La mastaba de Hesire (S2405) en Saqqara Norte
Por Jorge Roberto Ogdon
23 agosto, 2007
Detalle de los paneles de madera de Hesire
Modificación: 25 abril, 2020
Visitas: 18.932

En 1860, a apenas dos años de ser nombrado Director del Servicio de Antigüedades de Egipto, el francés Auguste Mariette[1], exhumó de las ardientes arenas del desierto, cerca y al oeste del cementerio arcaico más tarde descubierto por W. B. Emery[2], siendo el mayor de los entierros de la Segunda y Tercera dinastías que hay en esa zona, seguido en tamaño por la tumba S2407 – la mastaba de Hesire, actualmente, es señalada como S2405 -, de la cual extrajo y llevó a El Cairo cinco de los once paneles de madera decorados, sobre los cuales nos extenderemos luego. Sin embargo, no publicó ningún informe sobre la tumba ni nada más sobre ella. Esa tarea recaería, mucho más tarde, sobre los hombros de J. Quibell, quien la re-excavó entre 1911 y 1912, y, en 1913, publicó un informe sobre el sepulcro[3].

La mastaba de Hezyrâ (S2405) en Saqqara Norte

La mastaba pertenece al tipo IV B(1) de G. A. Reisner[4], y está conformada por una superestructura que mide 39 x 17,40 mts, y una infraestructura que se desenvuelve en tres estratos de piedra caliza que han sido excavados, cuya planta de construcción está orientada aproximadamente sobre el eje norte-sur. Los muros de la superestructura son lisos, excepto el del lado este, que posee nichos en los que se encontraron los paneles de madera famosos, de los cuales Quibell sumó varios más a los hallados por Mariette. Esta pared corresponde a una primera ampliación del sepulcro, que inicialmente correspondía a una pared inicial ubicada a 4,50 mts al oeste del corredor de entrada. La segunda (o tercera) ampliación involucró a dicho corredor externo y de paredes lisas, tal como pudo determinarlo J. Quibell: allí se encontraba pintada la primera escena de la vida cotidiana de la que tengamos noticias[5], la cual ahora ha desaparecido por las inclemencias del tiempo.

El corredor externo se interrumpe al norte con un nicho ubicado sobre el ángulo sudoeste de la mastaba S2406, que está adosada a la S2405, continuando un poco al norte por 9 mts sobre el lado oeste del cual hay un nicho complejo que está a la altura del onceavo nicho del corredor principal. En este estadio de la construcción, durante el cual se supone que el propietario aún vivía, el sepulcro se asemejaría a uno con dos nichos principales, de los que el del sur sería el más importante. En el lado este del corredor externo desembocaban las cámaras que, de norte a sur, se cerraban contra las mastabas circundantes, y que pertenecían a su familia (i.a., QS2406, 2408 y 2411-12).

La mastaba de Hezyrâ (S2405) en Saqqara Norte

Al oeste de esta última tumba, luego de un corto corredor, está la entrada de acceso propiamente dicha a la mastaba de Hesire, sita en el extremo sur del lado este de la superestructura. El acceso da paso a una cámara que posee el serdab al sur, y, al oeste, conduce a la primera capilla cruciforme, construida sobre un eje norte-sur, que, a su vez, es seguida por la segunda y más interna capilla cruciforme, la cual termina al oeste en el primero de los once nichos del corredor principal y se continúa al norte por una treintena de metros, y se cree que era el sitio más destacado de la tumba, ya que, sobre su costado oeste, alterna con pequeños nichos con la pared pintada con motivos textiles, luego de las cuales vienen diez nichos complejos, que es en donde habrían estado colocados los paneles de madera recobrados por A. Mariette y J. Quibell.

hesire4

A lo largo del muro opuesto había decoraciones dispuestas en tres registros horizontales, de los que sólo quedaba el más inferior en forma parcial. Aquí sale también el corredor funerario de Hesire, que concluía, al norte, con una figuración de la escena del banquete mortuorio del muerto sentado a la tabla de ofrendas. No hay nicho alguno, por lo que difícilmente haya existido una estatua de culto funerario.

La mastaba de Hezyrâ (S2405) en Saqqara Norte

Los once paneles estaban en nichos que se enfrentaban a un muro con pinturas que alcanzaba a 2,15 mts de altura al ser descubierto. No en todos quedaban paneles de madera, sino sólo en seis de ellos; en los demás sólo restaban algunas evidencias de su presencia original. Entre las pinturas enseñadas, al norte únicamente quedaban los pies de una imagen sedente, quizá de Hesire, pero se ha sugerido que era la de de Hor Necheryjet/Dyoser. A continuación, aparece una mesa de juego, que se ha propuesto represente al Senet o al juego de “La Serpiente”; que es seguida por figuraciones de balanzas con pesos, perinolas y utensilios diversos, todo en muy mal estado de preservación.; luego hay más prendas y vestimentas, material inidentificado, mesas, sillas, camas, apoyacabezas, hojas de rasurar y utensilios de toilette; copas, vasos y tablas de ofrendas. En definitiva, un listado gráfico de los bienes que el difunto se llevaría al Más Allá. Los objetos pequeños estaban figurados sobre platos, en tanto los más grandes en tamaño aparecían solos[6]. Aparentemente, el registro superior, del cual no quedaban rastros visibles, contuvo una extensa Lista de Ofrendas.

hesire7

Por su parte, a la infraestructura se accede por medio de una escalera de peldaños dispuesta en casi 50º de ángulo de inclinación, que baja hacia el sur, siguiendo el eje mayor de direccionamiento de la mastaba. La escalera, que tiene 10,40 mts de altura, conduce al pozo vertical, que tiene 5 x 2 mts, y que desemboca en el piso más elevado de los tres que la constituyen, siguiendo algo más abruptamente hacia el segundo nivel, que está a 14 mts de profundidad. De su centro nace otro pozo que conduce al tercer y más inferior de los niveles, y que se encuentra as 23,40 mts de profundidad. De los dos niveles inferiores no ha subsistido ningún tipo de planta; el más superior presentaba, a cada lado de la escalera, una cámara de almacenamiento[7]. Debajo de la boca del pozo hay otra cámara de la cual salen, al oeste, dos almacenes, y, al frente, hacia el sur, y detrás de una puerta amurada, la cripta. Desde la primera cámara al este, se pasa a un corredor que, sobre el lado norte, tiene otro almacén orientado de sudoeste a noroeste, y el cual, sobre el lado este y orientado de oeste a este, tiene otros tres cuartos de almacenaje. Junto a la entrada del almacén que se encuentra más al sur, el corredor se estrecha y termina, al este, en una pieza pequeña, y, al oeste, atraviesa la cripta. Es en este lugar en donde se encontraron restos humanos y una estampa de cilindro-sello con el nombre de Hor Necheryjet/Dyoser[8].

La mastaba de Hezyrâ (S2405) en Saqqara Norte

paneles-hesire-9

Los paneles de madera de Hezyrâ: CGCairo 1426 – CGCairo 1427

Los once paneles estaban ubicados al fondo de cada uno de los nichos del corredor interno, enfrentando una pared pintada, puestos a pocos centímetros del suelo, y tenían una losa de piedra sobre la cual se apoyaban. Todos tienen 1,15 x 0,40 mts en sus dimensiones, y se sostenían a la pared del fondo de cada nicho gracias a un tarugo rectangular dorsal.

En 1860, A. Mariette halló los primeros cinco paneles (CGCairo 1426-1430) situados más al sur del corredor[9], en tanto el otro fue encontrado por J. Quibell, en 1912, y los restantes, que quedaron in situ, se han perdido irremediablemente. A. Mariette no estuvo presente al momento de descubrirse los paneles, y sólo más tarde fue que los numeró, en el Museo de Bulaq, creyendo que el único en el que Hesire aparecía sentado a su mesa era el último de ellos, lo que W. Woods demostró que era errado[10]. El francés sólo numeró cuatro paneles, ya que uno estaba muy deteriorado, y en una publicación del museo, en 1876, los mencionó sin indicar qué orden de aparición guardaban en el corredor de marras.

paneles-hesire

Paneles de madera Hesire expuestos en Museo de El Cairo.

Un intento por reconstruir la posición original de cada panel y qué función tenían como decoración del sepulcro, recién fue llevado a cabo por W. Woods, en 1978. De dicho estudio surgió que el panel en el cual Hesire figura sentado era el que encabezaba la serie, siendo el único en el que figura la titulatura completa del propietario. Además, los otros cuatro paneles, en los cuales el difunto aparece en pie, son de menor calidad en detalles y muestran una ristra de cargos más abreviada. El primer nicho al sur era el primero en ser visto por los visitantes, apenas salidos de la capilla mortuoria, siendo también el que se encontraba al frente de la entrada al corredor. W. Woods sugirió que, de este modo, lo primero que se podía apreciar era al muerto en el momento de tomar las ofrendas alimenticias, y que la serie se conformó como 1 + 10 paneles.

herise-2

Detalle panel de madera Hesire expuesto en Museo de El Cairo

El siguiente panel lo constituye aquel más fino en detalles en el cual Hesire figura en pie, que llevaba al visitante a introducirse hacia el norte del corredor, al final del que, y pasando el undécimo panel, debió hallarse la verdadera tabla de ofrendas y, posiblemente, un nicho para una estatua del muerto. El undécimo panel, que J. Quibell encontró situado más al norte, es el más “activo” de todos, y en él el difunto aparece no como receptor, sino como oferente, ubicado a la derecha y sin jeroglíficos que le rodeen. De esta manera, la serie debería leerse como 1 + 9 + 1.El nivel de “actividad” quedaría determinado por la presencia o no de una tabla de ofrendas y por la posición de los brazos del difunto.

Según creyó W. Woods, la secuencia de paneles sería, entonces (de sur a norte): (1) ++ pasivo (2) + activo (3) + pasivo (4) – activo (5) – pasivo (6) + activo (7) + pasivo (8) – activo (9) – pasivo (10) + activo (11) ++ activo. Esta hipótesis no está exenta de críticas, pero, en general, es admitida como correcta.

Los paneles de madera de Hezyrâ: CGCairo 1426 – CGCairo 1427 – CGCairo 1428

Los paneles de madera de Hesire: CGCairo 1426 – CGCairo 1427 – CGCairo 1428

Los paneles de madera de Hezyrâ: CGCairo 1429 – CGCairo 1430 – Panel de J. Quibell

Los paneles de madera de Hesire: CGCairo 1429 – CGCairo 1430 – Panel de J. Quibell

Nota Bene: Bibliografía sobre los paneles = CGCairo 1426: J. Quibell, o.c., lám. XXXI; J. Vandier, o.c. I, fig. 470. CGCairo 1427: J. Quibell, o.c., lám. XXIX, 2; J. Vandier, o.c. I, fig. 468 (der.); W. S. Smith, o.c., fig. 103. CGCairo 1428: J. Quibell, o.c., lám. XXIX, 1; J. Vandier, o.c. I, fig. 468 (izq.). CGCairo 1429: J. Quibell, o.c., lám. XXX,3; J. Vandier, o.c. I, 469 (izq.). CGCairo 1430: J. Quibell, o.c., lám. XXX, 4; J. Vandier, o.c. I, fig. 469 (der.). Panel de Quibell: J. Quibell, o.c., lám. VII.


[1] A. Mariette, Les mastabas de l’ancien empire (París, 1889), 30-2 (A.3). Cp. J. R. Ogdon, “Hitos fundamentales de la egiptología: Auguste Mariette, el primer director del Servicio de Antigüedades de Egipto”, en Revista de Egiptología-Isis 3 (2002), 22-9.
[2] Véase e.g. J. R. Ogdon, El cementerio de la Primera Dinastía en Saqqara Norte”, on-line en www.egiptologia.com, Sección Arqueología (Barcelona, 2007).
[3] J. e. Quibell, Excavations at Saqqara: The Tomb of Hesy (El Cairo, 1913). Véase tamb. J. Vandier, Manuel d’archéologie égyptienne I (París, 1952), 671 ss.
[4] G. A. Reisner, The Development of the Egyptian Tomb down to the Accesion of Keops (Cambridge, Mass., 1942), 158; cp. J. Vandier, o.c. I, 620.
[5] W. Stevenson Smith, A History of Egyptian Sculpture and Painting of the Old Kingdom (Boston, 2ª ed., 1949), 140.
[6] Véase J. Vandier, o.c. I, 715-23.
[7] Id., o.c. I, 672 fig. 436.
[8] P. Kaplony, Die Inschriften der ägyptische Frühzeit II (Wiesbaden, 1963), 169.
[9] C. Aldred et alii, The Pharaohs. Egypt in the time of the Pyramids (Londres, 1969), fig. 287.
[10] W. Woods, A Reeconstruction of the Panels of Hesyrê”, en JARCE 15 (1978), 10.

 

Autor Jorge Roberto Ogdon

Whatsapp
Telegram