Descubren una estatua de Buda del siglo II. a. C. en Egipto
Por Susana Alegre García
28 abril, 2023
Buda descubierto en Berenice. Fuente: Ministry of Tourism and Antiquities
Modificación: 28 abril, 2023
Visitas: 3.360

Un equipo de arqueólogos polacos y estadounidenses, que trabaja en el yacimiento arqueológico de la antigua ciudad del Berenice, en la costa del Mar Rojo, ha descubierto una estatua de Buda del siglo II a.C. El descubrimiento es un testimonio de las extensas redes que se establecieron durante el Imperio romano, llegando a asentarse vínculos con lugares tan alejados como la India.

La escultura localizada, que se remonta al siglo II a.C., mide unos 71 centímetros y muestra a Buda en pie, cubierto con un manto y con la cabeza rodeada por un halo. También se muestra una flor de loto.

El Dr. Marius Goyazda, codirector del equipo polaco de las excavaciones, explica en un comunicado del Ministerio de Turismo y Antigüedades que la estatua puede proceder de Estambul o haber sido realizada en la propia ciudad de Berenice, para ser ofrecida en el templo. Justo <<en el corazón de la ruta comercial que unía el Imperio romano con otras muchas regiones del mundo antiguo>>, afirma Dr. Mostafa Waziry, jefe del Supremo Consejo de Antigüedades.

El Dr. Stephen Sidebotham, jefe del equipo estadounidense en Berenice, ha explicado que durante los trabajos de esta campaña también se ha descubierto una inscripción en sánscrito que data de los tiempos del emperador Marcos Julio Filipo, más conocido como Filipo el Árabe (244-249 d.C.). Se trata de la primera evidencia que documenta la lengua sánscrita en Egipto. Además, se han descubierto monedas de la dinastía india Satavájana.

Berenice, con una localización privilegiada en la costa del Mar Rojo, era realmente un lugar estratégico en el comercio del mundo antiguo. Desde 1994 el equipo The Berenike Project explorada este yacimiento y se han ido sucediendo sorprendentes descubrimientos. Ya en 2002 en el yacimiento se pudo documentar la existencia de un intenso intercambio comercial entre la India y el mundo romano a través de Egipto. Los productos que se querían exportar y que llegaban al puerto de Berenice se cargaban en mulos para transportarlos hasta el Nilo, por donde eran conducidos hasta Alejandría y, desde allí, se distribuían a los confines del Imperio romano.

 

Fuente: Ministry of Tourims and Antiquities

Whatsapp
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *