Tirhacá: el rey que se enfrentó a los asirios
Por Gerardo Jofre
1 octubre, 2010
Modificación: 20 enero, 2017
Visitas: 7.281

Tarco o Junefertumra-Taharqo (690-664 a.C.) fue el quinto rey de la Dinastía XXV, llamada etiópica. Hijo de la reina Abiru y de Pianj, el rey de Napata que gobernó por primera vez todo Egipto, fue también el hermano menor y sucesor de Shebitku. Kenneth A. Kitchen en su libro The Third Intermediate Period in Egypt manifiesta que su reinado duró un mínimo de 26 años. Sin embargo, Manetón dijo que reinó entre dieciocho (versión de Sexto Julio Africano) y  veinte años (versión de Eusebio de Cesarea).

Tirhaca1

Tarco haciendo una ofrenda a un dios halcón.

Tarco fijó su residencia en Tanis y realizó diversos trabajos de construcción, aunque muy especialmente en el área tebana. Durante su reinado tuvo que hacer frente al ataque asirio y tras un primer intento en el que consiguió detenerlo, probablemente, en la ciudad fronteriza de Sile (674 a.C.), no pudo lograrlo en el segundo (671 a.C.) y el rey Asaradón[1], ayudado por varios gobernantes locales, entró en Egipto, saqueó Menfis e hizo prisioneros al hijo y a uno de los hermanos de Tarco. Obligado a huir, primero a Tebas y luego a Napata, organizó diversas insurrecciones hasta que la muerte de Asaradón (669 a.C.) y los problemas derivados de su sucesión, le hizo recuperar el poder dos años hasta que designado el sucesor, Asurbanipal reconquistó Egipto convirtiéndolo en una provincia asiria (667 a.C.) y Tarco obligado a retirarse a Napata.  Tras su muerte fue enterrado en la pirámide más grande de las construidas en Nuri  (Nubia). Cuando en 1917 el arqueólogo G. Reisner accedió a su interior, halló los restos de su ajuar funerario y un par de fragmentos de su calavera.

Referencias Bíblicas

En el Libro II de los Reyes, capítulo 19, versículo 9 se añade: Pero (el rey  de Asiria) recibió esta noticia:

«Tirhacá, rey de Cus, ha partido en campaña contra ti». Y en  Isaías 37:9 podemos leer: «porque había recibido esta noticia acerca de Tirhacá rey de Cus: «Ha salido a guerrear contra ti».

La Biblia narró tanto la invasión de Jerusalén, Laquis y Libnah por Senaquerib y su general Rabshakeh, así como la respuesta que el rey Tirhacá dió mandando a su ejército contra los asirios. Los historiadores sitúan estos acontecimientos en el año 701 a.C., durante el reinado de Ezequías, cuando Tarco aún no era faraón, por lo que se han barajado distintas explicaciones. La más común es que su título de rey, que aparece en estos pasajes bíblicos, haría referencia a un futuro título real, y que probablemente, sería atribuible a un error del redactor atendiendo a su reputación de gran conquistador. Algunos defienden que en aquellos tiempos Tarco era un comandante egipcio, por lo que quizás se trate de un anacronismo o bien de una prolepsis. Sin embargo, no hay consenso entre los estudiosos ya que su nacimiento se sitúa posterior al año 715 a.C. y  en el año 701 a.C. sería demasiado joven para comandar un ejército[2]. Otros sostienen que hubo una segunda campaña asiria en Palestina cuando Tarco ya era rey. Esta hipótesis yuxtapone el relato de dos campañas; la del 701 a.C. que aparece en los anales de Senaquerib y una posterior alrededor del año 689 a.C.-688 a.C. que no aparece en ningún documento asirio[3].

Tirha2

Ushebti de Tarco

Una última hipótesis se fundamenta en que el reino de Kush fue gobernado por una confederación de reyes y que otro Tirhacá, que probablemente no fuera sino el rey Shebitku[4], quien también fue coetáneo de Senaquerib y por tanto, el rey citado en la Biblia.

Sea un error del narrador, una prolepsis o cualquiera de las otras hipótesis, lo cierto es que la Biblia menciona a Tirhacá como un rey de Kush[5] que se enfrentó al ejército asirio cuando éste se hallaba en Palestina. El perfil de Tarco se adecua a ese enfrentamiento; un faraón que protagonizó numerosos alzamientos contra la invasión asiría y que la historia reconoce como rey de Egipto.

Bibliografía consultada

J. Baines y J. Maleq, Egipto, Dioses, Templos y Faraones (vol. I), Atlas Culturales del Mundo, Madrid, 1992.
Escuela Bíblica de Jerusalén, Nueva Biblia de Jerusalén, Bilbao, 1998.
Qadesh La Yawveh Press, “The Sabbath and Jubilee Cycle” (vol.1), Ancient World Chronology (1992) pp. 105-120.
K. A. Kitchen, The Third Intermediate Period in Egypt. (1100-650 BC), Warminster, 1996.


[1] El rey asirio Asaradón reinó entre el 681 y el 669 a.C., fue hijo de Senaquerib y de la princesa aramea Naqi’a (Zaquitu), su segunda esposa. Asaradón aparece citado en la Biblia en II Reyes19:37, Ezra 4:2 e Isaías 37:28.
[2] Macadam afirma que Tarco sólo tenía 9 ó 10 años en el 701 a.C. (M.F.L. Macadam, The Temples of Kawa, 1, 1949, pp.18-20). Otros le calculan como máximo 14 años de edad.
[3] Para el pasaje bíblico concerniente a Tarco referido originalmente a una expedición en el año 691 a.C. o posterior, ver J. V. Prasek en Mitteilungen der Vorderasiatischen Gesellschaft VIII (1903) p.148. Esta tesis parte de cierta interpretación que se hizo en su momento de la llamada “Crónica de Asaradón” en el British o BM 25091.
[4] De acuerdo con la cronología egipcia, asiria y de palestina, si un faraón lanzó una ofensiva contra Senaquerib éste debiera haber sido Shebitku; no obstante en la lista de reyes etiópicos aportada en “The Sabbath and Jubilee Cycle” (vol.1), Ancient World Chronology (1992) pp. 105-120.  Se cita a un Tsawi Tirhakah y a Nefertem Tirhakah como dos monarcas distintos con el mismo apelativo “Tirhakah”. [5] La palabra Etiopía es siempre traducida del hebreo “Kush”, siendo Nubia (Sudán) al Sur de Egipto.