Cleopatra, la nueva novela de Andy García
Por Andy García Montes y Susana Alegre García
24 abril, 2022
Detalle de la portada de la novela Cleopatra de Andy García Montes
Modificación: 24 abril, 2022
Visitas: 1.083

El escritor Andy García nos sorprende esta vez con una novela dedicada a la célebre Cleopatra VII, Susana Alegre entrevista al autor para que nos hable de esta nueva publicación sobre la última reina de Egipto.

Susana: Veo que tras la buena acogida de tu novela sobre Hatshepsut “La esposa del dios” te has decidido por otra gran reina, Cleopatra VII ¿Por qué de nuevo otra mujer?

Andy: Era un tema que tenía pendiente, o quizá quiera repetir el éxito al tratarse de otra reina (risas). Ya en serio, como bien sabes Susana, la mujer en el Antiguo Egipto gozaba de los mismos derechos y libertades que los hombres, más incluso que en la actualidad en muchos países, por desgracia. A lo único que no podía aspirar una mujer, era a ocupar el trono de Horus. Pero aun así, hubo a lo largo de la historia del Antiguo Egipto varias mujeres que reinaron con pleno derecho, bien como reinas, bien como faraón o como faraonas, como es el caso de Cleopatra, porque fue reina y faraona.

 

Susana: No sabes lo mucho que me agrada que hables de “faraona” o “reina faraona”. Yo creo que el término “reina-faraón” o hablar de “la faraón” es aberrante en castellano y me parece una expresión que denota el machismo que es tan patente en la Egiptología, aún hoy. ¿Te parece que Cleopatra VII ha sido tratada de forma machista por la bibliografía egiptológica, la novela, el cine…?

Andy: Por supuesto, que hablo de faraona, hay varios documentos de época tardía en demótico que hacen alusión al término faraona, aunque no lo hagan explícitamente refiriéndose a Cleopatra, sí lo hacen al nombrar a una mujer de esa forma. Además, la RAE da como válido el término. En cuanto a que ha sido tratada de forma machista a lo largo de la historia, mi respuesta, es un sí rotundo, ello es culpa de los autores romanos de su época, que escribieron sobre ella retratándola como una mujer fatal, y en algunos casos, casi de prostituta, no olvidemos, que la Roma imperial era una sociedad machista y patriarcal. Pero Cleopatra fue una mujer muy diferente a la imagen que quisieron vendernos de ella.

 

 Susana:  ¿Qué crees, que hace especial a Cleopatra, con respecto a las demás mujeres que gobernaron en Egipto?

Andy: En la balanza del “Juicio de Osiris” estando en un platillo Hatshepsut, bien como la pluma Maat y en el otro Cleopatra bien como el corazón Ib, el resultado sería neutro para mí.  Después de este símil, queda claro, quienes son mis reinas preferidas en igualdad. Ahora bien, Mientras Hatshepsut subió al trono en un momento de gran prosperidad, Cleopatra lo hizo en un momento de total decadencia, por ello, sin desmerecer el buen gobierno de Hatshepsut, Cleopatra tuvo un reto mucho más grande.

 

Susana:  ¿Crees que para la gente de a pie, que no conocen la cultura del Antiguo Egipto, Cleopatra le es familiar?

Andy: Por supuesto, cualquiera sabe quién es Cleopatra, aunque ni conozca, ni le atraiga la cultura egipcia. Es más, para mí, rivaliza directamente con la fama del rey niño, Tutankamón, y eso, que su tumba aún no se ha encontrado. Pero la literatura, el teatro y el cine han contribuido a elevar el mito y la fama de Cleopatra.

 

Susana: ¿Piensas que si se hallase su tumba, reposaría junto a Marco Antonio?

Andy: Casi seguro, así lo pidió, y así, se supone que Octavio se lo concedió.

 

Susana: ¿Dónde se documenta que lo pidió?

Andy: En Vidas Paralelas, Antonio, (Plutarco) Te expongo lo que escribió Plutarco textualmente:

<<Abrió César el billete, y viendo que lo que contenía era quejas y ruegos para que se le diese sepultura con Antonio…

<<César, aunque muy disgustado con la muerte de Cleopatra, no pudo menos de admirar su grandeza de alma, y mandó que su cuerpo fuera enterrado magnifica y ostentosamente con el de Antonio>>

 

Susana: ¿Crees que si se hallase su tumba, sería tan magnífica en su ajuar funerario como la de Tutankamón?

Andy: Esa pregunta es difícil de responder, de todas formas, Cleopatra hacía ostentación de su gran riqueza, y aunque en decadencia, Egipto era aún, el país con más riquezas del mundo conocido. Así, que de no superar los tesoros de Tutankamón, puede que lo igualase. Y si el tesoro no fuese espectacular, si sería la tumba de los dos enamorados más famosos de la historia. En la obra teatral  de William Shakespeare “Antonio y Cleopatra”, Octavio proclamaba: “Ninguna tumba de la tierra encerrará una pareja tan famosa” El tiempo lo dirá, si logra hallarse.

 

Susana: ¿Y su tumba dónde?

Andy: ¡Eso quisiera yo saber! (risas). En la actualidad, se piensa que puede hallarse en dos enclaves diferentes. Bien, en las profundidades de la costa alejandrina, bien en Taposiris Magna, como asegura la arqueóloga dominicana Kathleen Martínez, quien ha realizado excavaciones en el lugar. Y pienso, que no es una idea descabellada, ya que Cleopatra se identificaba con la diosa Isis-Hathor, la esposa de Osiris, y el templo de Taposiris Magna lo describió Plutarco como una de las muchas tumbas de Osiris. Aunque yo, me inclino más por las profundidades de la costa alejandrina.

 

Susana: Bueno, hablemos de tu novela. ¿Qué puede encontrar el lector en ella?

Andy: Eso, eso, “¡O se habla de mi libro, o me voy!” (risas)

Bromas aparte, el lector puede encontrar en mi novela, cómo fue la vida y la muerte de la última faraona de Egipto. Una historia de aventuras donde las pasiones, las intrigas palaciegas, los asesinatos, la lucha de poder y la historia se dan la mano. Como es lógico, mezclo todo ello con aportaciones propias ficticias, la licencia literaria que se puede permitir el escritor en su oficio, pero siempre con un trasfondo histórico real.

 

Susana: Felicitaciones por la portada de tu novela, ¿pero crees que Cleopatra era así de bella cómo tú la presentas? ¿qué motivo hay para presentarla tan sexy?

Andy: Gracias, la ilustración de Cleopatra, es obra de una gran ilustradora estadounidense, Corey Ford. No, no fue tan bella como “mi Cleopatra” (risas) pero si fue atractiva, y supo aprovechar sus estudios en cosmetología para embellecer su físico. Además, poseía un magnetismo especial, casi místico.  Lo cierto, es que no hay retratos ni imágenes de ella, que sean del todo fidedignas.

Plutarco dijo sobre ella:

“pues, según dicen, su belleza no era tal que deslumbrase o que dejase suspensos a los que la veían; pero su trato tenía un atractivo irresistible y su figura, ayudada de su labia y de una gracia inherente a su conversación, parecía que dejaba clavado un aguijón en el ánimo”

“Cuando hablaba, el sonido mismo de su voz tenía cierta dulzura, y con la mayor facilidad acomodaba la lengua como un órgano de muchas cuerdas al idioma que se quisiese».

 En cuanto a presentarla tan sexy, fue porque me “enamoré” de la ilustración de Corey Ford, y aunque sabía que no había sido tan bella como la de la portada, nada más verla, supe que sería la elegida para la novela.

 

Susana: ¿Cómo imaginas en tu novela la ciudad de Alejandría? El palacio real, las calles, el faro, la biblioteca…

Andy: Como la gran ciudad que era en esa época, era el centro del saber del mundo antiguo, amplias avenidas adornadas con inmensas estatuas y bellos jardines, calles bulliciosas con toda clase de gentes, una ciudad cosmopolita, un palacio inmaculado, con mármol por doquier, decorado con sumo gusto e imponentes esculturas, un faro prodigioso en arquitectura y en funcionalidad, y sobre todo, su gran biblioteca, unas amplias estancias con grandes ventanales para que la luz penetrase en su interior, y altas estanterías para depositar los documentos cuidadosamente ordenados por materias, donde se reunían los personajes más eruditos del momento.

 

Susana: ¿En verdad, crees que pudo cambiar el curso de la historia, cómo mencionas en el subtítulo de la portada?

Andy: Así lo creo, y tuvo dos oportunidades para ello, una fue frustrada por la muerte de César, ahí, ella no pudo hacer nada, y la otra, fue por una mala decisión propia en la batalla de Accio, que aún hoy, los especialistas militares se preguntan, cómo pudo actuar de esa manera, obligando a Marco Antonio a librar la batalla por mar contra su voluntad, y la de sus soldados. Estoy seguro, que de librarse el combate en tierra, la victoria hubiese sido para ella y Marco Antonio, y quien sabe, quizá ello hubiese sido el comienzo para la construcción de otro gran imperio como en su día creara Alejandro Magno.

 

P: Bueno, ¿dónde podemos comprar tu nueva novela?

R:A través de Amazón   https://amazon.es/dp/B09VW7WPB3

Susana: Muchas gracias Andy por la entrevista y espero que la novela sea un éxito.

Andy: Muchas gracias Susana, un placer.

 

 

Whatsapp
Telegram