El Jardín Botánico de Asuán
Por Bartomeu Egea
20 mayo, 2021
Entrada al Jardín Botánico de Asuán
Modificación: 20 mayo, 2021
Visitas: 507

El Jardín Botánico de Asuán. Geziret El Nabatat. La isla Kitchener

Situada al oeste de la isla Elefantina, al borde del desierto, la isla y sus jardines son populares entre la población local y los turistas, como un lugar para pasar una tarde tranquila lejos del ruido de la ciudad y para los picnics de fin de semana.

Os proponemos acercaros a ella, os sorprenderá. Silencio, aves, árboles inimaginables… un microclima ajeno al Egipto de almanaque, paseos, bancos para sentarse y no hacer nada. Realmente un remanso de paz, ajeno al bullicio de la cercana ciudad de Aswan (Asuán). Cualquier lancha motora o faluca de la corniche os llevara a ella por pocos pounds, amarrando al lado sureste de la pequeña isla; la misma embarcación os recogerá mas al sur junto a la cafetería.

Recibe el nombre del militar británico Horatio Kitchener, que en 1883 fue enviado a Egipto y fue gobernador general de Sudán y ganador de la guerra contra los derviches (1898), en ella plantó numerosos árboles y plantas exóticas procedentes de todo el mundo, especialmente de la India, conformando hoy en día un bellísimo jardín botánico.

La isla en su parte norte dispone de un pequeño museo de semillas con una biblioteca e información didáctica sobre el contenido y la historia del jardín. En la parte sur hay un pequeño café que permite hacer un descanso con fantásticas vistas sobre el Nilo y el desierto, disfrutando de un asombroso y suave microclima exclusivo.

Historia

La isla se conocía anteriormente como Isla de Kitchener, nombrada así por Sir Lord Horatio Kitchener, que la recibió en donación por sus méritos militares i políticos. Cónsul General en Egipto desde el 29 de septiembre de 1911 hasta junio de 1914.

Con la ayuda del Ministerio de Riego, Kitchener transformó rápidamente la pequeña isla de 7 hectáreas en un paraíso de árboles exóticos, muchos procedentes de la India. Jardines, senderos con vistas, flores… Más tarde todo pasó a ser propiedad del gobierno egipcio y se usó como un lugar de investigación llamado Instituto de Investigación Botánica de la Isla Botánica de Asuán.

Jardín Botánico de Asuán

La isla, en su conjunto, constituye el Jardín Botánico de Asuán. Se pueden ver los muchos tipos de plantaciones y árboles subtropicales, exóticos y raros. El jardín es una isla de forma ovalada, d unos 17 feddans (unas 7 hectáreas),  el ancho máximo es de 115 metros. Le jardín está dividido en 27 parcelas  con cuatro pasajes longitudinales y nueve trasversales. Construido en 1898 bajo la supervisión del ministerio de riego, se convirtió en una estación experimental para plantas de las regiones ecuatoriales.

El grupo botánico está compuesto por las plantas, que originalmente existían en la isla como el sicomoro y la palmera datilera, y las foráneas. Intentemos hacer un pequeño desglose:

Cultivos de arboles oleaginosos- Árboles del aceite de coco, aceite de palma, aceite de olivo, bombax.

Árboles madereros- Ciruelo, Tamarisco, Neem, Roble, Bassia, kapok o ceiba pentandra, Bauhinia o árbol orquídea, Bombax, Sissoo o palisandro indio, Arbol de sándalo rojo, Nephilim.

Cultivos de frutales –Yaca, Spondias, Garcinia, Eugenia o ciruelo de Cayena, Níspero, Papaya, Aguacate, Mango, Cítricos, Zapote blanco, Azufaifo chino o común (jinjol), Guayaba Longan u ojo de dragón, Carambola o fruta estrella, Higo, y como no, la Palmera datilera.

Cultivos de especias- Árbol de canela, árbol de lentisco, Pimienta negra, Pimienta roja.

Plantas medicinales y odoríferas- Cassia fistula,  Árbol de pipa de pudín, Desert date, Nux-vomica, Jatropha  curca, Annatto o achiote, La ixora o geranio de la jungla, Sophora, Rosa, Jazmín, Murraea, Henna, Couroupita guianensis.

Productores de fibra- Kapok ceiba, bombax, Chorisia speciosa.

Sobre Horatio Kitchener

El 4 de enero de 1883, Kitchener fue ascendido a capitán con el rango turco de bimbashi (mayor), y enviado a Egipto, donde participó en la reconstrucción del ejército egipcio. Egipto se había convertido recientemente en un estado títere británico, su ejército dirigido por oficiales británicos, aunque todavía nominalmente bajo la soberanía del Jedive (virrey egipcio) y su señor nominal, el sultán (otomano) de Turquía. Kitchener escaló en el rango militar, convirtiéndose en gobernador de las provincias egipcias del este de Sudán y el litoral del Mar Rojo, llegando a Ayudante General del Ejército Egipcio en diciembre del mismo año y Sirdar, una variante de Sardar, Comandante en Jefe británico del ejército egipcio.

Este hombre dominaba con fluidez en el idioma árabe, lo hablaba tan bien que pudo adoptar sin esfuerzo los dialectos de las diferentes tribus beduinas de Egipto y Sudán. Su altura de casi 1,90. No fue muy popular, pero sí respetado.

 

Texto y fotografía: Bartomeu Egea 

Whatsapp
Telegram