Cleopatra es Elizabeth Taylor
Por Cesareo Alfonso García
19 octubre, 2017
Modificación: 19 octubre, 2017
Visitas: 747

Con esta película de 1963, dirigida por Joseph L. Mankiewicz, ganadora de cuatro premios Óscar, con un costo de producción altísimo para la época y con múltiples anécdotas, se logró algo muy significativo y curioso para la Historia, el Cine y la Egiptología: que un personaje histórico (Cleopatra VII) sea identificado o reconocido visual, estilística y fisonómicamente en la persona que interpretó el rol (Elizabeth Taylor). A menudo parece que Elizabeth Taylor fuese la genuina Cleopatra o su equivalente ( Cleopatra = Elizabeth Taylor).

elizabeth-tylor-cleopatra

En el consciente colectivo y la libre e inmediata asociación popular, Dame Elizabeth Taylor es tan Cleopatra como la original. Es curioso este efecto conseguido por la película y la interpretación de la gran actriz. Todo ello aún teniendo en cuenta las numerosas y variadas diferencias existentes, las múltiples licencias tomadas y la falta de rigor histórico del filme. No obstante, esta película se ha convertido en uno de los hitos artísticos que más nos acercan a Egipto, a su cultura e historia. Elizabeth, en palabras del propio Richard Burton (Marco Antonio) “no actuaba tratando de interpretar a Cleopatra; ¡Elizabeth era Cleopatra!”.

Como curiosidades se pueden citar:

– Que Taylor cobró la exorbitante suma de 7 millones de dólares de la época (47 actuales).

– La escena de la entrada de Cleopatra a Roma demoró seis meses en realizarse porque el director de fotografía pensaba que la luz natural de Roma no era la apropiada.

– El film tiene una duración original de 6 horas que fue recortada a 4 y después a 3 horas.

– Elizabeth ostenta un récord con sus 65 cambios de vestuario, por lo que la Diseñadora Irene Sharaff ganó el premio Óscar. Cabe destacar que la diseñadora no se guió por ninguna verosimilitud histórica; lo importante era que Elizabeth se viese lo más llamativamente bella posible. Y lo logró magníficamente.

– Elizabeth Taylor enfermó gravemente durante el rodaje y de urgencia se le practicó una traqueotomía, por lo cual el rodaje tuvo que interrumpirse.

– La película tardó 3 años en rodarse.

– La maravillosa capa de oro de 24 quilates que la actriz lució para la entrada a Roma y para su suicidio fue subastada en 2012 en 59.375 dólares.

– Durante el rodaje, Taylor y Burton iniciaron uno de los romances más recordados de la historia del cine.

Así, este controvertido pero fabuloso film, constituye una de las delicias visuales que, a su manera, nos acercan a Egipto y a su encanto. Y por supuesto, convierte a Elizabeth Taylor en la imagen que el mundo y la visión popular tienen acerca de Cleopatra; estableciéndose como un ícono que superó a las anteriores intérpretes así como a las posteriores y ocupando un trono del que aún no ha podido ser desplazada.

Recordemos a otras actrices que interpretaron este rol:

Theda Bara (Cleopatra – 1917), Claudette Colbert (Cleopatra – 1934), Vivien Leigh (César y Cleopatra – 1951), Sophia Loren (Las noches de Cleopatra – 1953), Leonor Varela (Cleopatra -1999),Monika Absolonová (Kleopatry byla za rok – 2002), Monica Bellucci (Astérix y Obélix: Misión Cleopatra – 2002), Lindsey Marshal (Roma – 2005),  y ahora, posiblemente Angelina Jolie en la nueva versión que desde hace años se está preparando desde que se adquirieron los derechos.

Mientras tanto, Elizabeth continúa siendo Cleopatra…

 

Por Cesareo Alfonso García
(Autor del artículo y de la obra que lo ilustra – *220379410271)