Pirámides egipcias Grupo 1: Ángulos entre 68º – 75º
Por Alfonso Martínez
6 octubre, 2005
Modificación: 18 mayo, 2017
Visitas: 99

Grupo 1: pirámides egipcias con ángulos entre 68º – 75º (Seked entre 1 ¾ y 2 ¾)

Este grupo, compuesto por 4 pirámides, corresponde a las pirámides escalonadas. Sus ángulos de inclinación son los más grandes, lógicamente, al estar construidas en escalones. Concretamente son:

 

Todas ellas pertenecen a la III Dinastía y son las primeras pirámides que aparecen en Egipto. La de Sejemjet y la de Jaba, no se terminaron de construir debido al corto reinado de ambos faraones.

Tienen entre 6 y 8 escalones. Parece ser que la línea a seguir fue construir cada vez pirámides mas grandes, como puede observarse comparando los tamaños con los de su inmediato predecesor, aunque sin embargo, esta regla no puede confirmarse con la pirámide de Jaba, pues el la mas pequeña del grupo. No obstante, como se ha dicho, no se terminó y si el reinado de Jaba hubiese sido mas largo, posiblemente se habría ampliado como sucedió con otras pirámides. Esta pirámide es la que tiene un ángulo de inclinación de escalones mas pequeño del grupo: 68º.

Aunque no es una pirámide, podría incluirse la Mastaba de SHEPSESKAF, entre otras cosas porque una pirámide escalonada es realmente una superposición de mastabas, pero además el ángulo de inclinación de sus caras es del mismo orden: 70º. Sin embargo, su base no es cuadrada, está diseñada según el triángulo sagrado egipcio. (Sobre este tema geométrico, ver el grupo 5 de pirámides, cuyo seked es 5 ¼).

Asimismo, también hay que destacar que la Pirámide de NECHERJET-DYESER, tampoco tiene base cuadrada, pero en este caso la diferencia entre sus lados no es tan acusada como en el caso anterior. El resto de las pirámides del grupo si es de base cuadrada.

Respecto a la geometría de este grupo de pirámides, poco se puede decir, puesto que todo indica que la aparición de estas pirámides surgió del genial arquitecto Imhotep, como una superposición de mastabas de tamaños decrecientes y que simulaban una escalera al cielo. Sin embargo, como curiosidad, realizando unos pequeños cálculos, se puede determinar el ángulo de inclinación “aparente” de la pirámide en su conjunto, es decir, convertirla “hipotéticamente” en una pirámide de caras lisas y calcular su ángulo de inclinación de caras, que en cierta manera corresponderá con el de la línea quebrada, por los escalones, que forman las aristas de la pirámide. Los resultados obtenidos corresponden a ángulos de inclinación de caras entre 51º y 53º. Es decir, estos serían probablemente los ángulos de las caras de la pirámide si se convirtiesen en lisas, precisamente entrarían en los grupos 5 y 6, los más numerosos.

Esto ya lo hizo Seneferu con la pirámide de Huny en Meidum. Una vez convertida en pirámide de caras lisas, se ha podido calcular que el ángulo de sus caras es 51º 57′ 10″ (ver Pirámide de SENEFERU (1)), prácticamente el mismo que se deduce de los cálculos anteriores (52º).

seneferu-1-c

Figura 1. Croquis de la pirámide de Meidum.

Esto podría explicar parte del porqué los antiguos arquitectos prefirieron estos ángulos para las inclinaciones de las caras de las pirámides que posteriormente se construyeron.