Resumen de las noticas de egiptología de 2018
Por Susana Alegre García y José Luis López Fernández
31 diciembre, 2018
Modificación: 6 enero, 2019
Visitas: 1.539

Un descubrimiento de gran envergadura se producía nuevamente en las proximidades de Minia, zona que también en 2017 había ofrecido grandes sorpresas. En esta ocasión el Ministerio de Antigüedades informaba de la localización en Tuna el-Gebel de una espectacular catacumba repleta momias y con al menos 40 sarcófagos, donde habían sido enterrados sacerdotes del dios Tot a finales del Tercer Período Intermedio  Durante las excavaciones, además, se han descubierto miles de usbhetis, cerámicas y muchos otros objetos de carácter funerario.

37179066_1857263284319313_8214196108323192832_n

Matariya, la antigua y célebre ciudad Heliópolis, hacia saltar de nuevo la chispa de la sorpresa cuando a principios de abril el Ministerio de Antigüedades daba a conocer que habían sido localizados más fragmentos del coloso del faraón Psamético I  del que ya en 2017 se encontraron algunos grandes trozos. Fragmentos que forman parte de un gigantesco puzzle de cuarcita de unos 9 metros de alto, aunque el equipo egipcio-alemán además ha localizado otros muchos elementos arquitectónicos, construcciones, frisos, bloques con relieves, etc.

heliopolis-reconstruccion

El tema de los escaneos en la tumba de Tutankhamón para comprobar si existen o no espacios tras las paredes de la cámara funeraria parece haber caído en el rincón del olvido, de donde seguro será despertado cuando más convenga. No obstante, ha trascendido que el equipo italiano a quien se le había asignado la tarea de un nuevo escaneo ya ha presentado sus conclusiones al Ministerio de Antigüedades. Esperemos que se haga público algún dato en breve, aunque Franco Porcelli adelantaba que las posibles contradicciones entre los distintos rastreos realizados podrían deberse a la naturaleza de las pinturas de la tumba, cuyos componentes pueden conducir a resultados equívocos. Y precisamente sobre esas pinturas también se ha sabido que Getty Conservation Institute ha concluido un profundo estudio destinado a la  preservación de estas obras y, entre otros detalles, ha ratificado que las manchas que cubren los pigmentos, y que ya estaban ahí en el momento del descubrimiento de la tumba en 1922, son organismos crecidos por la humedad en el momento en que se cerró la tumba, pero que hace milenios que murieron por lo que no deterioran los pigmentos ni tampoco son perniciosos para la salud.

No solo la arqueología en Egipto ha proporcionado relevantes hallazgos, otras investigaciones han resultado igualmente fructíferas. En enero, por ejemplo, la prensa se hacía eco de un procedimiento desarrollado por investigadores en Londres, bajo la dirección de Adam Gobson, que permite desvelar lo que está escrito en los papiros con los que en ocasiones se realizaban los cartonajes que envolvían las momias. La técnica, a diferencia de las que se han estado utilizando hasta ahora, no es invasiva y no resulta dañina, lo que abre grandes posibilidades.

Otro producto del laboratorio es el análisis realizado a milenarios tejidos conservados en el Museo Egipcio de Turín. La especialista María Luisa Saladino y un equipo de especialistas ha concluido que el secreto que esconde la ropa del antiguo Egipto es la cera de abejas http://egiptologia.com/secreto-la-ropa-egipcia-esta-la-cera-abejas/ , ya que esta sustancia hace posible la preservación del plisado.

moda-ropa-egipto

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16

Whatsapp
Telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *