Un paseo por la historia de El Cairo árabe, a través de diez de sus mezquitas
Por Bartomeu Egea Resino
27 agosto, 2023
Mezquita de Ibn Tulun
Modificación: 1 marzo, 2024
Visitas: 3.469

Para el viajero que dispone de tiempo, esta es una invitación a viajar a traves del tiempo, a través de la capital de Egipto, país que los egipcios llaman Misr “La Frontera limite”, visionando diez de sus mezquitas. Cada una de las elegidas en este relato representa una dinastia o un periodo en la ciudad de El Cairo.

Google maps, accedido mayo 2023, notas by Bartomeu Egea

La mezquita más antigua de África (o no). La Mezquita de Amr ibn Al-As

Es inevitable que el viajero curioso, en su estancia en la gran ciudad de El Cairo, con tantas mezquitas, desee saber y encontrar, la más antigua, la primera. Os invito a verla, a descubrirla.
Debemos situarnos entre los años 639-661 dC. Período muy temprano de la ocupación árabe de Egipto llamado Califato de los cuatro ortodoxos o Rashidun. Periodo reconocido y respetado, aún hoy en día, tanto por suníes como por chiíes.

Lleva el nombre del general Amr ibn Al-As, enviado por el califa Úmar ibn Al-Khattab, que conquistó Egipto, este militar tomó la fortaleza de Babilonia, de la que aún quedan restos importantes, y levantó una nueva ciudad en su lado, llamada Al-Fustat.

Construida en 641 dC., en adobe, tiene unas medidas muy pequeñas, (sólo 17 x 29 metros), no tenía minarete ni mihrab y la alquibla estaba orientada a Jerusalén, en lugar de a La Meca.

Actualmente el visitante se encuentra con una construcción muy modificada, con muchos añadidos; en realidad el valor de la visita es el de conocer el lugar en el que estuvo la primera mezquita construida en Egipto, la primera de todo el continente Africano (aunque hay otra interpretación que describe la mezquita de Al Nejashi en la lejana Etiopía como la primera del continente).

Google maps, accedido mayo 2023, notas by Bartomeu Egea

Fuente fotos: Buyoof, GFDL-CC BY 3.0, a través de Wikipedia Commons

 Mezquita de Ibn Tulun y el Arca de Noé

La mezquita de Ibn Tulun. Podría considerarse la mezquita más antigua de la ciudad, entre las que se conservan sin modificaciones destacadas. También es la mezquita más grande de El Cairo, por la superficie de terreno que ocupa.

Lleva el nombre de su fundador, Áhmad ibn Tulun, el primer gobernador Tulúnida de Egipto y fundador del nuevo asentamiento, Al Qataï, como una gran ciudad con todos sus servicios, y  entre ellos la mezquita, siguiendo un modelo importado de Samarra.

Una inscripción fragmentaria original en uno de los pilares del santuario lleva el texto de fundación y la fecha de finalización, en 879. La mezquita se había empezado tres años antes, en 876.

Una leyenda nos hace saber que el lugar elegido para su construcción era el mismo donde el Arca de Noé tocó tierra después del diluvio, aunque la tradición más extendida sitúa este evento en el monte Ararat.  Junto a la mezquita también se levantó un palacio, que comunicaba directamente con él y que ahora es el Museo Gayer Anderson, el general británico que vivió allí hasta 1942.

Por un lado, se sabe que Áhmad ibn Tulun hizo un minarete con una escalera exterior, un rasgo que se encuentra en la arquitectura de Samarra. La forma del minarete está contada por una leyenda: Ibn Tulun estaba sentado con sus oficiales y de forma inconsciente enrollaba un pedazo de pergamino alrededor de su dedo. Cuando alguien le preguntó qué hacía, respondió sin pensar que estaba planeando la forma del minarete.

Un friso de madera con inscripciones coránicas corre alrededor de toda la mezquita, debajo del techo, en escritura cúfica sencilla. Una tradición dice que esta madera procede, nada menos, que de la misma Arca de Noé, que se detuvo aquí o, según otras fuentes, que Ibn Tulun la llevó a El Cairo desde Ararat.

Podemos ver la mezquita representada en los billetes de 5 libras.

Google maps, accedido mayo 2023, notas by Bartomeu Egea

Fuente foto: Berthold Werner GFDL-CC BY 3.0, a Wikipedia Commons

Fuente Banco Central de Egipto

Un tesoro arquitectónico en Cairo

Para los viajeros que dispongan de tiempo en su estancia en El Cairo, los invito a descubrir uno de los más escondidos y desconocidos tesoros arquitectónicos que dispone la ciudad y su historia.

Se trata del único testimonio de la dinastía ijshídida de influencia sunnita que gobernó Egipto bajo la batuta del califato Abasida de Bagdad, fueron unos cortos años, desde 935 al 969 dC., momento en que fueron derrotados por la dinastía fatimí de orientación chiita dirigida desde Kairuan.

No se trata de una mezquita, ni de una madraza, solo, de una pequeña construcción, de un mausoleo, que las aguas del lago Ayn Al sira lake, el lago que hay enfrente del Museo de la Civilización Egipcia en el barrio de El Fustat, estaban a punto de destruir y ahora podemos visitar.

El Mausoleo o Mashhad de Al-Tabataba fue erigido en 943 dC. Por Muhammad Ben Tughy al-Ikhshidi, y utilizado por la família de Ibrahim Tabataba, descendiente de la família del profeta Mahoma. Fue trasladado a su actual localización una vez restaurado en 2022 por las autoridades Egipcias y lo podemos ver al lado del Museo, siendo el único monumento del periodo Ijshidida de todo Egipto existente.

Os adjunto dos imágenes, con un antes y un después y un mapa de localización. No os lo perdáis si podeis.

Google maps, accedido mayo 2023, notas by Bartomeu Egea

Fuente foto: Roland Unger, CC BY 2.5, de Wikimedia Commons

Fuente foto: Mina Salah, a Cairo24 Free License

Al-Aqmar. La primera mezquita de la dinastía fatimita con califato en Cairo

Esta pequeña mezquita fue fundada por el visir al-Mamun al-Bataïhí, en época del califa fatimita al-Amir, siendo la capital del califato El Cairo y no Kairuan. En ese lugar se seguía la doctrina chií del ismailismo. Data de 1125, uno de los pocos ejemplos de la arquitectura fatimita que todavía se conserva en El Cairo.

La mezquita es particularmente interesante debido a ser el primer edificio de El Cairo que soluciona el problema de su orientación. Todas las mezquitas que se habían levantado con anterioridad (Amr, Ibn Tulun, al-Azhar….) estaban completamente orientadas a La Meca. Ésta es la primera con doble orientación: por un lado la fachada está alineada con la calle de al-Muïzz, pero el patio y la sala de oraciones lo está con la alquibla, como es de rigor en estas construcciones.
El pequeño patio cuadrado con tres arcos apuntados a cada lado, son soportados por columnas y capiteles reaprovechados de construcciones anteriores, concretamente preislamicas y de tipo corinto.

Google maps, accedido mayo 2023, notas by Bartomeu EgeaFuente foto: Saiko, CC BY 3.0, de Wikipedia Commons

Fuente foto: Saiko, CC BY 3.0, de Wikipedia Commons

De la huella Ayubita al eclecticismo de Khedivato, todo en una mezquita cairota

Al viajero puede parecerle inverosímil que una dinastía como la Ayubita, que gobernó Egipto desde 1171 hasta 1250, justo en el momento en que otra dinastía, llamada mameluca toma el poder, no haya dejado una huella más grande en esta increíble ciudad de El Cairo.

Esta dinastía ayubita, fue la primera dinastía del sultanato de Egipto, de línea Turquida y de confesión suní, derribó a la chiita y fatimí anterior. Siendo Salah al-Din, (Saladí) su representante más conocido.

Aparte de las muestras de tipo militar como la muralla que podemos ver en el parque de al-Azhar y las puertas Bab al Nasr o Bab al Barqiyya, sólo se puede encontrar un testimonio del legado Ayubita en el minarete de la mezquita de al-Hussein.

La mezquita se encuentra cerca del Khan el-Khalili y de la famosa mezquita de Al-Azhar y se considera uno de los sitios islámicos más sagrados de Egipto. Algunos musulmanes chiís creen que la cabeza de Husayn ibn Ali, nieto del profeta, está enterrado en los terrenos de la mezquita donde se encuentra hoy un mausoleo.

Este impresionante edificio construido durante época fatimí en 1154 y que fue modificado y ampliado muchas veces, fue reconstruido bajo los Ayubitas en 1237, el minarete Ayubita que hay sobre la puerta de Bal al-Akhdar es la única parte de la mezquita Ayubita que sobrevive hoy.

Finalmente, en 1874, el khedive Isma’il Pasha reconstruyó la mezquita de Al Hussein inspirándose en la arquitectura neogótica, queriendo modernizarla creó una mezquita con estilo gótico italiano y minaretes de estilo otomano. Esta mezcla de diversos estilos arquitectónicos famosos en la arquitectura islámica durante el período de Khedivato se llama eclecticismo islámico.

Hoy en día, la última incorporación a la mezquita de Al-Hussein son tres grandes paraguas para proteger a quienes oraban al aire libre del sol durante los días de verano y de la lluvia durante el invierno. Son operadas mecánicamente y siguen los diseños de muchas mezquitas de Arabia Saudita hechas de acero y teflón. Mucha gente todavía acude a esta mezquita para orar y visitar el mausoleo con normalidad, aunque los no musulmanes no pueden entrar en el edificio, pero vale la pena admirar la estructura exterior, en todo caso.

Google maps, accedido mayo 2023, notas by Bartomeu Egea

Fuente foto: Tarekheikal, CC BY-SA 4.0, de Wikipedia Commons

Al Malik al Zahir Baybars de esclavo a azote de los cruzados – Su mezquita

Este extraordinario hombre, alto, fornido, rubio y con ojos azules, Al-Malik al-Zahir Rukn al-Din Baibars al-Bunduqdari nacido en tierras del mundo Turquida, en el actual Kazajistán, de ser un esclavo se convirtió en sultán.

Su reino marcó el inicio del dominio mameluco en el Mediterráneo oriental y reafirmó su estructura militar. Escogió el estilo de guerra de Saladino como su ideal, y fue capaz de eliminar la presencia de los cruzados del mediterráneo oriental.

Fue un hombre de estado, estableciendo el dominio mameluco en Egipto de tres siglos de duración, eficaz en el campo de las obras públicas, un guerrero de éxito, expandiendo el dominio mameluco hasta territorio nubio. De oscuro y triste recuerdo en el mundo cristiano por ser el causante de la expulsión y masacre definitiva de la cultura cristiana en Oriente. Considerado todavía hoy un héroe nacional. Persiguió la secta llamada de los “asesinos”. Es también protagonista de uno de los cuentos de las Mil y una Noches.

Hizo construir la mezquita de Husayniyya, en 1267, en el extremo norte de El Cairo. Siendo la primera gran mezquita del sultanato mameluco – dinastía bahrita, que se construyó en El Cairo.
Esta construcción sufrió abandono, y usos diversos, durante más de 200 años fue utilizada como cuartel militar en la campaña de Napoleón, bajo los otomanos como fábrica de jabón y panadería, más tarde como matadero durante el dominio británico y últimamente el rey Fouad la convirtió en un jardín público. Hoy podemos disfrutar de su esplendor (es la tercera mezquita más grande de Egipto), una vez restaurada.

Google maps, accedido mayo 2023, notas by Bartomeu Egea

Fuente foto: Hassan Alam, a Cairo24 Free License

Fuente foto: Ahmed Yousri Elmamlouk, CC BY=4.0, Creative Commons

La mezquita-Madraza del sultán Barquq, la primera de la dinastía Circassiana o Burjita

Fue ordenada su construcción por el sultán al Zahir Barquq, como escuela de educación religiosa de las cuatro escuelas de pensamiento islámicas: Hanafi; Maliki; Shafili y Hanbali, están compuesta por una mezquita, una madraza, el mausoleo y el Khangah. El complejo se construyó en 1384-1386. Fue la primera instalación arquitectónica construida durante la época de la dinastía circasiana (Burjita) del sultanato mameluco.

El complejo está situado en la zona tradicional de la calle Muizz, junto con el Complejo del sultán Qalawun y la madraza de al Nasir Muhammad, con la que es contigua, formando uno de los mayores arreglos de la arquitectura monumental mameluca de El Cairo.

Al Zahir Barquq es notable como el primer sultán mameluco Burjite de El Cairo. Fue un esclavo circasiano, como muchos otros mamelucos de la época, fue formado en el cuartel militar circasiano situado en la ciudadela y reclutó principalmente mamelucos de origen circasiano a su régimen, siendo este grupo el que dominó el sultanato hasta a su eventual caída con los otomanos. Como vivían y entrenaban principalmente en la ciudadela del Cairo, se les conocía como los mamelucos “Burjitas”, es decir, los mamelucos «de la torre».
La calle en la que se encuentra la mezquita ha inspirado muchas obras de arte y literatura, la más famosa es la novela “Entre dos palacios” de Naguib Mahfouz de 1956.

Google maps, accedido mayo 2023, notas by Bartomeu Egea

Fuente foto:  Shawareb, CC BY-SA 4.0, de Wikimedia Commons

La mezquita de los jenízaros del sultán Hadim Solimán Pasha

La que fue primera mezquita levantada por los otomanos después de su conquista, situada en un rincón de la gran ciudadela de El Cairo, alejada de todos los ojos, sencilla y pequeña, la mezquita de Hadim Solimán Pasha esconde su pasado a los viajeros.

