Dahab y el Blue Hole
Por Bartomeu Egea
12 diciembre, 2020
Modificación: 18 diciembre, 2020
Visitas: 227

Dahab, que significa oro en árabe, es el nombre de este destino en el sur del Sinaí, en la costa del Mar Rojo, aproximadamente a unos 90 kilómetros al norte de Sharm el-Sheikh.

Esta pequeña población de origen beduino es hoy uno de los destinos más preciados para el buceo. Aunque fue ocupada por Israel después de la guerra de los seis días, ahora pertenece a Egipto a raíz del tratado de paz del año 1982.

La zona dispone de buenos atractivos para el viajero, desde alojamientos y resorts, hasta albergues o campings bereberes; a ello sumar una buena gastronomía, actividades deportivas que pueden completar al buceo, al snorkel y a las actividades acuáticas tipo windsurf en aguas poco profundas, como el trekking, el senderismo o el hiking, la escalada, los safaris (viaje en árabe) al cañón coloreado, por citar algunos ejemplos.

The Blue Hole

No podemos obviar este lugar si visitamos Dahab. El “agujero azul” es una cavidad submarina, con una profundidad máxima de poco más de 100 m. En él existe una apertura poco profunda en el mar, a unos 6 m de profundidad, conocida como “silla”, y un túnel de 26 m de longitud conocido como “el Arco”, cuyo techo se encuentra a una profundidad de 55 m. y cuyo fondo cae cuando llega junto al mar hasta unos 120 m. Sorprendente es el lado del mar, donde el suelo cae fuertemente a más de 1.000 metros. El lugar esta rodeado de una gran riqueza de peces y coral.

El agujero azul es popular para las inmersiones en apnea debido a la profundidad directamente accesible desde la costa y la falta de corriente. Pero el sitio de buceo es conocido también por tener la tasa de mortalidad de buceador más alta para cualquier sitio de buceo del mundo.

Fuera de viajes organizados, el viajero puede acercarse a esta pequeña población con el bus de la compañía “East Delta” desde Sharm el-Sheikh o desde el mismo El Cairo con la compañía GoBus.

 

Históricamente, el agujero azul fue evitado por las tribus beduinas que habitaban la zona. Había una leyenda beduina local que el agujero azul era un lugar maldito por el fantasma de una chica que se ahogó allí mismo para escapar de un matrimonio concertado.

 

 

Whatsapp
Telegram