Carter’s House, un pequeño viaje al pasado
Por Bartomeu Egea
22 noviembre, 2020
Lo primero que sorprende al llegar a la Carter's House son sus verdes y cuidados jardines en el desierto
Modificación: 22 noviembre, 2020
Visitas: 1.611

El arqueólogo y egiptólogo británico Howard Carter (1874-1939)  durante su estancia en Luxor, mientras excavaba y estudiaba su más importante descubrimiento en el Valle de los Reyes, la tumba de Tutankhamón, decidió tener como residencia una edificación que estuviera cercana. Su hogar durante mucho tiempo, en lo alto de una pequeña loma, fue construido en 1900 por el mismo Carter y es ahora desde hace unos pocos años un museo, un agradable lugar rodeado de jardines, donde poder recordar sus pasos, sus objetos, sus pertenencias, su trabajo, su tiempo y su figura.


Una vez Carter abandonó Egipto, ya enfermo, el edificio y su interior fue cayendo en el olvido y el descuido, hasta que las autoridades egipcias lo restauraron para convertirlo en esta Casa-Museo de Howard Carter, inaugurado en 2009, que os invitamos a visitar.

El que fue su despacho

La Carter’s Home, nos muestra objetos similares a los que el arqueólogo usó en las excavaciones, objetos personales y una colección de fotografías de su trabajo. También se puede ver el laboratorio fotográfico, con sus cámaras y otros equipos de fotografía. Su escritorio “original” también está todavía en la casa, al igual que la biblioteca que guardaba. La entrada actual al oeste de la casa conduce a través de un pequeño recibidor y pasillo de entrada a una sala central coronada con cúpula árabe que le da frescor. Desde aquí se tiene acceso a todas las habitaciones.

Dormitorio principal y baño

Visitar el museo también es una buena manera de  terminar un día en la orilla oeste de Luxor, incluso el visitante puede aprovechar y bajar a la réplica perfecta de la tumba del faraón Tutankhamón que podemos encontrar justo al lado de los jardines.

El salón comedor, hoy repleto de recuerdos

En realidad se trata de la segunda casa u hogar que tubo nuestro protagonista en Luxor, la primera estaba enfrente de Medinet Habu. Y no podemos otra cosa que citar también la ultima, después de abandonar Luxor y su tarea, después de dar conferencias en todo el mundo, ya enfermo y antes de morir en su patria, regresaba cuando podía a su Luxor, hospedándose en el Winter Palace, donde desde su terraza podía contemplar a lo lejos los fantásticos lugares en donde fue feliz.

El hall a manera de distribuidor dispone de una cúpula árabe que da frescor a la casa
La cocina es uno de los espacios mas visitadosLos detalles, muebles y demás objetos trasladan al visitante a las fechas del descubrimiento, también se puede ver el estudio fotográfico y otras dependencias

Whatsapp
Telegram