Revolución de Egipto afecta repatriación de antigüedades
Por Ernon Silver
14 marzo, 2011
Modificación: 14 marzo, 2011
Visitas: 2.400

Revolución de Egipto afecta repatriación de antigüedades

El día antes de que se iniciara la revolución en Egipto, el entonces jefe de antigüedades del país, Zahi Hawass, exigió que el Neues Museum de Berlín devolviera el busto de la reina Nefertiti. Tres semanas antes, Hawass había advertido a Nueva York de que intentaría recuperar un obelisco ubicado en Central Park si la ciudad no le daba el debido cuidado.

Entonces se produjo el levantamiento y se repitieron los disturbios frente al Museo Egipcio de El Cairo. La noche del 28 de enero, unos ladrones se introdujeron en él y al menos uno de ellos descendió al interior del edificio de la era victoriana a través de una claraboya. Se llevaron 18 objetos, entre ellos estatuas de celebridades del mundo antiguo como el rey Tutankamón y Nefertiti, informa Bloomberg Businessweek en su edición del 14 de marzo.

Algunos integrantes del mundo del arte aprovechan el caos que reina en El Cairo para oponerse a las demandas de Egipto de repatriación de sus antigüedades y lo utilizan para demostrar que las obras de arte antiguas no deben concentrarse en sus países de origen. Entre ellos se halla William Pearlstein, abogado de Nueva York que representa a asociaciones de anticuarios, casas de subastas y coleccionistas de EEUU y el Reino Unido. Italia y Grecia también se esfuerzan por lograr el retorno de algunas obras de arte nacionales.

"Los incidentes ocurridos durante la revolución egipcia podrían tomarse como argumento para cambiar la discusión", dijo la Asociación Internacional de Marchands de Arte Antiguo con sede en Colonia, Alemania, a través de su portavoz, Ursula Kampmann. "La pregunta es: ¿cuál es la mejor manera de proteger la herencia cultural del mundo?"

Muchos arqueólogos están a favor de las demandas de repatriación de Egipto y otros países. La reanudación del debate es una cortina de humo que oculta a los marchands, los coleccionistas y los curadores que hacen la vista gorda ante el comercio ilegal de arte, dice David Gill, que enseña historia antigua en la Universidad de Swansea en Gales y dirige el blog Looting Matters (El saque importa).

El mercado negro de arte y objetos antiguos robados mueve $6,300 millones por año, dice Global Financial Integrity, un grupo con sede en Washington que promueve la transparencia en las finanzas internacionales. A lo largo de las décadas, la venta ilegal de antigüedades ha beneficiado a museos y coleccionistas privados de todo Occidente, según Gill.

A Hawass, que el 3 de marzo dijo que renunciaría a su cargo en parte para protestar por el saqueo de sitios arqueológicos tras la revolución, lo indigna que los defensores de los coleccionistas y los museos utilicen el levantamiento para apuntalar su posición, en especial en vista de que los egipcios han tratado de proteger su museo formando una cadena humana a su alrededor luego de que se retirara la policía.

"Los argumentos contra la repatriación debido a la situación actual en Egipto son absolutamente incorrectos”, dijo Hawass, de 63 años, en una entrevista. "Si la policía dejara las calles de Nueva York, Londres o Tokio, los criminales de esas ciudades harían trizas el Museo Metropolitano de Arte, el Museo Británico o cualquier otro museo de esas ciudades."

Fuente: El Nuevo Herald
http://www.elnuevoherald.com/2011/03/13/902422/revolucion-de-egipto-afecta-repatriacion.html

Reseña: Roberto Cerracin

Whatsapp
Telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *