Las nodrizas reales de la Dinastía XVIII
Por Naty Sánchez Ortega
1 agosto, 2017
Modificación: 1 agosto, 2017
Visitas: 3.302

Nodriza de la Gran Esposa Real

Hemos hablado anteriormente de la Nodriza de la Diosa, siendo “la diosa” la Gran Esposa Real Nefertiti. No obstante, es un caso muy específico, pues Nefertiti es excepcional en el marco de la realeza egipcia y su nodriza fue la única mujer en tener ese título, hasta donde he podido constatar.

En el famoso escondrijo de las momias reales situado al sur de los templos de Deir el-Bahari (DB 320), se encontró la momia de una mujer llamada Ray. Estaba entre las numerosas personalidades del Reino Nuevo que habían sido depositadas allí durante el Tercer Período Intermedio. Las inscripciones la presentan como nodriza de la reina Ahmés-Nefertary, la mujer que impulsó, junto con Ahmose y Amenhotep I, el esplendor de la Dinastía XVIII. La ubicación secundaria del cuerpo nos impide saber si dispuso de tumba propia o en qué circunstancias fue enterrada, pero, una vez más, su presencia entre tan ilustres compañeros, señala que recibió una consideración especial postmortem en relación con su ocupación en vida.

A principio del siglo XX se localizó en la tumba KV60 el sarcófago y la momia de una mujer llamada Satra (CCG61065). En vida fue la nodriza de Hatshepsut y tuvo el extraordinario honor de ser enterrada en el Valle de los Reyes. La ubicación de la KV60 está próxima a la KV20, tumba original de Tutmosis I y Hatshepsut, de donde se cree que posteriormente la reina fue extraída y depositada en KV60, junto a su nodriza, pero las pruebas no son concluyentes a la hora de confirmar que la otra momia femenina, una mujer mayor y algo obesa, se corresponda con Hatshepsut. 

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12