Figurillas de Bes en el yacimiento íbero de Ullastret
Por Susana Alegre García
11 junio, 2019
Las dos figurillas del dios egipcio Bes descubiertas en Ullastret
Modificación: 13 junio, 2019
Visitas: 1.591

Dos terracotas del dios egipcio Bes descubiertas en Ullastret (Baix Empordà – Girona)

En el Puig de Sant Andreu, en las proximidades del pueblo de Ullastret en el Baix Empordà (provincia de Girona), se encuentra el mayor yacimiento íbero excavado en Catalunya. En la antigüedad fue una ciudad rica y próspera, capital del territorio indiketa, que mantuvo vínculos comerciales con la cercana Empúries. Aún hoy son especialmente llamativas sus murallas, con una monumentalidad que sigue imponiéndose en el paisaje ampurdanés.

Vista murallas de Ullastret

Para cualquier amante de la historia y de la arqueología resulta fascinante recorrer estas ruinas, dejarse llevar por las magníficas explicaciones de la audioguía (realizadas por el propio director del yacimiento, Gabriel del Prado), cruzar la puerta de la muralla, recorrer las calles, subir la colina hasta llegar a la zona donde se alzó el templo y deleitarse con la vista intentando imaginar el lago que un día rodeó el emplazamiento. Y como colofón es imprescindible visitar el museo donde se exponen muchos de los objetos localizados en el Puig de Sant Andreu y en la Illa de Reixac durante las excavaciones arqueológicas que han venido realizándose y que aún hoy se realizan.

El museo ofrece una interesante reconstrucción virtual 3D del yacimiento y una zona expositiva de dimensiones discretas. Y al deambular entre las vitrinas sorprende encontrarse con dos pequeñas figurillas en terracota que muestran al dios egipcio Bes, con su característico aspecto barbudo y un tanto grotesco. Un dios que llegó a ser muy popular en las riberas del Nilo pero que también triunfó entre los fenicios, quienes se encargaron de difundirlo por el Mediterráneo.

Aunque muchas facetas de las creencias religiosas de los íberos son mal conocidas, sí es sabido que asimilaron a diversas deidades llegadas allende los mares. El egipcio Bes fue una de esas divinidades, y estas dos figurillas descubiertas en el yacimiento íbero de Ullastret son un magnífico testimonio de ello.

Aunque existen discrepancias en la datación de estas representaciones de Bes, en el museo se exponen identificadas como piezas del siglo III a. C. Una de estas terracotas fue localizada durante las excavaciones que se realizaron en el yacimiento en 1955, la otra se descubrió en un grupo de edificaciones situadas en la zona del yacimiento llamada Closa Batallera en 1970.

Para los amantes del antiguo Egipto, además, en el museo de Ullastret se conserva una pequeña esfinge de origen púnico realizada en hueso y otros objetos sutilmente egiptiziantes.

Esfinge de hueso púnica

 

Sobre Bes:

Al dios Bes se le adoró en el antiguo Egipto como protector de las embarazadas y los neonatos. Era considerado enormemente benéfico y capaz de ahuyentar las energías malignas, de ahí que fuera representado muy frecuentemente en amuletos. En Baja Época fue cobrando especial relevancia su faceta como divinidad vinculada con los placeres carnales y el erotismo, para terminar siendo asimilado con Baco por el mundo romano.

 

 

Museo de Ullastret en el Puig de Sant Andreu (Baix Empordà-Girona)
https://visitmuseum.gencat.cat/es/museu-d-arqueologia-de-catalunya-ullastret

 

Artículo de  Susana Alegre García 

Figurillas de Bes en el yacimiento íbero de Ullastret

publicado en BIAE 86-87

Descargar pdf de BIAE 86-87

 

 

 

Whatsapp
Telegram