Se trata de una mezquita de reducidas dimensiones, cuyo minarete está situado junto a la entrada, una característica construcción otomana, en forma de lapicero.
Solimán Pasha era un eunuco de la corte de Solimán el Magnífico que gobernó El Cairo entre 1524 y 1538. (el epíteto “hadim” significa «eunuco» en turco). Hizo levantar esta mezquita en un extremo del recinto de la Ciutadella con el fin de ser utilizada por los jenízaros, que ocupaban aquel lugar, una milicia integrada por cautivos fanáticos educados en el islamismo.
El nombre de jenízaro tiene unos orígenes que sorprenden a quien este texto escribe, éstos fueron un cuerpo de élite de la infantería del ejército otomano, especialmente ocupados en la protección del sultán otomano, una especie de “guardia pretoriana”, teniendo su etimología raíces en los jinetes de la guardia imperial del emperador romano de Oriente: Juan VI, mercenarios catalanes de la Corona de Aragón encabezados por Joan de Peralta.

Google maps, accedido mayo 2023, notas by Bartomeu Egea

Fuente foto:  Baldiri, SA 3.0, de Wikipedia Commons

Fuente foto: Dominio público por edad. Autor Johann Theodor de Bry (1561-1623)

Mezquita Muhammad Alí, la de alabastro, el símbolo

La mezquita Muhammad Alí, llamada también la Mezquita de Alabastro, es un referente islámico de la ciudad de El Cairo. La podemos encontrar dentro de la antigua ciudadela de Saladino, fue ordenada su edificación en 1830 por Muhammad Alí Paixá al-Massud ibn Agha, virrey otomano de Egipto auto declarado khedive y considerado el padre del Egipto moderno. Se inspira ampliamente en la arquitectura tradicional otomana, emulando las grandes mezquitas imperiales de Estambul, teniendo muchas similitudes con la mezquita azul.

Al finalizar su construcción los restos de Mohammed Ali fueron depositados en su tumba de mármol. Este edificio símbolo de la rotura de lazos con los otomanos, fue restaurado en varias ocasiones por los reyes Fuad I y Faruk I, miembros de la dinastía creada por él y vigente hasta 1953.

Entre otras curiosidades en el recinto se encuentra un reloj monumental al cobre ofrecido por el rey de los franceses Luis Felipe I de Francia en 1845 para agradecer a las autoridades egipcias haber cedido el obelisco de Luxor, instalado en 1836 en la Plaza de la Concorde en París. Estropeado en el envío, el reloj sin embargo nunca ha funcionado.

Los dos minaretes esbeltos que bordean la mezquita. Inspirados igualmente en la arquitectura otomana, tienen casi 84 metros.
Entre los años 1798-1800 tuvo lugar la ocupación francesa. La que entre los años 1801-1803 termina sucumbiendo a un ataque combinado británico y otomano. En ese momento se instaura el Khedivato Egipcio, tributario del imperio otomano. Posteriormente tropas Albanesas dirigidas por Muhammad Ali, sustraen el control de Egipto a los otomanos, proclamándose en 1805 khedive y padre de la dinastía de los futuros reyes de Egipto.

Fuente foto:  Olaf Tausch, CC BY 3.0, a través de Wikimedia Commons

Foto Bartomeu Egea

Fuente foto @collections.chateauversailles.fr

Mezquita Al-Rifa’i el mausoleo de reyes

La mezquita de Al-Rifa’i se encuentra adyacente a la Ciutadella de El Cairo. Lo podemos considerar el verdadero mausoleo real de la familia de Muhammad Ali. El edificio que data de alrededor del año 1361, fue concebido arquitectónicamente como complemento de otras estructuras más antiguas. Esto formó parte de una vasta campaña de los gobernantes de Egipto del siglo XIX para asociarse con la gloria percibida de períodos anteriores de la historia islámica de Egipto y modernizar la ciudad.

La mezquita de Al-Rifa’i se construyó en dos fases durante el período entre 1869 y 1912, cuando finalmente se completó. El arquitecto original fue Husein Fahri Pasha.
El edificio en sí es una mezcla de estilos, principalmente del período mameluco, incluyendo su cúpula y el minarete y los pilares de estilo egipcio antiguo. El edificio contiene una gran sala de oración, así como los santuarios de al-Rifa’i y otros dos santos locales,
La mezquita es el lugar de descanso de Hoshiyar Qadin y su hijo Isma’i Paixa, así como de otros miembros de la familia real de Egipto, incluidos el sultán Hussein Kamel, el rey Fuad I y el rey Farouk enterrado el 1965. Así como otros khedives y miembros de la dinastía Muhammed Ali.

Parte de la cámara funeraria también está ocupada por el sha de Irán, Mohamed Reza Pahlavi, que murió en El Cairo en julio de 1980. Fue enterrado en El Cairo tras la revolución iraní de 1979, por orden del presidente egipcio Mohamed Anwar Sadat .

Foto Bartomeu Egea

Fuente Banco Central de Egipto

Fuente foto:  Hatem Moushir, CC BY-SA 4.0, de Wikimedia Commons

 

 

Por Bartomeu Egea Resino 

Whatsapp
Telegram