El Museo de Lúxor expondrá los últimos hallazgos de los egiptólogos españoles
Por EFE
Creación: 20 mayo, 2004
Modificación: 20 mayo, 2004
Visitas: 2.037

El Museo de Lúxor, a unos 725 kilómetros al sur de la capital egipcia, inaugurará dos nuevas salas en las que se expondrá la tablilla con el retrato frontal de un faraón y una tela de lino del reinado de Amenofis II que halló el equipo del Proyecto Djehuty, dirigido por el español Juan Manuel Galán.

Galán, arqueólogo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, asistirá a la inauguración pero, antes, según dijo, se entrevistará en El Cairo con el secretario general del Servicio de Antigüedades Egipcio, Zahi Hawass, al que entregará una memoria del trabajo. El Consejo Superior de Antigüedades Egipcias consideró el pasado mes de abril la posibilidad de suspender la misión de Galán al considerar, según explicó entonces Hawass, que había revelado el hallazgo de la tablilla sin haber pedido permiso previo a las autoridades egipcias para hacerlo público.

El arqueólogo, que presentará durante una conferencia en el Museo de la Ciencia de Cosmocaixa de Madrid el estadio actual de la investigación y los procedimientos de su equipo, ya ha explicado telefónicamente a Hawas que comunicó el descubrimiento de la tablilla en 2003 y todo ha quedado resuelto. La tablilla que se expondrá en Lúxor es el hallazgo central de la tercera y última campaña de excavación en los alrededores de las tumbas de dos altos dignatarios de la corte, Djehuty y Hery, localizadas en la necrópolis de Dra Abu el-Naga, en esa ciudad. Se trata de una pieza de madera estucada y pintada, de unos 3.500 años de antigüedad, que ha sido bautizada como la “Tabla del Maestro”, por ser una especie de pizarrín de escuela, que contiene la primera imagen conocida de un faraón del antiguo Egipto retratado de frente, pudiendo tratarse de la reina Hatshepsut (1490-1468 a.C.) o de Tutmosis III (1490-1436 a.C.).

El egiptólogo explicó que, tras traducir y analizar el texto que acompaña a la imagen, utilizado en las escuelas de escribas para la enseñanza, parece que se trata de “una fórmula de saludo en una carta de un sirviente que desea a su señor prosperidad y salud para la eternidad, además de la protección de los dioses”. La tela de lino, un hallazgo de la campaña de excavación de 2003, presenta una inscripción en hierático y tinta roja fechándola, algo inusual en un objeto de este tipo, en el año II del reinado de Amenofis II (1438-1412 a.C.). El equipo que dirige Galán hace el 90% de su trabajo ya en Madrid, a partir de las fotos y datos recogidos a pie de excavación.

Fuente: El Confidencial.com
http://www.elconfidencial.com/act/indice.asp?fecha_d=20/05/2004&dia_s
=Jueves&psw=&seccion=cultura&posicion=1&id=7072

Reseña: Montse Borrás

Whatsapp
Telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *