Los últimos descubrimientos en Karnak revelan más secretos
Por Nevine El-Aref | Traducción por Rosa Ocaña
Creación: 8 julio, 2004
Modificación: 8 febrero, 2017
Visitas: 4.458

Un lugar totalmente sagrado. Los antiguos egipcios lo consideraron el más perfecto de todos los templos. El-Aref informa sobre los últimos descubrimientos en Karnak que revelan más secretos. Incluso en ruinas, el templo de Karnak sigue siendo un lugar espectacular. Dentro del recinto del templo hay un grupo de pilones, santuarios, capillas y obeliscos que forman una vasta exposición al aire libre de historia hecha en piedra. Todavía queda una gran parte del lugar sin explorar.

Este año, siguiendo un metódico plan de excavación, conservación e investigación arqueológica, un equipo del Centro Franco-Egipcio de los Templos de Karnak (CFEETK), en colaboración con sus colegas egipcios, han llevado a cabo un ambicioso proyecto en cinco áreas del templo.

Lo primero que hay que resaltar es la reconstrucción de una capilla de calcita de Amenhotep II, que linda con su vecina, la Capilla Roja de la reina Hatshepsut, a la entrada del museo al aire libre del templo. Aunque la capilla de Amenhotep está construida con distintos tipos de piedra, la mayoría es de calcita. Dos bloques enormes de 12 toneladas forman la segunda capa de las paredes laterales de la capilla y llevan inscripciones verticales que describen el matrimonio diplomático entre el faraón Ramses II y la hija del rey de los hititas, tras la firma del tratado bilateral de paz.

Los lados laterales de enorme bloque del techo de la capilla están equipados con impresionantes protuberancias. Son muy visibles desde la cara exterior izquierda de la capilla, pero en la derecha tanto la cara decorativa como las protuberancias han desaparecido completamente. Se ha encontrado una estela de granito de Amenhotep II así como algunos elementos decorativos que narran la gloria del faraón y se encuentran esculpidos horizontalmente en los enormes bloques de calcita de la capilla.

“Reconstruir una capilla tan desconcertante fue un trabajo verdaderamente impresionante llevado a cabo por el equipo franco-egipcio”, dijo Sabri Abdel- Aziz, jefe del departamento de antigüedades egipcias del Consejo Supremo de Antigüedades (SCA).

Abdel-Aziz dijo que la mayoría de los bloques de la capilla han sido diseminados por todo el templo de Karnak. Dos bloques de calcita se encontraron dentro del templo de Mut, y habían sido reutilizados para una estela por Ramses II. La placa del techo de la capilla de 90 toneladas fue encontrada dentro del ala sur del tercer pilón, mientras que algunos elementos decorativos fijados a la pared posterior de la capilla, se encontraron también reutilizados en los cimientos de la puerta exterior construida contra la puerta del cuarto pilón por Tutmosis IV. “La mayoría de estos bloques necesitaban desesperadamente una restauración” afirmó el restaurador Mohamed Hussein. Añade que los bloques más frágiles están entre aquellos encontrados en el templo de Mut. Padecían profundas roturas, un índice muy elevado de humedad y sales que cubrían la mayoría de la superficie. Asi mismo, los elementos decorativos tenían puntos oscuros.

Para llevar a cabo una reconstrucción adecuada y exacta, Hussein dijo que todos esos bloques tendrían que ser reforzados y reducir las grietas.

Para separar los bloques auténticos de los cimientos de la capilla del suelo, con el fin de reducir los factores de erosión y el nivel de agua subterránea, que podría aparecer en cualquier momento, se han colocado unos cimientos falsos similares a los originales Hussein prometió que la próxima temporada se realizará un proyecto de restauración completo para devolver a la capilla de calcita de Amenhotep su gloria original.

François Larché, director del Centro Franco-Egipcio de los Templos de Karnak (CFEETK), dijo que los estudios arquitectónicos llevados a cabo en la capilla reconstruida han revelado que fue erigida antes que el Cuarto Pilón, entre los dos obeliscos de Tutmosis. Se van a llevar a cabo más estudios en las temporadas arqueológicas consecutivas para descubrir el diseño original de la capilla.

El lado oriental del Lago Sagrado, dedicado a las viviendas de los sacerdotes que servían en el templo, ha sido otro lugar de trabajo como continuación de las excavaciones llevadas a cabo desde los años 70. Este año, los arqueólogos han descubierto numerosos fragmentos de cerámica, elementos simbólicos, sellos grabados y monedas que datan del reinado del faraón Shashanq I de la dinastía XXII, así como trozos de arcilla y cacharros de las dinastías XXVI y XXVII.

Se encontraron lingotes de plata y dos monedas de plata, originarias del norte de Grecia y que databan de la dinastía XXVII aproximadamente, en la casa número cinco. “Este nuevo descubrimiento enfatiza la riqueza de su dueño, y tiene gran valor ya que establece una cronología, situando el tesoro en el momento histórico de la debacle persa”, afirmó Abdel-Aziz, que también añadió que las excavaciones revelaron que los habitantes de las casas eran, sin duda, de un rango elevado. Se han encontrado varios títulos de los sacerdotes, entre ellos, el del sacerdote a cargo de la apertura de la capilla dorada de Amón.

En el área del muro atribuido a Tutmosis III, las excavaciones de salvamento realizadas en 1970 y en 2001 probaron que había una gran actividad en este área antes del comienzo del Reino Nuevo. La arqueóloga Aurelia Masson dijo que las recientes excavaciones han permitido la identificación de ocho fases de ocupación, ayudados por los diversos y abundantes materiales: cerámica, impresiones de sellos, herramientas de piedra, perlas y elementos simbólicos. Como indicadores cronológicos, estos objetos también dan testimonio de la función del lugar donde se han descubierto. El trabajo de excavación, dijo Masson, ha permitido la dentificación de tres periodos históricos principales que van desde el rincipio de Primer Periodo Intermedio hasta el comienzo de la Dinastía XII y desde el periodo de la Dinastía XII que va del faraón Sesostris II a Amenemhat III hasta a la Dinastía XIII.

Para unir las nuevas excavaciones con las antiguas, se ha quitado el relleno moderno y se ha excavado la zanja de cimientos del muro del recinto. Comenzaron a aparecer nuevas estructuras. Se encontró el edificio de una panadería de la Dinastía XII, junto con moldes de pan, jarras para el almacenamiento de cereal y hoces, así como silos asociados a molinillos y trituradores. Al norte de estas estructuras, se descubrió una gran cantidad de madera dentro de un espacio delimitado por paredes de ladrillos de barro, al mismo nivel del suelo de la panadería. A pesar de que los niveles que están en conexión con la madera hallada no han sido todavía excavados, Masson dijo que era posible imaginar un taller cuyas sobras eran utilizadas como combustible para la panadería. Los talleres con diversas funciones podrían estar mezclados en este área.

Geólogos británicos han realizado un estudio geológico para completar la estratigrafía de la zona. La geóloga Sally Ann Ashton dijo que las muestras tomadas hasta una profundidad de 72 metros atestiguan la ocupación humana, mientras que bajo ese nivel solamente aparecen capas de arena y limo. El sondeo alcanzó una profundidad de 73,8 metros, revelando una ocupación que data de la Dinastía XI. “Según va apareciendo la segregación, los dos metros de estratigrafía que tienen que cavarse todavía permitirán comprobar si existen restos anteriores a la Dinastía XI”, dijo Ashton.

Las excavaciones continuaron en las catacumbas osiríacas simbólicas halladas en la parte nororiental del Templo de Karnak. Las catacumbas son abovedadas y de ladrillos de barro y datan del último periodo dinástico saita, e incluyen tres niveles de enterramientos en forma de nicho.

La parte superior es la más completa, situada más cerca del nivel del suelo exterior. Se desenterraron muchas estatuillas pequeñas osiríacas con forma de momia, hechas de arena y yeso con la forma de un cuerpo que porta la corona blanca, y están decoradas con representaciones de los “cuatro hijos de Horus” y con un elemento ovalado plano cerca de la cabeza, posiblemente un escarabajo. Las catacumbas son tumbas simbólicas de Osiris y es donde se llevaba a cabo un ritual funerario anual en el mes de Khoiak., mes asociado con los ritos funerarios conmemorativos de la vida, muerte y renacimiento de Osiris.

En este lugar se han recogido aproximadamente 40.000 fragmentos pintados de caliza y algunos frágiles trozos de yeso y son las mejores decoraciones conservadas del corredor sur de las catacumbas. Muestran los 77 dioses guardianes al lado del cuerpo del faraón. Se ha puesto en marcha un proyecto para reensamblar los fragmentos y ya se han unido un gran número de ellos. Una vez completado, lo cual se espera que tarde otro año, el relieve será reconstruido.

El trabajo de excavación en el Quinto Pilón ha sido llevado a cabo con el fin de redibujar la planificación de las estructuras de ladrillos de barro. “Destapamos una estructura cuadriculada de paredes paralelas y perpendiculares bajo los niveles fechados en el Reino Nuevo, así como materiales de cerámica que nos permitieron fechar las paredes paralelas desde finales de la dinastía XI y principios de la XII”, dijo Larché. “También pudimos relacionarlas con las otras estructuras de ladrillos de barro despejadas el año pasado en la zona central”.

Larché dijo que había dos hipótesis propuestas para el uso al que estas paredes estaban destinadas: podían ser los cimientos de un recinto o de un pilón de ladrillo de barro. Como ocurre en el patio norte en el Quinto Pilón, hay fragmentos de un arquitrabe de arenisca dedicada a Sesostris I, así como fragmentos de columnas octogonales de arenisca, fueron utilizadas en el patio sur como cimientos para la base de la columnata de Tutmosis I. Mientras se estaba investigando en el extremo norte de los vestíbulos construidos por la reina Hatshepsut para determinar la fecha exacta de los cimientos de las capillas de Tutmosis III, el egiptólogo Guillaume Charloux destapó un estrecho canal de agua de 20 metros de longitud bajo el pavimento de la capilla situada en el extremo este.

El canal discurre en dirección norte hasta la cara sur de la pared interior. Hacia el sur, el canal estaba cortado donde fueron construidos los vestíbulos de Hatshepsut. El estudio estratigráfico, dijo Charloux, permitió datar el canal en el reinado de Amenhotep I, ya que los cimientos de una pared se construyeron en tiempos de este faraón y se tuvo en cuenta el paso del canal. “El canal está compuesto de dos recorridos perfectamente ajustados y sellados con yeso para hacerlos impermeables”, dijo Charloux.

Entre los proyectos de restauración más significativos, y habiendo sido totalmente logrado por restauradores egipcios, se encuentra la consolidación y extracción del escarabajo de granito rojo de Amenhotep III situado en el lado norte del Lago Sagrado, el cual ha sido trasladado al lado oeste del lago, con el fin de tener más separación para el flujo de turistas que entran al templo. Antes de trasladarlo se llevaron a cabo una limpieza y consolidación exhaustivas del mismo.

El próximo mes, dijo Zahi Hawass, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades (SCA), el Ministro de Cultura emitirá una propuesta internacional para instalar un sistema de desagüe adecuado en las áreas de viviendas familiares que rodean los templos de Luxor y Karnak, así como la instalación de nuevos sistemas de irrigación para vaciar y desviar el agua de irrigación sobrante de los dos templos. La oferta irá seguida de dos años de estudios llevados a cabo por una compañía sueca, SWECO, que participa en intervenciones de daños causados por el agua, en colaboración con la Agencia de Desarrollo Internacional de los Estados Unidos de América (USAID), con el fin de prevenir la infiltración de aguas subterráneas en los dos templos.

Abdel-Hamid Qutb jefe del departamento de ingeniería de la oficina de la secretaría general, dijo que como primer paso antes de que los estudios se hayan completado, el Ministerio de Riego había probado una variación en el sistema de riego utilizado en los cultivos de caña de azúcar, el cual implicaba conectar el método tradicional de riego por esclusa a un sistema de rociadores. Ahora, 100 feddans en cultivo en la zona oeste del templo emplean este sistema.

“La subida del agua en este periodo es algo natural,” dijo Holeil Ghali jefe de antigüedades del Alto Egipto. Añadió que hay tres razones para la subida del nivel del agua. La primera es el cultivo de caña de azúcar al lado del templo, la segunda es la elevación del nivel del Nilo en Julio y Agosto. “La tercera”, dijo, “es el débil sistema de desagüe en las barriadas que hay detrás de Karnak.” Se espera que por lo menos alguno de estos problemas se pueda solucionar.

CONSERVAR EL VALLE: En el Valle de los Reyes, en la orilla oeste de Luxor, donde los grandes faraones fueron llevados a descansar, la SCA está llevando a cabo otro proyecto de gestión del lugar con un presupuesto de 2,6 millones de dólares otorgados por el gobierno japonés. Este proyecto aspira a desarrollar y mejorar el área del Valle de los Reyes con un Centro para Visitantes mejorado, un nuevo sistema de seguridad y reglas más estrictas para los visitantes. Abdel-Aziz, jefe del Departamento de Antigüedades Egipcias del SCA dijo al Al-Ahram Weekly que además de mejorar el alumbrado y hacer algún trabajo de restauración en la mayoría de las tumbas, el proyecto de desarrollo proporcionaría un Centro para Visitantes similar al del Templo de Abu Simbel.

El centro estaría equipado con una sala de lectura y una sala de proyección que muestre documentales sobre los importantes descubrimientos del último siglo, tales como el descubrimiento de la tumba de Tutankhamon así como otros documentales sobre los proyectos de restauración más importantes, incluida la restauración de la tumba de Nefertari. También se expondría una selección de fotografías que mostraran la mayoría de los relieves más importantes de las diversas tumbas que se encuentran en el valle.

También habrá tiendas de libros y bazares con réplicas. Como parte del proyecto de gestión del valle, habrá una gran zona de aparcamiento a la entrada del valle. Los visitantes entrarán y saldrán de la necrópolis en un tren que funcione con baterías y que conste de seis vagones pequeños.

Se instalará un mecanismo de control climático dentro del valle para controlar el nivel de humedad dentro de cada tumba. Los relieves han sido negativamente afectados por la respiración de los visitantes. El proyecto de trazado del mapa del valle se desarrollará paralelamente al desarrollo que se ha planificado con posterioridad. Intenta proporcionar un mapa detallado y una base de datos de cada rasgo arqueológico, geológico y etnográfico del valle, como un paso para proteger y preservar este magnífico lugar.

Para proteger el Valle de los Reyes se va a instalar un sistema de seguridad de alta tecnología, similar al que está operativo el Museo Egipcio. El sistema incluye cámaras CCTV móviles y fijas, para proteger los pasillos y las cámaras de las tumbas, así como el área que las rodea, bajo una estrecha y continua vigilancia.

Fuente: Al-Ahram weekly on line
http://weekly.ahram.org.eg/2004/698/hr1.htm

Reseña: Rosa Ocaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *