La pirámide de Keops. Una contribución al análisis de su construcción
Por Jacinto de la Riva Gómez
7 diciembre, 2019
Modificación: 7 diciembre, 2019
Visitas: 6.708

El sellado de la pirámide 

Los elementos que se utilizaron en el sellado de la pirámide fueron tres grandes bloques de piedra granítica que se dejaron deslizar por el canal de la Gran Galería y que penetrando en la Galería Ascendente fueron a empotrarse en la intersección con la Galería Descendente, donde se encuentran actualmente, cerrando el acceso a aquella.

No fue el único sistema de seguridad que se utilizó frente al saqueo de la pirámide. En la Antecámara se colocarían tres compuertas de piedra alojadas en las guías existente que cerraron la galería horizontal superior dificultando enormemente el acceso a la Cámara del Rey. Podríamos deducir de esto que la Cámara de la Reina, que no dispone de ningún sistema de protección, no fue utilizada como cámara mortuoria.

La coincidencia entre las tres compuertas y los tres bloques de sellado nos conduce a la siguiente hipótesis. Una vez terminadas o prácticamente terminadas las operaciones de izado de grandes piedras se limpió de todos los elementos auxiliares la Gran Galería y por el citado pozo se bajaron no solamente el sarcófago sino también las tres grandes piedras para el sellado de la Galería Ascendente y la solera del Pasaje Horizontal. Las piedras se situarían en el canal de la Gran Galería previa la ejecución de la solera definitiva del canal.

Una vez introducido el sarcófago, se pudo proceder a la construcción de la Antecámara. Las compuertas se colocaron antes de realizar el techo del pozo y proceder a su relleno.

Pero las compuertas tenían que quedar elevadas.  Una forma fácil de dejarlas elevadas es colocar en las guías unos tacos de madera sobre las que se apoyaran. El caso es que estos elementos auxiliares tendrían que ejercer su función hasta el final de la obra (años) y la muerte del faraón.

Cuando este momento llegó, hubo que proceder al cierre de compuertas y deslizar los bloques de la Gran Galería. No es posible quitar los elementos auxiliares que hemos colocado para soporte de las compuertas sin elevar las mismas. La dificultad de su elevación precisamente es la que les da su valor como elemento disuasorio.

Esto pudo realizarse al tiempo que se dejaban deslizar los bloques de sellado de la Galería Ascendente. Para ello se habrían colocado sobre las compuertas tres rodillos alojados en las cavidades que se conservan en la fachada este. A ellos se atarían cuatro cuerdas coincidentes con las ranuras de la cara sur del pozo. Las cuerdas se volverían sobre los bloques de la Gran Galería que con su peso conseguirían una pequeña elevación de la compuerta suficiente para retirar los calces.

El corte de las cuerdas lanza el bloque de sellado por el canal y la compuerta cae a su posición (Fig.15)

Fig.15

 

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8

Whatsapp
Telegram