Egipto en el Museo del Louvre
Por Teresa Armijo
30 abril, 2008
Modificación: 6 febrero, 2017
Visitas: 26.490

VI-1 Mariette

37

Foto 37a.- Mariette 37b.- Estela adorando a Apis

Uno de los primeros en participar en los repartos de excavaciones fue Auguste Mariette, quien dedicó su vida a salvaguardar el patrimonio faraónico, siendo el fundador del Servicio de Antigüedades Egipcias y el creador del Museo Bulaq en El Cairo. Llegó a Egipto en 1850 con la idea de recolectar textos coptos para el Louvre, pero empleó sus fondos para comenzar a excavar en un lugar cercano a Saqqara sin pedir el permiso debido. El improvisado grupo de trabajadores pronto advirtió como una esfinge emergía de las arenas del desierto; continuando la excavación surgió un camino procesional que unía un templo dedicado a Apis con el llamado Serapeum. Se desenterraron más de cien esfinges de las que seis están en el Louvre (N 391 a-f). Son del reinado de Nectanebo I de la Dinastía XXX, realizadas en caliza con resto de policromía y llevan inscritos varios grafitos de turistas griegos. También entraron en el museo más de mil estelas de adoradores de Apis, como la que vemos al lado de Mariette.

30

Foto 38a.- Máscara de Oro 38b.- Pectoral del Serapeum

El Serapeum era el lugar donde los reyes, a partir de Amenhotep III, enterraban al toro sagrado Apis, encarnación terrenal del dios Ptah de Menfis. Consistía en largas galerías con numerosas estelas votivas y cámaras laterales donde estaban los grandes sarcófagos de granito. Una vez embalsamado, el toro se enterraba con toda la parafernalia de un ser humano: vasos canopos, ushebtis, amuletos etc. Pero lo curioso fue que en 1852 se encontraron unas galerías menores con los primeros enterramientos en aquel lugar. En una de las cámaras hallaron un sarcófago de madera que, por las inscripciones, parecía ser del hijo de Ramsés II, Jaemuaset, pero que resultó ser de un toro más a pesar de contener joyas y una máscara antropomorfa de oro. El príncipe se encargaría de la construcción de esas galerías en las que figura ofreciendo a Apis junto a su padre, ya que era sacerdote de Ptah.

La máscara de hojas de oro (N 2291) tiene seguramente los rasgos de Jaemuaset. El pectoral que vemos a la derecha (E 2988) está formado por una plancha de oro en forma de halcón con alas abiertas sobre las que se soldaron una serie de molduras huecas, también de oro, incrustando en ellas trozos de lapislázuli, turquesa y cristal de azul egipcio.

39

Foto 39a.- Escriba sentado 39b.- Ojos del Escriba

Junto a la avenida que llevaba al Serapeum Mariette sacó a la luz varias mastabas. En su descripción habla de una en particular (C20), perteneciente al Reino Antiguo en la cual encontró restos de cinco estatuas destrozadas entre los escombros. Pero se llevó una sorpresa cuando abrió dos nichos que no se habían destruido y halló, tal y como habían sido colocadas en su día, dos magníficas estatuas de caliza. En sus apuntes Mariette afirma que una de ellas era el famoso escriba sentado (E 3023), sin mencionar el nombre de la segunda estatua. El escriba es una obra maestra por la belleza de las proporciones, la simplicidad de las formas y volúmenes, el tratamiento de las manos, la finura de la boca y la sensualidad de las aletas de la nariz que parecen respirar. Pero sobre todo nos sorprende la expresión inteligente y atenta de los ojos que le proporcionan esa mirada tan inquisitiva y penetrante. Esto se debe a una técnica muy ingeniosa: el contorno de los ojos es de bronce aplanado imitando la pintura de khol, utilizada en los párpados. Unas pequeñas grapas interiores sostienen el ojo formado por un trozo de cuarzo blanco en el que se ha incrustado un cono de cristal de roca perforado y muy pulido que refleja la luz. El ligero desplazamiento de la pupila en el iris y del iris en la membrana blanca acentúan la vitalidad con un continuo movimiento.

40

40a.- Funcionarios del Reino Antiguo 40b.- Cabeza de Kay

El famoso Escriba Sentado no tiene ninguna inscripción que lo identifique y esto ha dado lugar a numerosos estudios. A la izquierda vemos varias estatuas de funcionarios encontradas por Mariette e identificadas de la siguiente manera: las 4 primeras pertenecen a Sejemka, Jefe de los Escribas de Campos, (E 3021, 3026, 3025, 3022); las dos posteriores representan sentados al Mayordomo Kaki y al Administrador del Chacal, Kay (3024). Mariette afirma que las dos estatuas halladas en los nichos tenían la misma peculiaridad técnica en los ojos incrustados, peculiaridad que presenta Kay (detalle de la cabeza en la derecha). Este hecho y el que llegaran al Louvre en el mismo reparto de las excavaciones en 1854, ha hecho identificar al Escriba con Kay, a pesar de que los rasgos físicos son muy diferentes. Carpart (1921, 186-190) va más lejos opinando que el Escriba Sentado, Kay y Sejemka son una misma persona, teoría negada por Harris (1955, 122-123) alegando que el pañuelo que lleva Kay en la mano izquierda significaba, en el Reino Antiguo, que era zurdo (en la foto izquierda se puede comparar con Kaki, sentado a su lado, quien lleva el pañuelo en la mano derecha). Este rasgo no está presente en el Escriba Sentado, por el contrario observamos que los dedos pulgar e índice de la mano derecha se juntan para sujetar el cálamo o el pincel para escribir en el papiro. Para mayor confusión Mariette descubrió una tumba de Kay, visir de la dinastía V, (mastaba D19) con quien podríamos identificar al personaje del Louvre. En esta tumba se encontraron unas mesas de ofrendas con el nombre de Kay y el título de Administrador del Chacal. En el lado derecho del asiento de la estatua del Louvre leemos “la Conocida del Rey, Mesehet y su hijo el administrador del Chacal Kay”.

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15

Whatsapp
Telegram