Un Caballo de Troya del antiguo Egipto. Djehuty, el héroe de Joppa
Por Gerardo Jofre
11 noviembre, 2016
Cuenco de oro procedente de la tumba de Djehuty en Saqqara. Museo del Louvre. Foto: Susana Alegre García
Modificación: 14 noviembre, 2016
Visitas: 1.042

Todos conocemos el famoso Caballo de Troya, usado como un regalo bajo el que se escondía el enemigo dirigido a conquistar la ciudad. Sin embargo, 200 años antes una historia similar fue narrada en Egipto, al narrar unos acontecimientos que sucedieron Jaffa, antigua Joppa. Sólo que esta vez el regalo lo entregaron los egipcios a los cananeos.

<<Hizo fabricar doscientas cestas para que doscientos soldados se introdujeran en ellas… Les dijo: tan pronto como entréis en la ciudad haréis prisioneros a todos los habitantes>>
Fragmento del texto en el Papiro 100060 en el Museo Británico.

Según narra el papiro EA 10060 conservado en el Museo Británico, la ciudad de Joppa se había rebelado contra la autoridad de Tutmosis III y el faraón respondió mediante el envío de un ejército egipcio comandado por Djehuty. El objetivo era recuperar el control sobre la ciudad. Djehuty solicitó astutamente hablar con el líder rebelde de Joppa, en un lugar fuera de los muros de la ciudad. Una vez que estaba solo con el líder de la rebelión, Djehuty hirió con prontitud al hombre en su frente y lo capturó. Con esta tarea realizada, Djehuty decidió tomar el control de la ciudad por medio de subterfugios. Djehuty falsamente proclamó que él, Djehuty, había sido derrotado por los rebeldes y envío un “regalo” a los habitantes de Jope. El homenaje se produjo en la forma de doscientas cestas que fueron entregadas a Jope como ofrenda de paz. Sin embargo, cada una de las cestas ocultaba uno de los doscientos soldados de las tropas de Djehuty.

El gobernador de Joppa, engañado por Djehuty, les abrió las puertas de la ciudad. Poco después, los soldados de Djehuty salieron de sus cestas y rápidamente capturaron la ciudad y se apoderaron de sus ciudadanos. La descripción egipcia de la captura de Joppa es, por lo tanto, algo similar a la historia del Caballo de Troya, que hipotéticamente se produjo unos dos siglos más tarde en Troya. Con Joppa. ahora firmemente en manos egipcias, Djehuty envió un mensaje a su rey, Tutmosis III, de su triunfo

<<“¡Estar de buen ánimo! Para Amón, su buen padre, ha dado a usted, el rebelde de Jope y todo su pueblo, así como su ciudad. Enviar hombres para llevarlos cautivos que puede llenar la casa de su padre Amón-Ra, rey de los dioses, con los esclavos masculinos y femeninos, que han caído por debajo de sus pies para siempre”>>.
Fragmento del texto en el Papiro 100060 en el Museo Británico.

Djehuty, también conocido como Thuti y Thutii, fue un general bajo las órdenes del faraón Tutmosis III ( reinó 1479-1425 a. C. en la Dinastía XVIII). Se le conoce sobre todo por ser el principal héroe de la toma de Joppa. Además, Djehuty era escriba del rey, supervisor de las tropas (general) y el supervisor de los países extranjeros del norte en los registros egipcios contemporáneos. La tumba de Djehuty fue localizada en

Saqqara por Bernardino Drovetty en 1824, donde se descubrió una momia y, lo más llamativo, un rico conjunto de joyas (cadena de oro, brazaletes, anillo…) y otros objetos, algunos de ellos realizados con metales preciosos. Estos objetos en la actualidad se encuentran dispersos por diversos museos europeos.