El vidrio en el Antiguo Egipto. Amuleto Mágico (3)
Por Gina Ulloa
27 julio, 2017
Modificación: 27 julio, 2017
Visitas: 2.949

La composición vítrea en la joyería y ajuar funerario

La historia de la joyería egipcia con incrustación de composición vítrea se remonta a los principios de la época dinástica. La orfebrería ha existido en diversos materiales, formas y usos. Sin embargo, aunque las joyas nacen para ser utilizadas en vida, los egipcios la diseñaron y utilizaron en  la muerte colocándosela a las momias como parte del ritual funerario; ya que de acuerdo a sus creencias, las cuales se sustentaban muy particulares concepciones escatológicas. Para ellos la muerte era un paso de un estado a otro de la existencia terrena. Según suponían, las joyas y amuletos debían de ser elaborados con determinados materiales, ya que esto le confería a la pieza poderes mágicos que ayudarían al difunto a recuperar la vida en el más allá y alcanzar con ello la eternidad.

68Entre las diferentes tipologías de joyas trabajadas con alguna composición vítrea se cuenta primero con los collares y pectorales, por ser los más llamativos y abundantes, asimismo se conservan numerosos ejemplos de brazaletes, tobilleras, anillos y pendientes. En relación con su función y significado dentro del ajuar funerario, las joyas más que adornos eran piezas que poseían poderes mágicos por sus cualidades físicas. En el capítulo XXVII del libro de los muertos se encuentra un mágico hechizo  para un buitre de oro que debía ser colocado en la garganta el difunto, en la viñeta dan instrucciones precisas de como elaborarlo detallando la forma y el material. El gran tesoro de Tutankamón ha sido una evidencia muy importante para el estudio de la joyería egipcia con incrustaciones vítreas, ya que ha servido para verificar como se cumplían las instrucciones que vienen indicadas en el Libro de los Muertos. En la momia de Tutankamón se encontró un extraordinario pectoral como el que se indica en el capítulo XXVII Del Libro de los Muertos, trabajado en oro con incrustaciones de vidrio.

La mayoría de las joyas debían estar realizadas en oro por ser el material más relacionado con los dioses, el cual por lo general debía estar combinado con diferentes piedras semipreciosas de colores, las que gracias a su origen mineral le proporcionaban poderes mágicos. Ante la dificultad que implicaba el conseguir piedras semipreciosas, el arte de la piedra incrustada se va imitar a la perfección con las diferentes composiciones vítreas, material ideal por tener las mismas cualidades físicas ya que también es de origen mineral. Rápidamente los artesanos logran imitar a la perfección las piedras semipreciosas, alcanzando una extraordinaria habilidad en el detalle del corte y pulido, donde el embutido requería una exactitud milimétrica al incrustarlo, llegando incluso alcanzar tal perfección en el trabajo, que cuando se pasa la mano por la superficie, da una sensación de continuidad que bien se podría pensar que se trata de un esmalte.

A los joyeros se les llamaba neshedi nubi, el hombre de oro, y hemu nub, el artesano de oro. A los talleres de artesanos que elaboraban sarcófagos y otros elementos del ajuar funerario en oro, se les llamaba per-nebu, casa de oro. Se han localizado varias tumbas de artesanos, por los títulos de Principal de la joyería de la propiedad de Amón, y Jefe de los artesanos de la joyería de Amón, lo más probable es que hayan sido artesanos reales. Podemos encontrar todavía cargos de mayor importancia que el de los artesanos antes mencionados, Inspector de la tesorería del oro y la plata, inspector de la tierra color de oro de Amón y Pesador de Amón. El cual era el responsable de la organización de toda la industria. Sus principal responsabilidad era la de dar instrucciones precisas sobre los materiales que iban a ser necesarios para la fabricación de los tesoros como también darle seguimiento a cada una de las fases de elaboración de la pieza. Indudablemente también hubo en el mismo taller expertos que se especializaban en las incrustaciones policromadas y otros artesanos como los carpinteros que trabajaban la madera y que requerían de cortes muy finos y meticulosos.

69.-

Muy poco se sabe acerca de la vida y preparación del artesano. Su gusto por el oficio probablemente era heredado de padre a hijo por generaciones y de la misma manera se pasaban los secretos de las diferentes técnicas de elaboración. Tenemos el ejemplo de Khensemhab que tiene el mismo cargo que su padre Nekht Dhout propietario de la tumba Tebana Nº189 , “jefe de los orfebres del Estado o Propiedad de Amón. De lo que si se tiene conocimiento es que los orfebres pertenecían a una escala social situada entre los escribas y los agricultores. Debido a la precisión que requería el trabajo, antes de dar comienzo a la elaboración de la pieza era necesario preparar un diseño en una plantilla con el modelo de lo que se iba a manufacturar. Entre lo más importante que se tenía que planear desde un principio, era, detallar muy bien el espesor y la distancia de las costillas en donde iban a ser incrustados posteriormente los fragmentos ya pulidos del material. Cada trozo tenía un lugar específico dentro del diseño, nunca se podía colocar una pieza en el lugar de otra, lo cual hacía más difícil aun el trabajo para el artesano.

Los soportes en su mayoría son de oro, el cual era trabajado en diferentes técnicas según fuera necesario; laminado, vaciado en molde abierto, o cuando se requería de un gran detalle a  la cera perdida. Cuando se realizaban piezas de mayores dimensiones como  las máscaras o sarcófagos, era necesario trabajar en varias partes y después unirlas con soldadura. Ya terminado el soporte, se comenzaba a cortar y a pulir los fragmentos de la composición vítrea de acuerdo al tamaño del hueco para finalmente ser incrustados en su lugar. Las piedras que se imitaban con la composición vítrea eran ágata y ópalo para el blanco, turquesa y lapislázuli para el azul, cornalina el rojo, malaquita el verde y negro la obsidiana. Todas poseían dentro de sus creencias un gran contenido simbólico.

70

El arte de la incrustación esta muy ligada al arte del mosaico que floreció en el imperio antiguo, de los cuales se conservan impresionantes ejemplares. La producción de las diferentes composiciones vítreas probablemente fue combinada con otros oficios metalúrgicos para economizar mano de obra y las fuentes de combustible. Lo cual no es nada extraño ya que los metales intervienen directamente con la elaboración de la composición vítrea por ser necesarios para darle calidad y color, como el refinamiento del cobre, o el plomo para darle transparencia a los barnices.

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10