Hawass exige que el templo de Debod esté en un museo
Por ABC
Creación: 15 mayo, 2007
Modificación: 15 mayo, 2007
Visitas: 2.819

Mediático, apasionado y polémico. Muchos son los adjetivos que se han utilizado para describir a Zahi Hawass, el director del Consejo Superior de Antigüedades de Egipto, pero, sin duda, el que mejor lo define es el de obstinado. En plena pelea con Alemania por el préstamo del busto de la reina Nefertiti, Hawass ha anunciado que un equipo de expertos egipcios viajará la semana que viene a Barcelona para comprobar la autenticidad de una estatua que se exhibe en el museo de la fundación Jordi Clos.

Pero Hawass no se queda ahí. El jefe de los egiptólogos mandará una carta dentro de unos días para exigir que el madrileño Templo de Debod sea trasladado a un museo, según adelantó a este periódico.

La escultura del Imperio Antiguo que guarda el museo barcelonés, esculpida en piedra caliza y coloreada, representa a la princesa Nafrat, que significa «la bella». Egipto considera que podría haber sido sustraída ilegalmente. Además, El Cairo podría reclamar otras 16 reliquias que, según él, se encuentran «en un tribunal catalán».

Espías en todo el mundo

La denuncia realizada por una arqueóloga que trabajó en este museo barcelonés, que señalaba las 17 piezas como robadas, despertó los radares de Hawass, que dice tener «espías en todo el mundo».

El museo se escuda en que la estatua de Nafrat fue comprada hace siete años a una galería suiza en subasta pública, y que todos los papeles de la pieza están en orden. A pesar de todo, el director considera que «la relación con España es muy buena. Esta es la primera vez que hemos tenido que pedir que nos devuelvan algo».

No sucede lo mismo con Alemania, a la que Hawass amenaza con cortar «todo tipo de relaciones científicas y préstamos para exposiciones» si no le deja temporalmente el busto de la reina Nefertiti para la inauguración del nuevo Museo Egipcio, prevista para 2012. El Consejo aún debate si esta medida se aplicará a todo el país germano o sólo a Berlín, donde se encuentra el busto de la bella reina.

«A partir de ahora sólo vamos a tratar con países civilizados» dice Hawass desde su despacho cairota. Los 16 equipos de arqueólogos alemanes que trabajan en los yacimientos egipcios no deberían tomar las amenazas del egiptólogo a la ligera, porque su empeño suele ser infatigable. Egipto pide el retorno de 4.000 reliquias, incluidas la Piedra Rosetta, el zodíaco del templo de Déndera y otras de todo el mundo.

Fuente: ABC
http://www.abc.es/20070515/cultura-arqueologia/hawass-exige
-templo-debod_200705150245.html

Reseña: Manuel Crenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *