Nuevos estudios sobre el origen de los hicsos
Por Susana Alegre García
4 abril, 2019
Modificación: 12 abril, 2019
Visitas: 752

La dinastía de los hicsos gobernó en Egipto aproximadamente entre 1638-1530 aC. (Dinastía XV) y estableció su capital y área de influencia en el Delta del Nilo, en la localidad de Avaris (actual Tell el-Daba). Su arquitectura, tipo de enterramiento, cultura material… presenta una mezcla de elementos egipcios y de Próximo Oriente, y tradicionalmente se había considerado que su origen habría sido foráneo y que su dominio en Egipto se había producido a través de la conquista.

El objetivo de un estudio presentado en el 88th Annual Meeting of the American Association of Physical Anthropologists por Chris Stantis y Holder Schutkinwski (Universidad de Bournemouth en Poole, Inglaterra) es aportar luz sobre el origen de los hicos a partir del análisis de los restos óseos de 71 individuos localizados en enterramientos de la élite de Tell el -Daba, basados especialmente en el análisis de los isótopos de oxígeno y estroncio en los dientes.

Los análisis han podido documentar que en Tell el-Daba (Avaris) se produjo una afluencia de personas no locales en el período pre-hicso (Dinastías XII y XIII), mientras que el número de individuos locales es mayor durante el Período Hicso. Esto es consistente con la suposición de que el ascenso de los hicsos al poder no fue el resultado de una invasión, sino de un progresivo dominio interno que fue materializándose en la mezcla de la élite local, encabezada por varones, con mujeres extranjeras.

Los estudios han determinado que la mayor parte de las mujeres que se enterraron en Avaris antes de la consolidación de la dinastía de los hicos, cuyos restos han sido analizados, no eran originarias del valle del Nilo. Sin embargo, los hombres de la élite que murieron en ese tiempo sí eran nativos locales. Esa inmigración, según Stantis, se ajusta al escenario en el que las mujeres hicsas se casaron con familias nobles egipcias.

“Tell el-Daba continuó atrayendo a extranjeros de alto rango durante la dinastía hicsa. Alrededor de la mitad de los individuos de élite, hombres y mujeres por igual, que murieron durante su gobierno habían emigrado a Tell el-Daba”. “Esta era claramente una ciudad internacional”, ha afirmado Stantis.

Fuentes:
Migration into Egypt during the Second Intermediate Period

 

Whatsapp
Telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *