Víctor Rivas
Por Laura Di Nóbile Carlucci
1 octubre, 2011
Modificación: 14 febrero, 2017
Visitas: 127

Nuestro entrevistado de hoy no necesita presentación para la gran mayoría de los lectores pero, para quienes no lo conozcan comenzaremos contando que es programador, maquetador… y se dedica al diseño web en Anuntis. En lo que nos concierne, es el “padre” de “Amigos de la Egiptología”

Buenos días Víctor, tengo que hacerte la pregunta de rigor: ¿cómo comenzó tu pasión por Egipto?
Sé que mi respuesta no será nada original, pues como a la mayoría de las “víctimas” de la oca de Amón, un libro me puso en el camino… si, ese libro, “Dioses, tumbas y sabios”, pero no fui consciente de ello hasta pasados unos años, cuando a través de la lectura, la televisión y los documentales, me di cuenta de que realmente esto era algo más que un capricho pasajero.
Tienes razón Víctor, fuimos muchos los que leímos ese libro y así… todo comenzó…

Has estado ya muchas veces en ese maravilloso país, pero ¿recuerdas el primer viaje? ¿cómo fue?
Si, lo recuerdo perfectamente, sin embargo, desde la finalización del mismo y hasta bastante tiempo después de ese primer viaje, tenía verdaderos problemas para acordarme de los detalles. Tenía tantas ganas de asimilarlo todo que fui incapaz, durante mucho tiempo, de ser consciente con lo que había visto y vivido. Ese viaje lo hice con Jaume Vivó al que le debo esta experiencia inolvidable y muchas cosas más…

Víctor Rivas

Hoy en día, la página de Amigos de la Egiptología es muy conocida y un referente para el estudio del Egipto antiguo. ¿Cómo se te ocurrió la idea de la página?
Todo empezó a raíz de los estudios de diseño que estaba realizando. Al finalizar teníamos que presentar un proyecto final y se me ocurrió hacer una web dedicada a Egipto. El proyecto fue un éxito y la sorpresa mayúscula, cuando pasado un tiempo más y más personas se ponían en contacto conmigo interesándose por el tema y ofreciéndose para participar.

Sabemos que hoy hay mucha gente apuntada a la Lista de Distribución pero ¿cómo fueron los inicios?
Todos los inicios son complicados, pero en este caso se sumaban muchos aspectos que en momentos puntuales hicieron que la lista fuera una verdadera olla de grillos. Estábamos empezando con un tema al que, hasta el momento, nadie había dedicado un espacio en Internet. El medio, propiamente dicho, para muchos era nuevo, poca gente tenía experiencia en Listas de Distribución y, para acabar de adobarlo, al tiempo me di cuenta de que estaba agrupando en un mismo espacio a egiptólogos, aficionados, curiosos, esotéricos, piramidólogos, videntes, iluminados, chalados y otros que no tenían nada mejor que hacer. Evidentemente los encontronazos eran frecuentes y las salidas de tono habituales, si a esto le sumamos mi poca experiencia en manejar listas, el petate estaba servido. Era aquella época en que cuando alguien enviaba un mensaje que no resultaba del agrado de los demás, siempre decía que ese mensaje no era suyo, que alguien lo había enviado haciéndose pasar por él, produciéndose situaciones cómicas y discusiones bizantinas hasta que el honor quedaba restablecido, por lo menos aparentemente.
Con el paso del tiempo y el aprendizaje diario, las cosas fueron cambiando y hoy en día nuestra lista es un referente para muchos, no porque seamos mejores que nadie, sino por la experiencia adquirida durante todos estos años que a mí, personalmente, me ha servido para saber resolver situaciones de conflicto que al final siempre eran el caballo de batalla, de esta y de todas las listas que existen, sean del tema que sean.

Víctor Rivas

En tantos años, la lista y la página han aumentado mucho de tamaño y seguro que han surgido numerosas anécdotas. ¿Recuerdas alguna digna de mención?
Muchas son las anécdotas, algunas divertidas y otras no tanto, pero la que recuerdo con cierto cariño se remonta a más de diez años atrás y tiene que ver con nuestro foro y con una discusión sobre la construcción de las pirámides (como no). En esta discusión, en donde cabe recordar que las aportaciones se hacen bajo seudónimo, (excepto yo, claro), se ponía sobre el tapete la debilidad de la llamada teoría de las rampas. La discusión duró varias semanas y a momentos parecía distendida y a momentos encontrada, eso sí, interminable y con muy poco sentido. Por aquella época yo trabajaba en una entidad bancaria y cuál fue mi sorpresa cuando un día, sentado ante mi ordenador, escucho una conversación de un compañero que se sentaba justo a mis espaldas, en donde comentaba con otro compañero algo sobre las pirámides. Las orejas se me pusieron más puntiagudas que al Sr. Spock, cuando escucho que estaba participando en un foro de egiptología y que le estaba dando caña al administrador que no se enteraba de nada… y añadía algo así como “esta noche cuando llegue a casa este tío se va a enterar, eso de querer hacerme creer que las pirámides las hicieron los egipcios es un cuento de niños”. A todo esto el compañero que escuchaba le pregunta la dirección del foro para poder ver lo que estaba discutiendo, y claro, era nuestro foro. Por si quedaba alguna duda le dijo su nombre de usuario para que lo pudiera encontrar, y coincidía con el de la persona con la que mantenía la discusión.
En ese momento decido levantarme e incorporarme a la conversación. Jugando con ventaja le pregunto sobre ese administrador que no se enteraba de nada, y después de unos cuantos comentarios le pregunto el nombre del administrador, lógicamente me dice que Víctor Rivas, me lo quedo mirando y le pregunto: ¿tú sabes cómo me llamo?. Y contestó: Sí, claro, te llamas Víctor. Luego, sin decir palabra y mirándole fijamente… pasados unos segundos le pregunté: ¿y mi apellido?. Pasan los segundos y dice ¡No! ¡No puede ser! ¿Tu? Con la cabeza asiento, sí, soy yo…
Se puso de todos los colores, no sabía como disculparse, me dijo que a él esto de Egipto le gustaba un poco pero que realmente no sabía casi nada, etc.
Nos hicimos buenos compañeros hasta que nuestra vida laboral tomó rumbos diferentes.
¡Como me hubiera gustado verle la cara de “tierra trágame”!

Tengo entendido que las personas inscritas son de varios países, ¿cuál es el más lejano?
Bueno, el término lejano hoy en día es un poco relativo, pues como bien dices las personas que forman parte de la lista son de países de lo más variado. El mayor conglomerado es de habla hispana, por tanto, salvo personas que, por diversas razones han cambiado de residencia y se han ido a vivir a países con otro idioma, quienes forman parte de la lista son eminentemente de países sudamericanos.
La mayoría son españoles seguidos de cerca por mexicanos y argentinos. Seguidamente tenemos a colombianos, venezolanos y uruguayos. A continuación se situarían el resto de países entre los que podemos incluir a EE.UU. y Brasil.
No he mencionado a los países europeos por ser más cercanos, pero tenemos una muy buena y variada representación.

Víctor Rivas

Creo que hay egipcios también, ¿no?
Efectivamente, también los hay. Algunos de ellos son, además, buenos amigos.

En determinados momentos hemos podido leer que has tenido que frenar algunas discusiones algo bizantinas. Ocurre que, al ser anónimos los foros, muchas personas no se dan cuenta a veces del tono que utilizan para escribir y pueden llegar por ello a roces absurdos. ¿Te ha ocurrido alguna vez que tuvieras que “invitar” a alguien a dejar la Lista?
Antes de nada, aclarar que una cosa es el Foro y otra la Lista de Distribución. En general a muchas personas les cuesta diferenciar un servicio de otro. En cualquier caso la respuesta sirve para ambos porque efectivamente, tanto en la Lista como en el Foro he tenido que invitar a más de uno a tomar la puerta de salida.
En todos los casos sin excepción los motivos han sido las malas formas o la falta de educación, algo que no se puede aceptar de ninguna de las maneras. Siempre he pensado que se puede discutir de todo siempre que no sobrepasemos los límites del respeto, pero en muchas ocasiones lo que hacemos es demostrar que no sabemos discutir, pues cuando se nos terminan los argumentos empezamos a sentirnos atacados personalmente y de esta forma llevamos la discusión al terreno de lo personal. Creo que debería quedar muy claro que en una discusión no se trata de perder o de ganar, se trata de exponer, cotejar y aprender.

Víctor Rivas

¿Has tenido la sensación o comprobación de que algunas personas quisieran aprovecharse, de algún modo, de la Lista?
Por supuesto. Existe un denominador común en todos los aspectos de la vida y es que la gente se “arrima” a la sombra que más le conviene, ya sea para aprovecharse de la tirada de otros o para obtener un beneficio a costa del trabajo de los demás. En nuestro caso no podía ser diferente, por este motivo existen unas normas que básicamente benefician a quienes desinteresadamente nos ayudan a difundir la cultura del antiguo Egipto, y penalizan a los que sólo se acercan a nosotros para ver que pueden obtener.
Capítulo aparte merecen aquellos que, una vez han obtenido lo que querían, no cumplen con su parte del trato, pero es un capítulo tan aparte que ni si quiera merecen ser recordados.
Llegado un momento, nombraste a determinadas personas “coordinadores” de diferentes secciones. ¿Porqué surgen los coordinadores?
Las coordinaciones surgen por la necesidad imperiosa de cumplir con todo el trabajo que AE empezó a generar. Durante muchos años este trabajo lo realizaba en mis horas libres, hasta que llegó un momento en que me fue imposible continuar, por más horas que pusiera sobre la mesa. Fue en ese momento cuando, entre los más allegados, decidimos separar la web en secciones y asignar cada sección a un coordinador, que en definitiva sería el responsable de atender todas las demandas relacionadas con su tema.
Ésta, sin duda, ha sido una de las decisiones más acertadas, pues desde entonces AE adquirió una nueva dimensión y nos permitió avanzar con nuevos retos y más servicios.

Víctor Rivas

En el año 2003 surge el Boletín. ¿Cómo surgió?
El BIAE es una idea de Francisco López, que llevaba mucho tiempo queriendo hacer algo similar hasta que, llegado el momento oportuno, se pudo dedicar a ello. El concepto inicial era disponer de una publicación para las personas que no pudieran estar constantemente “enganchadas” a Internet, y de esta manera, disponer de un medio recopilatorio de noticias y artículos disponible para su consulta en cualquier momento.
El Boletín Informativo de AE se manifestó en su momento como un acierto pleno, basado en la intención de cubrir, lo mejor posible, todas las maneras de ofrecer información. Durante muchos años el BIAE, editado por el propio Francisco López, recorrió un largo camino siempre repleto de éxito, hasta que por diversos motivos Francisco tuvo que dejar la edición que pasó a manos de Susana Alegre y Jaume Vivó quienes, junto al resto de coordinadores, se encargan de que cada trimestre esté disponible para su descarga.

¿Crees que, en general, somos un poco indisciplinados a la hora de seguir las normas de la Lista?
Creo que en general somos poco conscientes del trabajo que generan los mensajes mal enviados o con formato erróneo. Más que indisciplina creo que son descuidos, en algunos casos falta de interés y, en otros, las prisas. Siempre he pensando que la calidad de la información empieza por la calidad de la presentación, hemos de aprender a ser pulcros con lo que presentamos a los demás, y a veces cuesta mucho de explicar para no ofender a nadie.

Me da la impresión de que últimamente la Lista tiene menos actividad. ¿A qué crees que es debido?
La lista tiene actividad cuando aparecen temas de interés, pero desde luego no tiene el movimiento de años atrás, esto es debido, sin lugar a dudas, a las diversas formas de compartir información que se van poniendo de moda. Ahora nuestra página de AE en Facebook tiene mucho más movimiento del que tenía la Lista en sus mejores tiempos. Twitter acumula ya muchos seguidores, nuestro Foro tiene mucha más participación que antes, y básicamente, estamos los que siempre hemos estado más las personas que se han ido incorporando, pero repartidos por diferentes medios.

Víctor Rivas

¿Hay alguna otra cultura que atraiga tu interés, aunque no sea tanto como Egipto?
La verdad es que en este aspecto soy bastante monotema, sin embargo, sin llegar ni mucho menos a donde llega mi pasión por Egipto, me atrae bastante la cultura mesopotámica. No obstante siento interés por la historia, en general, ya sea antigua, contemporánea o futura, posiblemente por este motivo me guste tanto la Ciencia Ficción.

Víctor, la tribuna es tuya. ¿Quieres agregar algo aprovechando que, prácticamente todos, van a leer esta entrevista?
Han pasado muchos años desde que en 1996 empezara esta aventura que es Amigos de la Egiptología. Quiero dar las gracias a todos los que de alguna u otra manera han contribuido a que AE sea lo que es hoy en día. Detrás de AE existe un estupendo equipo de profesionales que dedican el tiempo que pueden a los demás, ya sea escribiendo artículos, escribiendo en la Lista, participando en el boletín, informando en el Foro, aportando lo que tienen y pueden en los diferentes servicios que ponemos a disposición de todos. Evidentemente es gracias al trabajo en equipo que seguimos aquí año tras año intentando reinventarnos para ser mejores, pero sobre todo es gracias a nuestros lectores que encontramos razones para seguir cada día.
Gracias a todos porque AE realmente sois todos vosotros.

Víctor Rivas

Sólo quiero terminar agradeciéndote, no sólo que hayas respondido a mis preguntas, sino que tuvieras la idea de hacer la página, de saber rodearte de muy buenos colaboradores y, en lo que me concierne, el apoyo que siempre me has dado. Gracias.


Entrevista publicada en la sección ‘Entrevista egiptológica’ en el Boletín Informativo de Amigos de la Egiptología, BIAE 75 (julio-septiembre 2011): http://egiptologia.com/biae-numero-75-julioseptiembre-2011/