de las Momias Egipcias”, que se inició con la ejecución de expertos locales y posteriormente con la participación de investigadores foráneos, se realizó la tomografía en el Valle de los Reyes, en Luxor, y una vez más la momia de Tutankamón se extrajo de su tumba, se colocó en un equipo portátil y se sometió a un exhaustivo escaneo.

Foto 13 - La Tomografía Axial Computerizada al servicio de la cultura egipcia

Foto 13 – La Tomografía Axial Computerizada al servicio de la cultura egipcia

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13

Whatsapp
Telegram