Alexander Henry Rhind (de Sibster)
Por José Antonio A. Sancho y Gerardo Jofre
1 julio, 2008
Modificación: 12 febrero, 2017
Visitas: 5.044

Alexander Henry Rhind (de Sibster)

Wick (Caithness-Escocia-Reino Unido) 26-07-1833/La Majolica (Lombardía-Italia) 3-07-1863

Hijo de Josiah Rhind y Henrietta Sinclair, Alexander Henry Rhind nació en la ciudad escocesa de Wick dónde su padre era un afamado banquero. Fue educado en un colegio de Pulteneytown, hoy distrito de Wick, en el que conocería al Sr. Andrew Scott, un profesor de lenguas orientales con quien parece empezaría a interesarse por el mundo antiguo, y con 15 años Rhind ingresaría en la Universidad de Edimburgo dónde iniciaría estudios de Historia Natural (1848-1849), y de Filosofía (1849-150). Sería durante ciertas conferencias que impartiera el historiador y anticuario Cosmo Innes cuando empezase a implicarse en el estudio de la historia y arqueología más cercana, la del Condado de Caithness, llegando incluso a excavar en los túmulos neolíticos de Yarrows Hills o Kettleburn de los que publicaría muy variados trabajos para el Archaeological Journal de la Sociedad de Anticuarios de Escocia, y de los que acabaría siendo un gran experto cosa que le llevaría a viajar por los principales museos arqueológicos de Países Bajos, Suiza, Italia, Austria, Sajonia, Prusia o Dinamarca.

En 1853, tras surgirle algún problema pulmonar, decidió poner fin al ejercicio físico al que le conducían las excavaciones y al duro clima escocés, e iniciaría una carrera de derecho que al poco abandonaría por el agravamiento de su enfermedad. En busca de un clima más benigno trasladaría su residencia a la ciudad costera de Bristol, en el sur de Inglaterra, hasta que en 1855 se le planteó la oportunidad de viajar a Egipto, y excavar en la necrópolis tebana. Así lo hizo durante los inviernos de 1855-1856 y de 1856-1857. Por entonces publicaría su primer artículo dedicado a Egipto: “On one of the simple forms of Burial in use among the Ancient Egyptians, observed in a recent excavation at Geezeh (1854-1857). Pero también recorrería otros países europeos entre los años 1858 y 1862 como España, Argelia, Francia, Italia e Islas Madeira dónde aprovecharía para ampliar sus conocimientos arqueológicos y/o antropológicos.

En 1862 publicaría su memoria arqueológica, “Thebes: Its Tomb and their Tenants, Ancient and Present, including a Record of Excavations in the Necropolis”; un trabajo considerado aún hoy excelente para su época en el que dedicó muy trabajados capítulos a la historia, así como a las tumbas tebanas.

Pero quizás su hecho más sobresaliente fuera la compra del llamado “Papiro Rhind” (también llamado Papiro Ahmose); un documento de unos 6 m de longitud que adquiriría en 1858 en Luxor, al parecer, producto de alguna excavación ilegal realizada en las inmediaciones del Rameseo, y hoy atesorado en el British Museum de Londres. En él, un escriba de nombre Ahmose que vivió en tiempos de los reyes Aauserra-Ipepi y Hetepibra-Jamudy de la XV dinastía recogió una serie de 87 problemas matemáticos con cuestiones aritméticas, fracciones, cálculo de áreas, volúmenes, progresiones, repartos proporcionales, reglas de tres, ecuaciones lineales y trigonometría básica que han hecho de él un referente obligado para la comprensión de las ciencias matemáticas en el Antiguo Egipto.

A su regreso a Egipto realizó un viaje por el Nilo durante los meses de enero y febrero de 1863 que le llevó desde el El Cairo hasta la 2ª Catarata, levando a cabo un estudio detallado del curso fluvial tomando, en diferentes puntos de su curso, datos tales como profundidad o sedimentación, así como determinados exámenes geológicos de las zonas por las que lo atravesaba y las influencias que ello produjo en la labor constructora de los egipcios. Tal trabajo, del que se guardan una buena parte de sus documentos, nunca fue editado, pero sí nos dan idea de la labor que Rhind llevaría a cabo durante aquéllos años en los que no era habitual este tipo de estudios en Egipto.

Lamentablemente su estado de salud marcó una vez más su destino, y ante un nuevo empeoramiento manifestado durante la travesía, que le habían derivado hacia a una hemoptisis, el 30 de marzo de 1863 se vio obligado a abandonar Egipto y trasladarse a su residencia de La Majolica en la Lombardía italiana con el propósito de recuperarse y volver a su tierra natal escocesa en lo que parece ya presagiaba iba a ser su último viaje. Mas su deseo no pudo verlo cumplido, pues en la noche del 3 de julio de 1863, y con apenas 30 años, Alexander Henry Rhind moriría en su bella casa italiana de las inmediaciones del Lago di Como, para diez días después ser enterrado en el cementerio de la antigua iglesia parroquial de Wick. En su testamento Rhind dejó, entre otros, una fortuna de 5000 libras para becar alumnos de la Universidad de Edimburgo, 400 para excavaciones de la Society of Antiquaries of Scotland, una importante biblioteca de unos 1600 volúmenes, o la fundación en la localidad de Sibster de una sociedad dedicada a la realización de conferencias sobre arqueología, etnología, etnografía, etc., cosa que se viene desarrollando desde 1876.

Bibliografía

  • An attempt to define how far the cymric encroached upon the Gaelic Branch of the early Celtic population of North Britain, Society of Antiquaries of Scotland (vol. I), Edimburgo, 1851-1854
  • An Account of an extensive collection of archaeological relics, and osteological remains from a “Pict’s House” at Kettleburn, Caithness, Society of Antiquaries of Scotland (vol. I), Edimburgo, 1851-1854
  • British Primeval Antiquities. Their present treatment and their real claims, Society of Antiquaries of Scotland (vol. II), Edimburgo, 1854-1857
  • On one of the simple forms of Burial in use among the Ancient Egyptians, observed in a recent excavation at Geezeh, Society of Antiquaries of Scotland (vol. II), Edimburgo, 1854-1857
  • Excavation of Tumuli at Caithness, made in the Summer of 1856, Society of Antiquaries of Scotland (vol. II), Edimburgo, 1854-1857
  • “Egypt; its Climate, Character and Resources as a winter resort”, 1856
  • The Law of Treasure-Trove: How it can be best adapted to accomplish useful results, Society of Antiquaries of Scotland (vol. III), Edimburgo, 1857-1859
  • On the Use of Bronze and Iron in Ancient Egypt, with reference to general Archaeology, Society of Antiquaries of Scotland (vol. III), Edimburgo, 1857-1859
  • Thebes: Its Tomb and their Tenants, Ancient and Present, including a Record of Excavations in the Necropolis, Longman Green Longman and Roberts, Londres 1862

Bibliografía ( sobre Rhind )

  • Memoir of the Late Alexander Henry Rhind, of Sibster, de John Stuart, Neill and Company, Edimburgo, 1864
  • Report to the Committee of the Society of Antiquaries of Scotland appointed to arrange for the Application of a Fund left by the late Mr. A. Henry Rhind for Excavating Early Remains, de John Stuart, Society of Antiquaries of Scotland (vol. VII), Edimburgo, 1866-1868
  • Facsimile of the Rhind mathematical Papyrus in the British Museum, de E. A. Wallis Budge, British Museum, 1898
Whatsapp
Telegram