Salvar los colosos de Tanis
Por José Luis López Fernández
5 octubre, 2017
Uno de los colosos de Ramsés II en Tanis. Foto: Archivo documental AE.
Modificación: 16 octubre, 2017
Visitas: 1.671

El Dr. Mohamed Abdel Maqsoud, ex Secretario General del Consejo Superior de Antigüedades, ha emprendido una campaña con el objetivo de que los grandes colosos que se encuentran en el yacimiento de Tanis (San Al Hagar, en la Gobernación de Sharqia), sean trasladados a las instalaciones del Grand Egyptian Museum.

El Dr. Abdel Maqsoud considera que los colosos con al menos 30 siglos de antigüedad se encuentran abandonados, al aire libre y sin protección.

Lo cierto es que cualquiera que visita Tanis puede observar que las medidas de conservación de los colosos es deficiente. Se encuentran a merced de las inclemencias del tiempo, de los efectos dañinos de las defecaciones de aves, además del peligro de sufrir actos irresponsables o vandálicos. Muchos de los colosos se encuentran rodeados de basura y ni siquiera han sido aislados del húmedo e inestable suelo terroso.

tanis-2

El exsecretario General del Consejo de Antigüedades considera idóneas las instalaciones del Grand Egyptian Museum como lugar para acoger y albergar definitivamente estos colosos. Además ha declarado que podría ser adecuado promover una campaña internacional para salvar y restaurar estas milenarias obras, preservándolas y devolviéndoles su antiguo esplendor.

Los colosos que se encuentran en Menfis, muchos de ellos caídos en el suelo, se remontan generalmente a tiempos del faraón Ramsés II. Aunque la ciudad de Tanis alcanzó su máximo protagonismo durante las Dinastía XXI y XXII, estos colosos forman parte de los múltiples elementos anteriores que fueron allí reutilizados para levantar u ornamentar nuevas construcciones.

Reseña de José Luís López

 

 

 

 

2 respuestas a “Salvar los colosos de Tanis”

  1. Aplaudo la decisión del Dr. Abdel Maqsoud, toda reliquia debe ser resguardada para poder ser disfrutada y estudiada con mayor detenimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *