George Andrew Reisner
Por José Antonio A. Sancho y Gerardo Jofre
1 abril, 2009
Modificación: 13 febrero, 2017
Visitas: 5.577

George Andrew Reisner

Indianápolis (Indiana-Estados Unidos) 5-11-1867/Guiza (Egipto) 6-06-1942

De una familia originaria de la ciudad alemana de Worms, los Reisner habían emigrado a los Estados Unidos en busca de la paz de la que carecían por las guerras napoleónicas que asolaban Europa y muy especialmente por la que obligara a su abuelo paterno a formar parte de la trágica campaña rusa que alcanzara Moscú en 1812. En Estados Unidos, los Reisner se establecieron en Indianápolis, y en esa ciudad su hijo George Andrew se casó con la señorita Mary Elizabeth Mason con la que tendría un niño que llevaría su mismo nombre.

El joven Reisner sería educado en el Indianápolis Classical High School, y posteriormente en la Harvard University dónde estudiaría Derecho. Pero Reisner, a pesar de los extraordinarios resultados que obtendría no quiso abandonar su vocación lingüista y cuando una beca para el estudio de la escritura cuneiforme le fue concedida por la universidad alemana Georg-August de Gotinga, nada le impidió abandonar Harvard y dirigirse primero a Gotinga, y después a Berlín a ampliar sus estudios sobre textos asirios y babilonios. Allí conocería al gran egiptólogo alemán, Kurt H. Sethe, quien le implicaría de manera decisiva en el estudio de la escritura jeroglífica.

Tras casarse con Mary Putnam Bronson (1892) y recibir su Doctorado (1893), Reisner sería nombrado asistente del Ägyptischen Museum de Berlín (1895-1896), y después regresaría a la Harvard University ya como profesor de lenguas semíticas (1896-1897). Poco después la Yale University le ofreció un trabajo de asiriólogo que abandonó al poco tiempo para trabajar en Egipto junto al equipo de egiptólogos que habían sido contratados para realizar el catálogo general del Museo Egipcio (1897-1899). En El Cairo conocería a la Sra. Phoebe Hearst, madre del magnate de la prensa y senador estadounidense, William Randolph Hearst, quien le ofrecería dirigir la excavación que quería iniciar y Reisner, aún a pesar del desconocimiento de la materia arqueológica que tenía éste decidió aceptarlo. No pudo ser más acertada su decisión, pues no exigiéndole resultados materiales, como era lo habitual en los patrocinadores, sino otros didácticos más apreciados por los Hearst, Reisner pudo practicar durante 3 años (1899-1902) en excavaciones menores de Deir Ballas, Naga ed-Deir, etc., dónde acabaría desarrollando su propia metodología de trabajo que no pasaría desapercibida al Consejo Supremo de Antigüedades egipcio y le propondría aplicarlo en la zona norte de la Necrópolis de Guiza. Pero no sería en la única zona de Guiza donde la llevaría a cabo, pues abandonada por los italianos la concesión que les había sido asignada, y aún la que se le había otorgado caprichosamente a un diputado británico, de lo que Reisner se quejaría muy amargamente y lograría paralizar, las excavaciones Hearst/Harvard que dirigiera acabarían prolongándose a 2/3 partes de la necrópolis occidental, toda la oriental y templo alto, pirámides satélites y templo bajo de la pirámide de Micerino dónde trabajaría (1902-1905) con una profesionalidad hasta entonces no conocida, o quizás sólo equiparable a la de William M. Flinders Petrie. Posteriormente (1907-1909) dirigió diversas y muy fructíferas excavaciones en Nubia (Kerma, Gebel Barkal, Nuri, Kurru, etc.) contratado por el gobierno egipcio para, con motivo de los graves problemas financieros por los que atravesaban los Hearst estarlo por la Harvard University para sus excavaciones de Samaria en Palestina (1909-1910) y de nuevo Egipto (1910-1942).

Enumerar la tarea que Reisner llevó a cabo en 23 lugares de Egipto, Nubia y Palestina resultaría una labor ingente, pero sirva apuntar que fue el quien descubrió 68 pirámides nubias, quien la mayor cantidad de tumbas, templos, pirámides, estelas, sarcófagos, etc., de cuantas se han descubierto jamás en la Meseta de Guiza, a la vez que sería el artífice de la transcripción y fotografiado de más de 21.000 restos arqueológicos con una metodología que se anticiparía a su tiempo lo que hoy convierte toda esa información en un material imprescindible para el estudio de la llamada “Época de las Pirámides”. Gracias a ello acabó siendo un gran especialista en arquitectura y técnicas constructivas egipcias, además de excelente lingüista y arqueólogo dando buena cuenta en un importante número de publicaciones.

Lamentablemente a finales de 1930 una inesperada ceguera le obligó a reducir su actividad, que no a abandonarla, pues aún seguiría participando de ellas ayudado por su hija Mary y colaboradores, hasta que el 6 de Junio de 1942, privado de la vista y el habla, George Andrew Reisner moriría en la residencia que se hiciera construir en las cercanías de la Gran Pirámide de Guiza, allí dónde pasó toda una vida desarrollando su enorme labor arqueológica, e incluso nacido su hija Mary. Su cuerpo sería enterrado en el Cementerio Protestante de El Cairo. Cinco años después (1947), la Harvard University se retiró de Egipto, y el gobierno egipcio entregó gran parte de lo hallado por Reisner al Phoebe A. Hearst Museum de la Universidad de California en Berkeley, y al Museum of Fine Arts de Boston dónde también se encuentra hoy todo su importantísimo material gráfico. El resto sería depositado en el Museo de El Cairo; entre ello lo que hallaría en la tumba de la reina Hetepheres (I).

Bibliografia

  • Sumerisch-Babylonische hymnen nach thontafeln griechischer zeit, W. Speamann, Berlín, 1896
  • Tempel Urkunden aus Telloh, W. Speamann, Berlín, 1901
  • The Hearst medical papyrus; hieratic text in 17 facsimile plates in collotype, Hinrichs, Leipzig, 1905
  • The Work of the Hearst Egyptian Expedition of the University of California in 1903-1904, Record of the Past 4-5, 1905
  • Amulets, Catálogo Museo Egipcio, IFAO, El Cairo,1907
  • The early dynastic cemeteries of Naga-ed-dêr, parte I (parte II por Arthur C. Mace), 1908
  • Archaeological Report, 1907-1908
  • A Recent Explorations in Egypt, The Independent, Nueva York, 1910
  • Archaeological Survey of Nubia, (2 vol.), 1910
  • Zeitschrift für Ágyptische Sprache und Altertumskunde 48, J.C.Hinrichs’sche Buchhandlung, Leipzig, 1911
  • “The Harvard-University-Museum of Fine Arts Egyptian Expedition”, BMFA 50, Boston, 1911
  • The Egyptian conception of immortality, Constable, Londres, 1912
  • “Solving the riddle of the Sphinx”, Cosmopolitan Magazine, Nueva York, 1912
  • “A family of builders of the Sixth Dynasty, about 2600 B.C.”, BMFA, Boston 1913
  • Models of Ships and Boats, Catálogo Museo Egipcio, IFAO, El Cairo, 1913
  • “Preliminary Report on the Work of the Harvard-Boston”, ASAE 13, El Cairo, 1914
  • “Accessions to the Egyptian Department during 1914”, BMFA 76, Boston, 1915
  • “Preliminary report on the Harvard-Boston excavations at Nûri: the kings of Ethiopia after Tirhaqa”, Harvard African Studies II (1918)
  • Outline of the ancient history of the Sudan, IFAO, El Cairo, 1918-1919
  • “The Harvard-Boston Egyptian Expedition”, Harvard Alumni Bulletin 37, Boston, 1922
  • Excavations at Kerma,(5+2 vol.), Kraus Repr. y Museum of Fine Arts, Boston, 1923-1982
  • Harvard excavations at Samaria (1908-1910) (2 vol), Harvard University, Cambridge (MA), 1924
  • “A New Discovery in Egypt”, Harvard Alumni Bulletin 37, Boston, 1925
  • “Crocodiles and Magic”, The Youth’s Companion, vol. 99, núm. 33 (August, 1925)
  • “The Dead Hand in Egypt”, The Independent 3903, Nueva York, 1925
  • “The Masterpiece of a Demigod: The Story of the Recent Amazing Discovery of the First Stone Building in the World”, The Independent 3906, Nueva York, 1925
  • “The Empty Sarcophagus of the Mother of Cheops”, BMFA 157, Boston, 1928
  • “The Household Furniture of Queen Hetep-heres I”, BMFA 164, Boston, 1929
  • “Nefertkauw, the Eldest Daughter of Sneferuw”, Zeitschrift für Ágyptische Sprache und Altertumskunde 64, Leipzig, 1929
  • Egyptology 1896-1928, The Development of Harvard University since the Inauguration of President Eliot 1869-1929, Harvard University, Cambridge (MA), 1930
  • Mycerinus: The Temples of the Third Pyramid at Giza, Harvard University, Cambridge (MA), 1931
  • The Position of Early Grave Stelae, Studies Presented to F. Ll. Griffith Egypt, EES, Londres, 1932
  • “The Bed Canopy of the Mother of Cheops”, BMFA 180, Boston, 1932
  • A Provincial Cemetery of the Pyramid age: Naga-ed-Dêr, parte III, California University, Los Ángeles, 1932
  • “The History of the Egyptian Mastaba”, Mélanges Maspero, IFAO, El Cairo, 1934
  • “The Servants of the Ka”, BMFA 189, Boston, 1934
  • Report on the Egyptian Expedition during 1934-35, BMFA 199, Boston, 1935
  • The Development of the Egyptian tomb down to the accession of Cheops, Harvard University, Cambridge (MA), 1936
  • “The Dog which was Honored by the King of Upper and Lower Egypt”, BMFA 206, Boston, 1936
  • “The Sphinx Awakens-Again”, The Rotarian 49, Chicago, 1936
  • “Note on Overbuilding and Intrusive Burials at Gizah”, JEA 23, EES, Londres, 1937
  • “Ancient King Gives Dog a Royal Burial”, The American Kennel Gazette 55, Nueva York, 1938
  • “Note on Objects Assigned to the Museum by the Egyptian Government”, BMFA 214, Boston, 1938
  • “The American Archaeological Expeditions in Egypt and the Near East”, Journal du Commerce et de la Marine, Alejandría, 1939
  • “A Family of Royal Estate Stewards of Dynasty V”, BMFA 220, Boston, 1939
  • “The Spoliation of Suez”, (Introducción de Reisner) George Routledge and Sons Ltd, Londres, 1940
  • A History of the Giza Necropolis (Vol. I), Harvard University, Cambridge (MA), 1942

Bibliografía (sobre George Andrew Reisner)

  • “Dr. George A. Reisner”, Bulletin Museum of Fine Arts (BMFA) 70, Boston, 1914
  • “Recent Discoveries at the Giza Pyramids”, BMFA 136, Boston, 1925
  • “Professor Reisner Returns to Egypt”, BMFA 165, Boston, 1930
  • A Distinction for Dr. Reisner, BMFA 222, Boston, 1939
  • Dows Dunham, American Journal of Archaeology (AJA) 46 (1942)
  • Herbert E. Winlock, American Philosophical Society Year Book (1942)
  • Guy Brunton, Annales du Service des Antiquités de l’Égypte (ASAE) 41 (1942)
  • George Steindorff, BMFA 40 (1942)
  • J. L. Myers, Man 76 (1942)
  • Alan H. Gardiner, Nature 150 (1942)
  • Chronique d’Égypte (CdE) 36 (1943)
  • William Smith, “Harvard Camp. The Earliest American Archaeological Center in Egypt”, Archaeology 2 (1949)
  • Alexander Scharff, Archiv für Orientforschung (AFO) 15 (1945-1951)
  • William S. Smith, A History of the Giza Necropolis (Vol. II), The Tomb of Hetep-Heres, the mother of Cheops, Cambridge (Mass), 1955
  • William S. Smith, “The Tomb of Hetep-Heres, the mother of Cheops”, BMFA 293 (1955)
  • Dows Dunham, Second Cataract Forts. Volume I: Semna Kumma. Volume II: Uronarti, Shalfak, Mirgissa, Museum of Fine Arts, Boston, 1960 y 1967
  • Dows Dunham, The West and South Cemeteries at Meroe, Museum of Fine Arts, Boston, 1963
  • Mohammad Hassan Abd-Ull Rahman, Canopics, IFAO, El Cairo, 1967
  • Dows Dunham, The Barkal temples. Excavated by George Andrew Reisner, Museum of Fine Arts, Boston, 1970
  • Dows Dunham, Recollections of an Egyptologist, Boston, 1972
  • Warren R. Dawson y Eric P. Uphill, Who was Who in Egyptology, The Egypt Exploration Society, Londres, 1972
  • Peter der Manuelian, “A Race against Time in the Shadow of the Pyramids. The Museum of Fine Arts, Boston and the Giza Necropolis”, KMT 1:4, Sebastopol (CA), 1990-1991
  • Peter der Manuelian, “George Andrew Reisner on Archaeological Photography”, Journal of the American Research Center in Egypt ( JARCE) 29 (1992)
  • Peter der Manuelian, “George A. Reisner: Shooting the Pyramids”, View Camera, Corrales (NM), 1995
  • “A month in the life of a great Egyptologist: George Reisner”, KMT 7:2, Sebastopol (CA), 1996
  • “Excavating the Memphite Cemeteries: The Giza Necropolis”, L’Art égyptien au temps des pyramides y Egyptian Art in the Age of the Pyramids, París y Nueva York, 1999
Whatsapp
Telegram