Continúa la restauración del sarcófago de Tutankhamón
Por Susana Alegre García
4 agosto, 2019
Detalle del sarcófago colocado en la cámara de esterilización en los laboratorios del Gran Museo Egipcio en Guiza. Foto: Ministry of Antiquities
Modificación: 4 agosto, 2019
Visitas: 566

Continúan los trabajos de restauración del sarcófago de Tutankhamón que había permanecido en la tumba del faraón hasta el pasado 12 de julio, cuando fue trasladado desde el Valle de los Reyes hasta las instalaciones de restauración del Gran Museo Egipcio en Guiza.

El estado de conservación del sarcófago, a lo que se suma su gran fragilidad, ha obligado a los restauradores a emprender tareas de estabilización y esterilización.

El Ministro de Antigüedades, Khaled el-Enany, en un acto multitudinario ante la prensa internacional, ha declarado que se necesitarán de 8 a 9 meses para conseguir la preservación adecuada del sarcófago y lograr que recupere su esplendor. Se trata de una tarea muy meticulosa, realizada por personal altamente especializado y en la que se están utilizando las más modernas tecnologías.

Este sarcófago antropomorfo se expondrá junto con los otros dos sarcófagos del célebre Tutankhamón en el Gran Museo Egipcio- Grand Egyptian Museum, a lo que se sumará el resto del magnífico tesoro que el arqueólogo Howard Carter descubrió en el Valle de los Reyes en 1922.

El sarcófago en restauración era el más exterior de los sarcófagos antropomorfos de Tutankhamón, siendo el contenedor en el que se encontraba el segundo y tercer sarcófago que, a su vez, contenía la momia del faraón. Se trata de una pieza realizada en madera cubierta con oro, que además luce una elaborada ornamentación.

El Gran Museo Egipcio- Grand Egyptian Museum está previsto que se inaugure a finales de 2020. La sección de 12000 m2 dedicada al tesoro de Tutankhamón será uno de sus más destacados atractivos.

 

Fuente:
Ministry of Antiquities

Whatsapp
Telegram

Una respuesta a “Continúa la restauración del sarcófago de Tutankhamón”

  1. Me ha resultado muy gratificante ver como se está utilizando la técnica de atmósfera controlada para lo que el artículo denomina desinfección (más bien desinsectación) para la conservación del sarcófago. En esta técnica trabajé, casi de forma pionera, junto con Nieves Valentín a primeros del presente siglo y, ciertamente, es la técnica más adecuada y menos destructiva para la desinsectación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *