Museo Calouste Gulbenkian
  • Fig. 1
Location Map   

Share
Contact Info
Acerca de nosotros

Museo Calouste Gulbenkian (Museu Calouste Gulbenkian). En una zona ajardinada y tranquila de Lisboa, que parece como aislada del ajetreo de la ciudad, se localiza la Fundación Calouste Gulbenkian. Este centro cultural, de gran prestigio, desarrolla una amplia variedad de actividades vinculadas con muy diversos temas: artes, música, ciencias, educación…

Además, la Fundación gestiona el museo que da acogida a la colección de arte de Calouste Sarkis Gulbenkian, magnate del petróleo de origen armenio (1869-1955), y destacado filántropo, quien fue el verdadero promotor e impulsor de la institución al entregar su legado como coleccionista a Portugal. Así, en 1956, gracias a tan espectacular donación, nacía la entidad (Fig. 1 y 2).

La colección de arte que atesoró Calouste Gulbenkian a lo largo de su vida y que se expone en el museo lisboeta es excepcional. Lo cierto es que el Museo Calouste Gulbenkian permite un recorrido por buena parte del bagaje artístico de la humanidad, a través de obras verdaderamente selectas. En sus salas se puede disfrutar de piezas Clásicas y Orientales, a través de los espacios dedicados a Egipto, Grecia-Roma, Mesopotamia, Oriente Islámico, Armenia y Extremo Oriente.

Además, el museo acoge riquísimos ámbitos dedicados al Arte Europeo, en cuyas salas se exponen notables piezas de artes decorativas, escultura y mobiliario. A ello sumar la gran pinacoteca, que abarca el arte europeo desde el Siglo XI al XX. Pintura medieval y renacentista, flamenca, barroca, impresionista, vanguardista…; a lo que hay que sumar una delicada sección de joyería y piezas modernistas de René Labrique, artista por el que Calouste parece sentía predilección. Ciertamente la colección sorprende y hasta sobrecoge por sus dimensiones, por su calidad y su variedad.

El interés de Calouste Gulbenkian por coleccionar piezas faraónicas se inició en 1907, año en el que adquirió la primera antigüedad de esta milenaria cultura (Fig. 7). A partir de ese momento Calouste Gulbenkian llegó a reunir 54 objetos que ilustran la historia del antiguo Egipto desde el Imperio Antiguo hasta la época grecorromana. Sin embargo, lo que hace realmente especial esta colección no es la cantidad de piezas que la integra o los períodos cronológicos que documentan; lo que le otorga verdadera relevancia y carácter a este conjunto es su calidad y el hecho de que las obras tengan como denominadores comunes la elegancia, la singularidad y una excepcional gracia estética.

A estas peculiaridades, además, hay que sumar el hecho de que algunas de estas verdaderas delicatessen fueron adquiridas con el asesoramiento de grandes especialistas. Muchas, por ejemplo, llegaron a la colección gracias a las gestiones e intermediación de Howard Carter, el célebre descubridor de la tumba de Tutankhamón en el Valle de los Reyes.

 

Extracto del artículo La colección egipcia del Museo Calouste Gulbenkian en Lisboa de Susana Alegre García en la subsección Museos y colecciones egipcias en el mundo de la sección Museos y Exposiciones de Amigos de la Egiptología.