El Templo de Debod sigue cerrado
Por Susana Alegre García
6 marzo, 2017
Vista del Templo de Debod en Madrid. Foto: Susana Alegre García
Modificación: 12 abril, 2017
Visitas: 2.129

Desde 1972 el templo egipcio de Debod se alza en Madrid, donde llegó tras la colaboración de España en la campaña de Salvamento de los Monumentos en Nubia que se derivó de la construcción de la Gran Presa de Asuán. Así, este edificio que se construyó próximo al Nilo, llegaba desmontado bloque a bloque para ser reconstruido en la montaña del Príncipe Pío, siguiendo un destino similar al de otros templos faraónicos que, como Debod, fueron entregados por Egipto, a modo de agradecimiento o compensación, a países como Estados Unidos, Italia o Países Bajos. Un destino similar al de los otros templos en sus mismas circunstancias, pero con una marcada peculiaridad: Debod es el único que fue reconstruido completamente a la intemperie, en medio de un parque público, con jardines y estanque.

Desde hace mucho tiempo que el templo da signos de alarma, aunque algunos no los quisieran ver y hasta los negaran. Humedades, heladas o lluvias generan erosión y daños, a lo que hay que sumar los efectos perniciosos de la contaminación, de restauraciones inadecuadas, deficiencias en el mantenimiento, actos vandálicos recurrentes o estragos causados por la masificación derivada de un promedio de 450.000 visitantes anuales.

Aunque desde hace mucho tiempo que se oyen voces que claman por una protección definitiva del templo, que debería ser protegido de un modo eficaz de forma urgente, el éxito ha sido nulo. Ello a pesar de que la propia UNESCO recomendó en 2007 que el templo fuera cubierto completamente , sin que la advertencia provocara efecto alguno. Y hasta Zahi Hawass, cuando estaba a la cabeza del Supreme Council of Antiquities, proclamara la necesidad de que Debod esté en un museo.

Así las cosas se llegaba a un punto extremo cuando el 4 de julio de 2016, el Templo de Debod tuvo que cerrar por las altas temperaturas que se registraban en su interior. Se afirmó que existía una avería en el sistema de refrigeración de la zona habilitada como museo. Lo que llamó la atención era que el cierre venía motivado por una denuncia a CCOO relativa a las condiciones de trabajo de los operarios en su interior, sometidos a temperaturas extremas y a una climatización pésima. La prensa indicó entonces que para solventar el problema se estaba preparando de urgencia un ventiloconvector, pero parece que alguien comprendió que instarlo precipitadamente podría implicar repercusiones en el edificio milenario. Así que no fue hasta septiembre, cuando el termómetro lo permitió, cuando pudo reabrirse parcialmente el templo. Ya adentrados en el invierno, de nuevo, el templo se volvía a cerrar, esta vez con motivo de las bajas temperaturas. Y fue entonces cuando se afirmó que el edificio estaría cerrado pocos días, entre el 13 al 16 de diciembre, para solventar los problemas de climatización. Sea como sea, lo cierto es que a día de hoy, 6 de marzo de 2017, meses después, el templo permanece cerrado y no hay fecha prevista de reapertura. En el portal web del Ayuntamiento de Madrid se lee “ La reapertura del templo se anunciará oportunamente”.

Es llamativo que alguien pudiera considerar que un sistema de climatización en una construcción milenaria, con tantísimas problemáticas, pudiera improvisarse en pocos días. Pero aún resulta más chocante que alguien pudiera pensar que ese apaño solventaría la situación que acarrea Debod desde hace décadas. Aunque no es raro, pues en realidad esa ha sido la estrategia utilizada desde siempre en Debod: un retoque aquí, un apaño allá… etc. Ir tirando y mirar hacia otro lado, y mientras Debod va deteriorándose. Desde luego las condiciones de trabajo de los vigilantes y asistentes deben mejorarse, y es imprescindible una renovación museográfica, pues algunas de las instalaciones son prácticamente reliquias de los años 70 y lo peor es que la mayor parte de las veces ni siquiera funcionan. No obstante, la integridad y conservación del edificio necesita de una actuación a gran escala, cuyos resultados preserven el edificio en condiciones óptimas y a largo plazo. De nada sirve convertir a Debod en arma arrojadiza en el Ayuntamiento de Madrid a conveniencia de políticos que durante décadas no hicieron nada por el monumento, pero que, de repente, en la oposición, despiertan y proclaman la necesidad imperiosa de cubrirlo con una estructura acristalada que proteja el monumento.

Tras ser causa de debate en el último pleno del Ayuntamiento de Madrid, el Templo de Debod ahora está a la espera de que expertos realicen un estudio pormenorizado sobre su climatización y, por primera vez, se plantea un estudio para impulsar un proyecto global de cara a su conservación. En los presupuestos aprobados para 2017 se destinan 400.000 € para “Templo de Debod. Renovación, Instalación Informativa de la Museografía permanente”, pero no se habla exactamente de cubrir el edificio. Así las cosas esperemos que esta vez no se adopten medidas puramente cosméticas y que las cosas no queden en un estudio teórico, sino que realmente se emprendan iniciativas que vengan a resguardar de forma definitiva y adecuada este templo egipcio que tenemos la responsabilidad de preservar dignamente, para que las generaciones futuras puedan disfrutar de un tan singular fragmento del pasado faraónico en Madrid.

8-debod-amigos-de-la-egiptologia

Estado de los relieves en el exterior del templo, cada vez más desdibujados y con aplicación de masilla blanca en el propio relieve, como si fuera una grieta más… Foto: Susana Alegre García

3-debod-amigos-de-la-egiptologia

Manchas de humedad, fracturas, masilla blanquecina aplicada en restauración, presencia de musgo y manchas por excrementos de aves. Foto: Susana Alegre García

2.debod-amigos-de-la-egiptologia

Chicles y colillas entre las piedras del Templo de Debod. Foto: Susana Alegre García

7-debod-amigos-de-la-egiptologia

Cubierta supuestamente protectora de la lluvia. Foto: Susana Alegre García

9-debod-amigos-de-la-egiptologia

Estado del patio de luces instalado en el Templo de Debod para conducción de las aguas de lluvia. Fotos: Susana Alegre García

Fuentes:
Presupuesto Ayuntamiento de Madrid 2017
Portal web del Ayuntamiento de Madrid

23/1/2017
Ciudadanos Cuestiona el cierre del Templo de Debod
http://www.madridactual.es/20170123742464/c-s-cuestiona-el-nuevo-cierre-del-templo-de-debod-y-apremia-a-acometer-obras 
7/1/2016
El Ayuntamiento de Madrid vuelve a cerrar el Templo de Debod por problemas de climatización
http://www.abc.es/espana/madrid/abci-ayuntamiento-madrid-vuelve-cerrar-templo-debod-problemas-climatizacion-201701070130_noticia.html
15/12/2016
Una cubierta de diseño para el Templo de Debod
31/8/2016
El Templo de Debod abrirá en septiembre, si le baja la fiebre
http://www.elmundo.es/madrid/2016/08/31/57c5d2f846163f18508b4602.html
22/8/2016
Nuevos actos vandálicos en el Templo de Debod obligan a duplicar la seguridad las 24 horas
http://www.abc.es/espana/madrid/abci-nuevos-actos-vandalicos-templo-debod-obligan-duplicar-seguridad-24-horas-201608220115_noticia.html
18/7/2016
Carmena estudia cubrir con una campana transparente el deteriorado Templo de Debod
http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/07/13/madrid/1468434717_504548.html
14 /7/2016
CCOO denuncia el deterioro del Templo de Debod
http://www.madridiario.es/435742/ccoo-deterioro-templo-debod
13/7/2016
El Ayuntamiento admite el deterioro del Templo de Debod
http://cadenaser.com/emisora/2016/07/13/radio_madrid/1468418048_556024.html

Antecedes en Amigos de la Egiptología:
Resumen sobre el Templo de Debod y las contradicciones entorno a su conservación (2007)
http://egiptologia.com/el-templo-de-debod-y-las-contradicciones-entorno-a-su-conservacion/
El lamentable estado del templo de Debod (2007)
http://egiptologia.com/el-lamentable-estado-del-templo-de-debod/

 

 

Una respuesta a “El Templo de Debod sigue cerrado”

  1. La problemática del templo de Debod viene desde tan lejos que ya parece eterna. Puedo entender que en un momento económico tan delicado como el que vivimos haya argumentos en contra de destinar una partida presupuestaria de dinero público a algo como Debod,cuando hay miles de familias que están pasando verdaderos apuros para llegar a final de mes. Pero me parece impresentable que desde la política las urgencias con las que periódica e intermitentemente se reclama preservar el templo en condiciones razonables, obedezca a planteamientos estrictamente oportunistas para acaparar protagonismos o para ocultar miserias o para acaparar protagonismo para ocultar miserias simultáneamente. Quienes estando en el gobierno negaban el deterioro son los mismos que ahora se rasgan las vestiduras por el estado en el que se encuentra Debod. Lo que, por otra parte me sorprende, es que la egiptología española apenas hace oir su voz en esta cuestión. No en vano, es el único templo faraónico de que disponemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *