Fossils & Climate Change Museum, en busca de Apep
Por Bartomeu Egea
6 diciembre, 2020
Modificación: 13 diciembre, 2020
Visitas: 325

Sorprendente en este alejado lugar encontrar este museo Fossils & Climate Change Museum, de diseño diferente y con una técnica museística actual, inaugurado en 2016. Es magnífico.

En el valle desértico de Wadi al-Hitan o Valle de la Ballenas, a unos 150 km al suroeste de El Cairo, Egipto nos presenta el primer museo de Oriente Medio dedicado a los fósiles que muestra una forma temprana de ballenas, ahora extinta, como el principal atractivo.

Aunque ese esqueleto de una ballena con patas de 37 millones de años y 18 metros de longitud pueda robarnos la atención, la no menos importante colección de fósiles y otros elementos significativos del cambio climático sufrido en nuestro planeta, llenará nuestros conocimientos en un no menos importante edificio.

El museo se encuentra medio enterrado bajo tierra, exponiendo únicamente las curvas de las cúpulas y la bóveda. El nuevo estilo arquitectónico del museo imita la naturaleza y el paisaje del entorno circundante.  La construcción de este museo fue posible con el apoyo del Ministerio de Asuntos Ambientales de Egipto, el PNUD y el Gobierno de Italia.

Los fósiles del museo explican la evolución de las ballenas. Los fósiles de Wadi Al-Hitan que se remontan a 50 millones de años muestran los arqueocetos más jóvenes , en las últimas etapas de evolución de animales terrestres a marinos.

El título de este artículo, puede sorprender al lector, pero quizás tiene una explicación…

Hace treinta y siete millones de años, en las aguas del llamado “Mar de Tetis”, un gran animal de mas de 15 metros de longitud, con enormes mandíbulas y dientes afilados, murió y hundiéndose en el fondo del mar, dejo pasar miles de años, cubriéndose de sedimentos, acabando solo en olvido. Cuando el mar retrocedió, y todo era un desierto, cuando el viento erosiono el manto que recubría esos huesos.

Sucedió: Los continentes se forjaron, las grandes cordilleras y mares marcaron su sitio, el Homo empezó a caminar erguido, el clima nos sorprendió, los faraones construyeron pirámides, Roma acunó el mundo.

Y mientras el viento seguía excavando y dando a luz a nuestros huesos, durante todo ese tiempo el viento continuó su paciente excavación hasta dar a luz en Egipto en un rincón conocido como Wadi Hitan.

Dicen… que cuando los viejos jeroglíficos nos hablan de la temible serpiente marina Apep, no hacen otra cosa que rememorar al ancestral animal que nos muestra este increíble Museo. Pues como es sabido, todo empezó en Egipto.

 

Whatsapp
Telegram