Zahi Hawass y los acontecimientos bíblicos en Egipto
Por Gerardo Jofre
9 noviembre, 2009
Modificación: 8 diciembre, 2016
Visitas: 9.987

Cada cierto tiempo el Dr. Hawass, quien recientemente ha sido nombrado vice ministro de cultura en Egipto, ha dado su opinión respecto a la historicidad del Éxodo israelita o sobre personajes como Moisés o José. Su opinión es un testimonio actual de las controversias y problemas que surgen cuando se analizan ciertos materiales que recuerdan a personajes o narrativa bíblica. Así por ejemplo en marzo-abril del año 2007 a raíz del descubrimiento de piedra pómez de Santorini en los restos de una fortaleza militar antigua al norte del Sinaí, Hawass replicaba que “Este descubrimiento no es una prueba del éxodo, la arqueología no lo confirma, y revela un mito”, añadiendo que “lo siente, pero decepcionar a la gente no es mi problema”.

“Sobre la presencia de Patriarcas y Profetas en Egipto, Abraham, José o Moisés, no tenemos ninguna prueba, lo mantengo”, añadía.

Para Zahi Hawass, “aunque el éxodo tuviera lugar, algo que no sabemos, no pudo ser en este período”, sino dos siglos más tarde, con Ramsés II. Solamente una estela, la de su hijo Merenptah, menciona la derrota de Israel.

A partir de octubre de este año, el Dr. Hawass ha redactado ya varios artículos donde opina sobre el nombre de Moisés, sobre el éxodo israelita o sobre el patriarca José en Egipto.

El 9 de octubre el Dr. Zahi Hawass publicaba en el diario  Asharq Al-Awsat su parecer sobre el nombre Moisés, así como expresaba que “Desafortunadamente, las antigüedades aún no han revelado ningún elemento que nos puede favorecer en este sentido. Hay algunos hechos que no pueden pasarse por alto en la historia del Éxodo, por ejemplo, que la existencia hebreos en Egipto ha sido confirmado por evidencias arqueológicas desde la época del Reino moderno de Egipto. El comienzo de la llegada hebreos a Egipto podría estar vinculado a los grupos de inmigrantes que llegan junto con los hicsos. Se asentaron en el este del delta del Nilo y se quedaron allí incluso después de la expulsión de los hicsos de Egipto y el comienzo de la dinastía XVIII de Egipto”.

En cuanto a Moisés, el nombre es egipcio y significa “recién nacido”. Podría ser el nombre que la esposa del Faraón le dio a él el momento en que fue encontrado. Algunos sostienen que significa “el agua” o “nacido de las aguas” basado en la suposición de que “agua” significa “Mo” y “Ses” puede significar “recién nacido” o “hijo”.

Pero todavía hay preguntas a las que no tienen respuestas: ¿quién fue el faraón del Éxodo?
Otra cuestión que aún rompecabezas a arqueólogos es el área donde se detuvieron los israelitas durante el Éxodo y los lugares en que vivieron durante ese período. Las excavaciones que se han llevado a cabo en el Sinaí, ya sea por los arqueólogos judíos durante la ocupación israelí del Sinaí o por los arqueólogos egipcios después de la ocupación, no mostraron indicios de la existencia de israelitas en el Sinaí.

El 29 de octubre de 2009 Hawass volvió a hablar del éxodo israelita en el diario Asharq Al-Awsat:
http://www.aawsat.com/english/news.asp?section=7&id=18628

Para el Dr. Hawass el Éxodo de los israelitas seguirá siendo siempre un punto de controversia entre los científicos y los investigadores hasta que nuevas evidencias arqueológicas sean descubiertas y estas sean capaces de resolver esta cuestión. Sin embargo, en vista de la información actualmente disponible para los historiadores y arqueólogos, no podemos hacer nada más que practican la moderación y la cautela.

Ha habido rumores en la comunidad arqueológica tras el descubrimiento de la tumba de Aper-AL en la región de Saqqara, en la zona conocida como Al-Abwab Qotat por el arqueólogo francés Alain Zivie.

El descubrimiento de esta tumba, que tuvo lugar hace casi 20 años sigue siendo un acontecimiento arqueológico importante. La razón de esto es que la persona enterrada en la tumba era conocida como “Aper-AL” y esta es una forma egipcia de un nombre hebreo. Aper-AL fue el visir del rey Amenofis III, y más tarde de su hijo, el faraón Akenatón.

Las excavaciones de esta tumba continuaron durante casi diez años, a partir de 1980 y terminaron a finales de 1989. Entre los objetos descubiertos en la tumba Aper-AL  contamos con varias inscripciones, en donde se le describe como “padre espiritual de Atón”, así como “el sacerdote” y “el primer servidor de Atón”. Esto significa que Aper-Al sirvió como sacerdote de Atón en la región de Menfis durante el reinado de Akenatón.

Por supuesto, los efectos de la noticia del hallazgo de una tumba hebrea ha planteado muchos interrogantes y controversias entre los arqueólogos respecto a si hubo un templo dedicado a Atón en Menfis. Lo que indican las inscripciones es contrario a la tradición aceptada por los arqueólogos de que el atonismo no sobrepasó las fronteras de la ciudad de Tell el-Amarna.

Además de esto, ha habido una prolongada controversia entre los estudiosos de la Torá y los arqueólogos sobre la credibilidad de que Aper-Al sea una transcripción egipcia de un nombre hebreo. Es importante destacar que todos los objetos descubiertos en la tumba de Aper-Al, como el sarcófago, las momias, así como las tallas en las paredes de la tumba, son coherentes con el estilo egipcio de la época. Incluso el retrato de Aper-al de su indumentaria, y sus joyas, son puramente del antiguo Egipto.

El pasado 4 de noviembre, el Dr. Hawass continuó su opinión sobre este tema:
Puede leerse en inglés desde:
http://www.aawsat.com/english/news.asp?section=7&id=18699

Muchos arqueólogos e investigadores han hablad sobre una tumba descubierta en el área de Saqqara. La tumba de Aper-al quien es nombrado como “Primer Ministro de Egipto”, y los arqueólogos e investigadores dicen que el nombre de Aper-al es de origen hebreo.

¿Podría un hebreo asumir la posición más alta en un estado después de la posición del Faraón? Y ¿que le fuera permitido construir su tumba en el sitio sagrado del antiguo Egipto como Saqqara, cuyo nombre se deriva del dios del antiguo Egipto “Sokar”, el dios de la muerte en el antiguo Egipto?

Algunos afirman en silencio que esta tumba pertenece al profeta José. Según algunas personas, estos textos llevan referencias indirectas a la biografía de José como se menciona en los libros sagrados, incluyendo su asombroso ascenso por encima de las clases sociales para llegar a la posición de “Al-Aziz Misr” que es equivalente al cargo de primer ministro.

Pero lo que contradice esta teoría es el hecho de que el profeta José, vivió antes de la era de Amarna, es decir, antes de 1353 a.C, y que sus restos habían sido trasladados de Egipto por sus nietos, de acuerdo a lo señalado en el Libro del Éxodo (13, 19).

El arqueólogo francés Alain Zivie cree que Aper-al tuvo su crianza en una corte real similar a la de Moisés.

El credo monoteísta defendido por los profetas de los israelitas, es completamente diferente al concepto del monoteísmo de Akenatón.

En cuanto a Ramose visir, que tiene una de las más hermosas tumbas de los nobles en la Ribera Occidental de Tebas o Luxor. Es la tumba número 55 y que algunos prefieren a pronunciar su nombre como “Ra’amusa”. Fue un visir durante el período en el que Akenatón se unió a su padre Amenofis III en el gobierno de Egipto.

Mohammed Kamel Ibrahim investigador sostiene que el nombre de Moisés se extendió ampliamente en Egipto en la temprana XVIII dinastía  y durante la dinastía XIX y que significa “niño” o “recién nacido”. A los Egipcios a veces se les daba el nombre de “Moisés” por su cuenta o como parte de los compuestos que contienen los nombres de sus dioses, por ejemplo, Raa’-Moisés, Amón-Moisés o eyah-Moisés, que significan, respectivamente, el recién nacido de Raa, el recién nacido de Betah y el recién nacido de la luna. ¿Lo mismo hizo el Profeta Moisés al llevar el nombre de una deidad del antiguo Egipto?

“En cuanto a Aper-AL, hay una posibilidad de la que estoy muy a favor, él es más probable que fuese un egipcio y no un hebreo, a pesar de que su nombre no es egipcio”.

Así pues, vemos que el Dr. Hawass ha dado su opinión sobre el tema, un parecer que tenemos que tener en cuenta y que pone de manifiesto la problemática actual de los arqueólogos a la hora de pronunciarse sobre determinados acontecimientos bíblicos.

4 respuestas a “Zahi Hawass y los acontecimientos bíblicos en Egipto”

  1. Sobre el nombre de Moisés
    Es posible que el Dr. Hawass tenga razón en la investigación que lleva a cabo. El nombre de Moisés, según algunos agiptólogos, es de origen egipcio. Por ejemplo A-Mosis, Tut-Mosis. Creo que todavía hay mucho que descubrir sobre la existencia de Moisés y el Éxodo, así como en la fecha que se llevó a cabo y cuantas personas lo realizaron, porque los números del Antiguo Testamento son un tanto exagerados.

  2. COINCIDENCIAS
    Es algo muy curioso que sobre los hebreos no hayan muchas evidencias de lo que su libro sagrado conocido hoy como la Biblia dice que es. Si un pueblo como el hebreo segun el relato biblico grande, vivio en Egipto, es extrano que no se encuentren evidencias arqueologicas; porque evidencias hay hasta de los dinosaurios. Lo bueno de la ciencia y en este caso los adelantos arqueologicos es que sacan de la ignorancia al mundo sobre cosas que se dicen y que al fin lo mas probable es que no son. No sera que las historias del Antiguo Testamento son pura mitologia hebrea? hay quienes piensan que son relatos inventados para darle importancia a un pueblo insignificante en esa epoca, ya que no tiene historias de adelantos como Egipto. Y si es mitologia, cual es problema? todos los pueblos del mundo tienen sus mitos. Con negar los mitos no se hacen los pueblos mas grandes.

  3. Historicidad de la biblia
    La biblia no es histórica. Es una colección de leyendas, poesía, relatos y mitos prestados de otras culturas etc. Les recomiendo el libro “La Biblia Desenterrada” de Israel Filkenstein y Neil Asher Silverman. También pueden consultar los estudios del profesor Ze’ev Herzog. Y hay muchos mas (pero estos arqueólogos lo explican fácil y ameno).Entre otras cosas, dicen, que los Israelitas nunca fueron esclavos en Egipto, y que no llegaron de otras tierras, de hecho, los Israelitas eran cananeos aborígenes, que el éxodo no existió, que eran politeístas y que Yahvé era uno mas de sus dioses. Y bueno, un sin fin de cosas mas. Todo esto se sabe hace bastante tiempo, pero por alguna razón no llega al gran público con la rapidez que debiera. En cuanto a Zahi Hawass…me encanta!Siga desenterrando momias…que esas sí las podemos ver!

  4. Hawass ????
    También podemos leer “Y la Biblia tenia razón” de Werner Keller, mas que nada para tener otra visión del asunto. Mirar las cosas desde un solo punto de vista es quedarse a medias.

    En cuanto a Hawass no está en disposición de desenterrar nada desde hace tiempo, lo destituyeron hace mas o menos un año y ahora está en situación … de stand bay, por decirlo de una forma fina y no echarle mas porquería encima al hombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *