Descubren palacio fortificado del rey Tutmosis III en el Sinaí
Por Susana Alegre García
28 abril, 2024
Vista del Palacio Fortificado de Tutmosis III descubierto en Sinaí
Modificación: 7 mayo, 2024
Visitas: 1.592

Un equipo de arqueólogos egipcios ha localizado en el yacimiento de Tel el-Tebua en el norte del Sinaí una residencia palacial fortificada que se remonta al reinado del faraón Tutmosis III, que por sus gestas es conocido como “el Napoleón egipcio”. La fortaleza, identificada como la antigua Tjaru, había sido localizada ya en 2015, considerándose la mayor descubierta en Egipto e integrada en la red de fortificaciones denominada “Muro del príncipe”, que era un poderoso conjunto formado por varios asentamientos que conformaban una línea defensiva u ofensiva en la frontera este de Egipto.

Ahora, según un comunicado del Ministerio de Turismo y Antigüedades, los arqueólogos han descubierto la que sería una gran residencia palacial, que temporalmente podría haber sido utilizada por Tutmosis III durante sus inspecciones  o quizá para acomodarse antes de emprender ataques. Parece que este palacio fortificado pudo ser utilizado en sus últimos años de reinado, a juzgar por la estratigrafía y por el descubrimiento de un amuleto con el nombre del real. Sin embargo, no debió ser un lugar de uso continuado, según el Dr. Mohamed Ismail Khaled, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades, lo que se deduce por los pocos indicios de hábitat localizados, así como cerámicas, que han parecido de forma escasa.

Vista de los muros del palacio de adobe

Según Hisham Huseum, responsable de las antigüedades en la zona del Sinaí, la construcción es de grandes dimensiones y realizada mayoritariamente con adobe. La sala principal del edificio tiene forma rectangular, con tres bases de columnas de piedra caliza y conectada a otra sala rectangular más pequeña con dos entradas, que tiene además dos bases de columnas de piedra caliza en el centro, de un metro de diámetro. También han sido descubiertos dinteles de piedra de las aperturas que daban acceso a otras estancias.

El Dr. Ramadan Helmy, director del área arqueológica del norte del Sinaí y jefe del equipo de arqueólogos, ha explicado que la fortaleza debió utilizarse como asentamiento militar con el objetivo de expandir el territorio bajo dominio egipcio hacia el este. Tras Tutmosis III, la fortaleza siguió en uso y fue ampliada, creándose una gran muralla con una puerta en el este. Hay indicios de la Dinastía XX y depósitos de fundación con el nombre de rey Amosis II, que gobernó en Egipto en la Dinastía XXVI. Además, entre las Dinastía XXI a XXV se edificaron otras construcciones y una zona fue utilizada como necrópolis, al parecer especialmente dedicada al enterramiento de niños. Esta zona también ha sido excavada en la última campaña.

Plaquita de fayenza con cartucho de Amosis II 

 

Fuente: Ministry of Tourism and Antiquities

Whatsapp
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *