Vida cotidiana y sociedad en el antiguo Egipto

Desde épocas remotas, el antiguo Egipto ha ejercido sobre nosotros una extraña fascinación. Nos ha legado impresionantes pirámides, grandes templos, y toda clase de restos arqueológicos de indudable importancia. Pero a veces, cegados por esta inmensa riqueza material, olvidamos a los hombres y mujeres que la hicieron posible. La grandeza de una civilización no se mide únicamente por sus construcciones, gestas políticas o su mitología, sino por simples pero significativos hechos cotidianos, como la posibilidad de acceder a la enseñanza, al ocio, a una buena nutrición... en suma: a la felicidad. Estos y muchos otros aspectos nos sorprenden de la cultura faraónica. Desde esta sección, aprendiendo de las soluciones que encontraron a sus problemas, del enfoque que daban a sus pensamientos, podremos incorporar a nuestras vidas algunos elementos tan arraigados en la cultura egipcia, como son la armonía con la naturaleza, el deseo de justicia, la tolerancia de su sociedad y su inmenso amor por la vida.

Núria Castro i Jiménez 
administracion@egiptologia.com

De la sobriedad de les túnicas ajustadas al cuerpo del Imperio Antiguo hasta la suntuosidad de los vestidos plisados de Imperio Nuevo, en un juego de superposiciones y transparencias cargadas de insinuante sensualidad, la moda del Antiguo Egipto recorrió un largo camino que finalizó con la llegada de la influencia griega de la época ptolemaica. Sin discriminación de sexos, el cuidado personal era compartido por hombres y mujeres, independientemente del físico o de las deformidades. No importaba si eras gordo o delgado, enano o gigante; el cuerpo era bello y digno de recibir toda clase de cuidados. En esta sección aprenderemos una lección sobre la que nuestra sociedad actual debería reflexionar.

En el antiguo Egipto existieron muchos oficios y profesiones. Gracias al arte, la arqueología y los textos podemos conocer como era el trabajo de agricultores y ganaderos, pero también de carpinteros, zapateros, matarifes... En esta sección nos adentraremos en esta temática, teniendo en cuenta también las técnicas asociadas a estos variados oficios.

Maat es la divinización de un concepto tan hermoso como complejo: la Justicia, la Armonía y el Orden Cósmico. Según el pensamiento egipcio, era el motor que regía el Universo; sin Maat, el mundo estaba abocado al caos. Desde la más tierna infancia, niños y niñas eran educados en el respeto a sus semejantes. Todas las personas eran iguales ante la ley, una ley consuetudinaria cuyos testimonios han llegado hasta nosotros en forma jurisprudencia; de escritos y sentencias formando parte de sumarios impregnados de deseo de justicia social. En esta sección haremos hincapié en éste aspecto poco conocido de la civilización del antiguo Egipto.