La Momia
Por Amador V. Amores
2 octubre, 2001
Modificación: 19 diciembre, 2016
Visitas: 22.954

Existen estudios posteriores, comentando que el conocimiento de Herodoto y Diodorus sobre el estudio de las momias era correcto, pues estos habían estudiado no solo momias con y sin incisiones abdominales, sino a otras que se conservan solamente con bálsamos resinas y otras con betún o natrón. Hay cientos de cráneos de momias que se han encontrado en pozos y cuevas en TEBAS que no contienen absolutamente nada. Esto prueba que los embalsamadores eran capaces, no solo de remover la masa encefálica, sino de remover todas las membranas sin dañar el puente de la nariz. Se encuentran cráneos de momias rellenas de betún, otras rellenas de trapos de lino y otras de resina. Los cuerpos que han sido rellenados con resina o substancias parecidas tienen color verdoso y la piel aparece tostada. Estas momias cuando se les quitan las vendas se rompen y se deshacen fácilmente. Por otra parte, las momias que han sido tratadas con gomas aromáticas y resina se conservan bien, especialmente dientes y pelo. Los cuerpos que han sido rellenados de betún, son de apariencia negruzca y están duros. Los rasgos se mantienen intactos, el cuerpo pesado y no muy agradable de mirarlos. El betún penetra en los huesos de tal manera que a veces es difícil distinguir que es hueso y que es betún. Los brazos, manos, pies o piernas de estas momias cuando se rompen tienen un sonido como cuando se rompe cristal. Son muy inflamables y de alto poder calorífico cuando se queman.

Cuando el cuerpo había sido conservado en natrón, la piel esta dura y la carne aparece caída y descolgada de los huesos. El pelo de estas momias cuando se toca, generalmente se cae.

Por todo esto, esta claro que los cuerpos conservados en betún, fueron los primeros que se les llamaba momias.

Estamos seguros, que en Imperio Antiguo ya se momificaba; es mas, científicamente se sabe que la momia que Quimbel encontró en SAKARA, pertenece a la II Dinastía. El cuerpo yace contraído sobre el lado izquierdo, en posición prenatal, de los que existen muchísimos en tumbas predinásticas. Cada pierna estaba envuelta -no vendada-, con una sábana de lino, y en el abdomen se encontró una especie de cojín, también de lino. El cuerpo de ésta mujer fue envuelto posteriormente en sábanas como se había hecho en generaciones anteriores. Por lo tanto es muy probable se efectuara la momificación en la I Dinastía.

Las momias de la Dinastía XVIII que se encontraron en MENFIS, se parecen bastante a las de la X y XII Dinastías del Alto Egipto. En la cavidad del tórax, se encuentran frecuentemente amuletos en forma de corazones y escarabajos, hechos de basalto verde, así como otros menos conocidos.

Los amuletos ANK y TET, así como el de la hebilla ó útero de ISIS, se colocaban en el cuello debajo de la barbilla. Durante este periodo el arte de la momificación llegó a la perfección y las momias reales son realmente piezas maestras del oficio. Los egipcios empleaban piedras, amuletos y nombres mágicos por el hecho de otorgar el bien y el mal, por lo tanto estas ceremonias en las que el mago-sacerdote tenía que esforzarse al máximo, no tenía otro objeto que la de conservar el cuerpo momificado en la mejor forma posible y realizar simbólicamente el acto de restaurar el cuerpo a sus funciones vitales.. Por otro lado no había egipcio que no creyera que su corrupto cuerpo ascendiera al cielo y habitara entre los dioses. Sabían perfectamente que su cuerpo permanecería en la Tierra mientras el alma moraba en el Cielo.

Se tomaba el mayor cuidado en la momificación de los miembros, pues el egipcio se creía era inmortal y que también viviría eternamente en un cuerpo espiritual. Por eso intentaba a través de ceremonias mágico religiosas que su corrupto cuerpo durara eternamente. Él creía que se iba a alimentar del alimento celestial de los dioses, y al mismo tiempo no escatimaría esfuerzos para que en su tumba no faltase comida. Habiendo previamente ordenado momificar su cabeza, creía que mencionando las palabras mágicas necesarias, ésta recobraría su función para poder comer, beber, hablar, pensar y moverse.

Los exámenes efectuados a numerosas momias, demuestran claramente, que los métodos adoptados para preparar los cuerpos, vendarlos y ornamentarlos, así como las medidas que también se adoptaron para preservar las partes de una mayor putrefacción del cuerpo eran conocidas por los historiadores clásicos. Para una detallada información de la manera que un cuerpo era vendado, así como una lista de ungüentos, materiales y palabras mágico religiosas que se recetaban con cada vendaje, cito un interesante papiro que fue traducido por Maspero con el título de RITUAL DE EMBALSAMAMIENTO. Dice así dirigiéndose al finado:

” Te ponemos el perfume del Este, para hacer perfecto tu olor y que sigas el olfato de Dios”

” Te traemos los líquidos que vienen de Ra, para que tu olor sea perfecto en la Sala del Juicio”.

”Oh! dulce alma olorosa del gran Dios, tu con tu penetrante olor, harás que tu cara no cambie o marchite, tus miembros rejuvenecerán en el Este, y tu alma aparecerá sobre tu cuerpo en TA-NETER, la Tierra Divina”

Dicho esto el sacerdote, tomaba un vaso con líquido, el cual contenía diez perfumes diferentes, rociando el cuerpo dos veces de cabeza a pies, tomando sumo cuidado en rociarle bien la cabeza. Entonces, seguía la ceremonia y dirigiéndose una vez más al finado decía:

“ Osiris, tú has recibido el perfume, que hará perfectos todos tus miembros”

” Tu has recibido la fuente de la vida, y has elegido la forma del Disco (ATON), para dar larga vida a todos tus miembros”

” Tu, te reunirás con Osiris en la Sala del Juicio, el ungüento moldeará tus miembros, alegrará tu corazón y aparecerás en la forma de RA”.

” El te hará que seas venerado cuando al atardecer te sitúes en el Cielo para que tu olor expanda por los nomos de AQUERT”

”Recibe el aceite de cedro en AMENTET, y el cedro que viene de Osiris, recíbelo para librarte de tus enemigos y estar protegido en los nomos”.

” Tu alma se ilumina en los venerables arces blancos. Tu llamaste a Isis; Osiris escuchó tu llamada y Anubis vino hacia ti para invocarte”

“Tu recibes el aceite de Manu que viene del Este y con Ra ascendiste a la entrada del horizonte a las sagradas puertas del NEITH”

“Tu, vas hacia adentro, tu alma está en lo más alto del Cielo, mientras tu cuerpo esta lo más bajo” ( La Tierra )

“Saludos Osiris, que el ojo de Horus florezca en ti y en tu corazón siempre”

Una vez que se habían recitado estas palabras, la ceremonia se repetía otra vez al completo, entonces los órganos internos que habían sido removidos del cuerpo, eran puestos en el “Líquido de los Hijos de Horus” para macerarse. Mientras esto ocurría se recitaba otro ritual. Mas tarde los órganos se colocaban al lado del cuerpo, el cual yacía tendido, teniendo la espalda untada de aceite sagrado y la cara mirando al Cielo.

Entonces se colocaba en la espalda una pieza de lino en nombre de Sebek y Sedi. Dirigiéndose al difunto y después de un largo sermón, le comunican que el liquido es secreto, y que es una emanación de los dioses Shu y Seb; la resina de Fenicia y el betún de Biblos harán un funeral perfecto, facilitándole los movimientos para santificar sus pasos en la Sala de Seb.

A continuación le ponían amuletos de oro, plata, lapislázuli y turquesas. De cristal para iluminar su cara y de cornelina para fortalecer sus pasos. Estos amuletos le asegurarían un placentero viaje al Mas Allá. Continuando el difunto en la misma posición, esto es tendido boca arriba, comenzaba la ceremonia de dorar la ceremonia de pies y manos. Efectuado esto, se vendaban los dedos con tiras de lino fabricado en SAIS, recitando estas palabras:

”Saludos Osiris, tu que recibes las uñas de oro, los dedos de oro y el smu (metal dorado)”

”Ahora el líquido de RA ha penetrado en tu cuerpo, al mismo tiempo que en los divinos miembros de OSIRIS. Tu viaje será inmortal”

“Tu lo llevas con tus manos doradas a la casa de la eternidad, con la pureza del smu en tus brillantes dedos, al habitáculo de OSIRIS a el mismísimo santuario de HORUS”

“Te saludo OSIRIS, el oro de las montañas viene hacia ti. Es el talismán sagrado de la morada de los dioses, que ilumina a la vez el Cielo”.

“Tú eres oro. Tú te muestras en smu. Aquellos que asisten a tu funeral son felices, porque te has transformado en un halcón dorado a través de los amuletos de la CIUDAD DORADA”.

Una vez recitadas estas palabras, el sacerdote que estaba personificando a ANUBIS, se acercaba al difunto, inclinando la cabeza repetidas veces y poniendo ciertas piezas de lino sobre él.

Una vez que la cabeza, cara y boca eran convenientemente untadas de aceite, se le empezaba a vendar. La primera pieza de lino se ponía en la frente invocando el nombre de NEQUEB, la siguiente en la cara en el nombre de HATOR; sobre los oídos en el nombre de TOTH, y en la parte trasera del cuello en el nombre de NEBT-JETEP. Sobre la cabeza (esto es cubriendo esta), se ponía una pieza de lino en el nombre de SEQUET, dos piezas mas sobre los oídos, las fosas nasales y carrillos, amarrando todo esto fuertemente con una tira de lino. Después sobre la frente se ponían cuatro piezas, arriba de la cabeza dos, dentro de la boca dos y fuera de ella otras dos; sobre el mentón dos piezas y sobre el cuello cuatro largas piezas más. En total tenían que poner 22 piezas a la derecha e izquierda de la cara cubriendo las dos orejas. A continuación se hacía la siguiente dedicatoria a la GRAN SEÑORA DEL OESTE.

“Que su aliento penetre en tu cuerpo, para que entres en el MAS ALLA”, y para que tus ojos puedan ver, tus oídos oír y para que puedas respirar por su nariz y hablar con su boca.”

”Recibe su voz, en la SALA de MAT y su plegaria en la SALA de SEB, ante la presencia de el gran dios, SEÑOR DE AMENTET”.

La ceremonia y siguiente dedicatoria que se hacia después de mencionar estas palabras, tenían por objeto que el difunto se asegurase de placeres y bienestar en su vida futura a consecuencia de los aceites y ungüentos mágicos que se habían puesto y de las figuras mágicas que se habían pintado en los vendajes.

Las propiedades protectoras de la turquesa y otras piedras preciosas, así como los aceites, granos de mirra y resina, eran para que el fallecido fijara su cabeza al cuerpo, para que esta jamás se desprendiera del mismo, seguro de que HORUS y ANUBIS ejecutarían perfectamente el vendaje. El dios TOTH, protegería sus miembros con mágicas palabras.

El difunto mismo, había aprendido con anterioridad, la formula mágica para prepararse a entrar en él MAS ALLA y a revelarse en él. Todo bienestar estaba asegurado a través de los ungüentos y vendajes, ya que iban acompañados por las palabras mágicas que el sacerdote personificando a ANUBIS recitaba, imitando este a su vez, la ceremonia que el propio dios ANUBIS efectuara al dios OSIRIS en tiempos remotos.

A continuación se proseguía con el vendaje, que empezaba por la mano izquierda, siguiendo siempre las instrucciones del Ritual del Embalsamador. La mano se ponía sobre una pieza de lino. Un anillo se metía y sacaba por los dedos, uno por uno. A continuación se ponían 36 substancias aromáticas que se usaban para embalsamar de acuerdo con el número de formas del dios OSIRIS. Hecho esto la mano era vendada con una tira de lino, la cual estaba plegada seis veces, habiendo en cada pliegue adornos y dibujos referentes a ISIS y HAPI.

A la mano derecha se le hacia lo mismo, solamente que los adornos y dibujos que tenían, eran referentes a RA y AMSU. Más palabras mágicas se mencionaban para asegurar y dar divina protección a ambas manos. Una vez terminada la ceremonia del vendaje de las manos, empezaba la de los pies.

Con aceite sagrado se frotaban las plantas de los mismos, después las piernas y por ultimo los muslos. Los dedos se vendaban como siempre lo primero. Se ponían dos piezas de lino, una sobre cada pierna; en la de la derecha había dibujado la figura de un chacal representando a ANUBIS, y en la izquierda, había dibujado un halcón, representando a HORUS. A continuación se ponían flores de la planta de la vida (ankham) y otras substancias perfumadas al lado de las piernas y entre ellas, vendando a continuación las mismas.

Todo lo que podía hacerse para preservar el cuerpo, se había hecho, pues cada miembro del mismo y a través de las ofrendas efectuadas, lo que era corrupto se había vuelto incorrupto para la eternidad.

Para finalizar se cubría el cuerpo con una pieza de lino, la cual se ajustaba al mismo y posteriormente se cosía quedando así preparado para la tumba.

Este ritual de embalsamamiento que aquí se ha mencionado, pertenece a un periodo realmente moderno dentro de la egiptología, aunque las ideas y creencias contenidas en el mismo son tan antiguas como la civilización egipcia misma, pues estas datan del periodo de la Gran Pirámide, en donde sé hacia además una serie de ofrendas en esta ceremonia las cuales no se entienden demasiado. Parece ser que esta serie de ofrendas se hacían en varios días, y está claro que sólo los más pudientes, podían afrontar los costos de una ceremonia tan completa. Seguro que para los menos pudientes las ceremonias se acortaban en líneas generales.

Las vendas que usaban para vendar los cuerpos, tanto de personas como de animales, en un principio se creía eran de algodón. Mas tarde, algunos decían que eran de algodón y otros de lino. La palabra más usada para lino, era “mak”:

Image

Finalmente en 1.834 y después de un minucioso estudio microscópico efectuado a más de 400 momias, se llegó a la conclusión que el material usado era lino en todas ellas. Lino que en alguno casos, estaba todavía y a pesar de los miles de años, fuerte como el primer día.

La largura y anchura de las vendas que se usaban para estos menesteres de vendar cuerpos humanos, variaban desde 90cm x 7cm. aproximadamente, hasta 3 m x 11cm. Algunas tenían flecos (como las bufandas), y otras estaban muy bien rematadas. Las momias de la II y III Dinastía aparecen envueltas –no vendadas- con piezas de lino de 1.25. M2 aproximadamente. El relleno que se ponía entre las piernas sé hacia con piezas de lino que variaba entre 45 cm2 a 67 cm2.

Ritual de la ceremonia de la Apertura de la Boca y Ojos

De todas las ceremonias, la más importante era la de “Apertura de la Boca y Ojos”, la cual se efectuaba sobre la momia misma o a una estatua que representaba al difunto. Los egipcios creían que podían transmitir a una estatua, los atributos de la persona que la estatua representaba. Las ventajas que había en hacer esta ceremonia a una estatua preferentemente a una momia no era otra que la de poder hacerla cualquier día y en cualquier sitio. La ceremonia sé hacia normalmente a la entrada de la tumba, o en una habitación contigua a la misma. Lo más importante para efectuar la ceremonia, es que el sitio estuviese purificado, así como aquellos que iban a tomar parte en él, que eran los siguientes:

1) El Kher-heb. Sacerdote principal el cual portaba un rollo de papiro.
2) El Sem. Otro sacerdote.
3) El Smer. Este era seguramente un amigo personal de fallecido.
4) El Sa-mer-ef. Hijo del fallecido o en su caso el delegado del mismo para este menester.
5) La Tcherau-ur. Una mujer que representaba a ISIS.
6) La Tcherau-sherant. Mujer que representaba a NEFTIS.
7) El Menhu. Persona que hacía el sacrificio.
8) El Am-asi. Un sacerdote.
9) El Am-khent. Otro sacerdote.
10) Un numero de personas que representaba a la guardia de HORUS.

Todas estas personas, eran como actores. Iban a intentar representar los acontecimientos en conexión con el funeral de OSIRIS, con quien el difunto estaba ahora identificado. A la momia o estatua se la rociaba con agua de cuatro vasijas (cada vasija representa a una cuarta parte del Mundo), haciendo ofrendas a los dioses HORUS, SETH, TOTH, y SET. Esta ceremonia sé hacia para restituir el uso de la cabeza del difunto.

A continuación seguía una purificación hecha a través de incienso también de cuatro pequeñas vasijas, que igualmente representaban una cuarta parte del Mundo cada una de ellas. La apertura de la boca sé hacia en el momento justo que se quemaba el incienso. El sacerdote Sem, el cual para este evento vestía una piel de leopardo , estaba echado sobre un gran cojín dando la sensación de estar dormido, levantándose al ser llamado por el sacerdote Am-asi y en presencia del Kher-heb y del sacerdote Am-khent. Una vez que el sacerdote Sem se hubiera levantado se sentaba en una silla y los cuatro hombres juntos empezaban a representar a los cuatro hijos de HORUS, esto es los cuatro dioses con la cabeza de halcón, mono. chacál y hombre respectivamente. Entonces el sacerdote Sem decía:

“Yo he visto a mi padre en todas sus formas”

Esto lo repetían los otros hombres uno detrás de otro. Es muy difícil explicar esta ceremonia en sí. Maspero pensaba que lo que se pretendía, era que la sombra del difunto volviera, cuando ésta desapareció al fallecer.

Una vez que la purificación había tenido lugar y que la sombra había vuelto al cuerpo, los cuatro hombres que representaban a los cuatro hijos de HORUS, se acercaban a la momia o estatua, siendo el que representaba a HORUS (hijo de Isis y Osiris), el que tocaba con sus dedos la boca de la momia o estatua. A continuación, tenían lugar unos sacrificios de animales, generalmente gacelas, patos y una o dos vacas, aunque podían ser también toros. Este sacrificio era efectuado por el Kher-heb, con intención de conmemorar la matanza de seres endemoniados que eran amigos de SET Príncipe de las Tinieblas.

Cuando la vaca o toro había sido sacrificado, se le cortaba una pierna y se le sacaba el corazón, ofreciéndoselo a la momia o estatua, pretendiendo tocar o tocando con ellos cuatro veces la boca y ojos de la momia. El resto de los animales solo se usaban para ofrendas a la momia o estatua. Efectuado esto el sacerdote Sem decía:

”He venido a abrazarte, yo soy tu hijo HORUS, yo te he tocado la boca, tu hijo HORUS, te quiero”

“ Tu boca esta cerrada, pero yo deseo que se abra”

Aquí, el sacerdote, cogía dos instrumentos, que se llamaban seb-ur y tuntet , tocando con ellos la boca de la momia o estatua, mientras el sacerdote Kher-heb mencionaba:

“Tu boca está cerrada, pero yo deseo se abra. Yo abro tu boca yo abro tus ojos”

“Yo abro tu boca con los utensilios de ANUBIS (esto lo decía dos veces).

“Con los utensilios que se usan para abrir la boca a los dioses”.
! HORUS ! abre tu boca. Horus ha abierto la boca del difunto, como abrió antiguamente la boca de OSIRIS, con los mismos utensilios de SET, con los mismos que se abrieron las bocas de los dioses”

“Él, HORUS ha abierto tu boca para que puedas andar, hablar y para que tu cuerpo pueda morar con la Gran Enéada de Dioses en la gran casa de Annu, donde recibirás la gran corona de HORUS, el Señor del genero humano”.

Terminado esto se hacían otras ceremonias similares, todas parecidas y referentes a lo mismo: la apertura de la boca.

Páginas: 1 2 3

Whatsapp
Telegram