Imágenes: 82

En los acantilados de Qubbet el-Hawa, en la orilla occidental del Nilo, hay un considerable número de tumbas excavadas en la roca y bellamente decoradas. Pertenecieron a los altos dignatarios y gobernadores de Elefantina que vivieron a finales del Imperio Antiguo y durante el Imperio Medio. La mayoría pertenecen a nobles y a jefes de expediciones que vivieron durante la Dinastía VI, otros son de altos dignatarios del Imperio Medio. Hay unas cuarenta tumbas dispuestas en dos hileras siendo las de la hilera superior más importantes y numerosas. Se accedía a ellas por unas escaleras talladas en la roca con una rampa en el centro para subir los sarcófagos y el ajuar funerario desde la orilla del Nilo.

Imágenes: 55

Elefantina fue la capital del nomo I del Alto Egipto, denominado To-Jentit ( "La frontera"). Situada frente a la parte Sur de Asuán, la isla, de unos 1500 m de longitud por 500 de anchura, albergaba la ciudad de Abu. Tuvo gran relevancia desde época muy temprana hasta el período griego. Su importancia radicaba en ser una frontera natural, en la que estaba situada la guarnición de la primera catarata. Actualmente quedan pocos restos de lo que fue la ciudad en la antigüedad, en la que se adoraba a la triada compuesta por Jnum, Satis y Anukis. En la ciudad se encuentra el famoso Nilómetro descrito por Estrabón. Se trata de una escalera, de 90 escalones, con marcas en las paredes que señalan la altura del río en su orila Este. Contiene inscripciones referentes a las grandes crecidas desde Augusto hasta Septimio Severo.